Inicio / Ediciones Semanario / ¿Quién quiere matar a Álvaro Molina?

¿Quién quiere matar a Álvaro Molina?

Seis tiros en la puerta del lado del conductor del carro de Álvaro Molina, el líder social del barrio Amaneceres del Valle ubicado al sur de la capital del Cesar, fueron el anuncio que le manifestó que su vida corre peligro. Con el temor reflejado en sus ojos y arriesgándose al salir de su casa, dos días después del hecho, el joven líder describió lo que ha significado para él y su familia el aparente atentado contra su vida en la puerta de su residencia, el pasado martes 15 de mayo en las horas de la noche.
“A eso de las 8:30 de la noche llegaba yo a mi residencia, me bajé del carro, yo iba solo en mi automóvil, mi esposa abre la puerta y me pregunta si abre la reja, yo le dije que no porque pensaba salir nuevamente, en ese momento salí y caminé hasta la esquina, cuando llego ahí, sentí cuatro tiros y después dos más, cuando yo salgo corriendo, un tipo vestido de negro sale hacia el monte, cuando me acerco a mi casa encuentro a mi esposa en shock porque ella se quedó ahí en la puerta al frente del carro, cuando veo que los impactos que había escuchado fueron a mi automóvil”, así inicia el relato de lo que para Álvaro Molina, ha sido el momento más angustiante de su vida.
“No sé si la persona que me hizo el atentado pensó que aún estaba en el carro y no se dio cuenta que ya había bajado, él corre y prácticamente yo me lo tropiezo. Es muy preocupante porque estaban mis hijas, mi esposa presenció todo el hecho, habían muchos niños en la cuadra”, agrega Molina.

¿Por qué lo quieren matar?

Pese a que aún es desconocido el nombre de quien quiso cegar la vida de este líder social, al parecer el hecho tiene un origen, y es que ha sido este valduparense el que no ha tragado entero, el que no se ha comido los aparentes sapos que han querido mostrarle a la ciudad y que además de ellos se ha atrevido a denunciar, sin embargo, manifiesta que no sabe por qué quieren apagar su voz, aun cuando precisa que hace más de nueve meses fue objeto de intimidación.
“A raíz de las denuncias que hemos hecho como líderes sociales, nos hemos ganado muchos problemas con contratistas y muchas familias de esta ciudad porque les hemos dado en la llaga por las irregularidades que hay en Valledupar, hace nueve meses fui objeto de amenaza de una camioneta de gama alta, color blanco y sin placa, que se cruzó y me cerró el camino en mi carro, era nueva y es un carro que ningún pobre lo tiene”, dijo Molina.
Según afirma el líder social, de esa camioneta se bajaron dos tipos, quienes se acercaron a la ventana de su carro y le dijeron “que como siguiera tirándomela de guapo, ‘el chacho’, metiéndome en cosas que no me interesaban me iban a llenar la boca de plomo. Lo cierto es que no sabría decir de dónde vino porque cuando se presentó ese hecho habían unos sucesos muy notorios en cuanto a las obras del SIVA y las denuncias de los concejales de Valledupar”, expresó Molina.
Lo cierto es que pese a que hay antecedentes de amenazas e intento fallido de asesinato, Molina no cuenta con la protección necesaria para salvaguardar su vida, toda vez que como él mismo dice ‘soy un líder social, no soy de la clase alta.”
“El ser un ciudadano que defienda los intereses de la ciudad, no vale, terminan asesinándolo a uno en las esquinas, termina uno siendo un líder más de los listados de criminalística, y con temor lo digo, así va a terminar mi vida, porque las cosas no las hacemos motivados por un interés económico o político, lo hacemos por un interés social, de ciudad”, expresó el líder social de Amaneceres del Valle.
Por ahora la Policía está brindado el apoyo con el cuadrante del sector, el cual según Molina, ha venido haciendo un recorrido bastante recurrente por su vivienda, sin embargo, afirma que esto será de una semana y ya, porque todo pasa. “La policía ha tomado las medidas correspondientes, está haciendo las investigaciones, pasa constantemente el cuadrante, están pendiente cada momento, para dónde voy para hacerme el debido acompañamiento; pero esto ahora pasa, esto es la primera semana”, expresó el líder, quien la semana pasado sufrió un atentado contra su vida.

Estas han sido las denuncias

Álvaro Molina ha sido incisivo en denunciar diversas situaciones de la ciudad en las que ha considerado hay irregularidades, entre esas y la más latente son las obras del Sistema Integrado de Transporte de Valledupar (SIVA), las cuales desde hace varios años han estado en la picota pública, gracias a que el líder no ha dudado en alzar la voz.
“En el Siva paramos las obras desde el inicio, antes que empezaran denunciamos que se iban a presentar una cantidad de exabruptos y daños en la infraestructura, que la obra no iba a servir y eso les generó a ellos muchos problemas, tanto de señalamiento de la dirigencia, tanto de la propia ciudadanía”, expresó el líder comunitario.
Otra de las denuncias hechas por Molina fue hacia los concejales de Valledupar que eligieron a Álvaro Castilla Contralor Municipal, “enfrentamos esa lucha por la inhabilidad de los 13 años, las irregularidades que se presentaban sobre unos presuntos hechos de corrupción en la misma Procuraduría, donde se sabía que iban a salir ilesos del caso”, puntualizó Molina.
Por último al caso al que hace referencia Molina y que quizá es al que menos eco le han hecho en los medios de comunicación, fue el aparente robo de unos predios de la administración municipal, ubicados cerca al barrio Amaneceres del valle, barrio en el que él reside, sin embargo, este líder no se atreve a mencionar o por lo menos sospechar quién lo quiere muerto.
“No puedo decir de donde viene el tema de querer matarme, sería irresponsable decir que este o aquel, lo que sí está claro es que en el camino de nuestra labor social, terminaremos como uno más, como Garzón, como un líder más que quería algo diferente”, aseveró Álvaro Molina.

No dejará la causa

“A mí me preguntaba una persona que si me iba a alejar de esta causa y yo le decía es preguntarle al cuerpo si se aleja del oxígeno, sin eso no puede vivir, y la causa noble que lleva uno por dentro, no se puede dejar pasar, porque es algo que me mueve”, precisó Álvaro Molina.
Asimismo envió su mensaje a todos los líderes que como él luchan por una mejor ciudad, para que no desfallezcan en la causa y que continúen sin temor a que la violencia apague su voz. “No desfallezcamos porque la causa es muy noble, al final la gente no lo ve, pero la satisfacción es que con el granito de arena que cada uno ponemos, vemos una ciudad eficiente, que cada día va creciendo como queremos que sea”, acotó Álvaro Molina, líder social del barrio Amaneceres del Valle.

Recomendada

En Valledupar las mujeres se preparan para influenciar la sociedad

Durante los días 19 y 20 de octubre en las calles de la capital del …

Deja un comentario