Inicio / Ediciones Semanario / Tuto Uhía le dijo chao a la cicloruta

Tuto Uhía le dijo chao a la cicloruta

Después de dos años y de una inversión que supera los mil 200 millones de pesos, la Alcaldía de Valledupar a través de la secretaría de Tránsito dio paso al levantamiento de las señales utilizadas para determinar el uso exclusivo de bicicletas, proyecto que se ejecutó en el gobierno del exalcalde de Fredys Socarrás Reales y que para ese entonces levantó ampolla por el sector en el que fueron construidos, toda vez que afectaba de forma directa al sector comercio.

La acción que responde a un procedimiento administrativo inició el pasado martes 12 de diciembre y fue recibida de manera positiva por los habitantes de la ciudad, quienes aplaudieron la acción de la Alcaldía de Valledupar, esa misma que el mandatario Augusto Ramírez Uhía prometió cuando era candidato a este cargo, que a su llegada al palacio municipal él mismo quitaría los bolardos que adornaban la calle 17 y la carrera novena, sin embargo el proceso no era fácil, estaban en juego millonarios recursos y el final podría ser perjudicial, pues se generó un detrimento.

El contrato que fue liquidado el 30 de diciembre de 2015 y con el que la administración anterior aparentemente terminó de raspar la olla fue un fiasco total, cabe recordar que a las semanas el rechazo de la comunidad se reflejó a través del daño de esta infraestructura, frente a lo que no se hizo nada.

 

¿Cómo lo lograron?

El secretario de Tránsito de Valledupar Víctor Arismendy, explicó cómo la administración municipal al final pudo determinar el retiro de esta cicloruta. “Es un acto administrativo que expide la secretaría de Transito de Valledupar y que se argumenta con documentos técnicos, nosotros hicimos mediciones del uso de la cicloruta y es muy bajo el número de usuarios de bicicleta que la están usando hoy en comparación con lo que se tenía instalado, los elementos de señalización ya estaban en su mayoría obsoletos, muchos de ellos ya no existían, igualmente el espacio público estaba  siendo ocupado por las ventas ambulantes y lo que hicimos fue recuperar el espacio público y darle paso a la movilidad.”

Quien además expresó que el tiempo de vida útil de esta cicloruta según lo estipulado en el contrato firmado en el año 2015 por la anterior administración era de un año, por lo que al haber transcurrido dos años de su construcción, el gobierno de Ramírez Uhía no estaría envuelto en líos jurídicos.

Esto y muchas cosas más fueron citadas por el funcionario, “el Plan de Ordenamiento Territorial vigente, el plan maestro de movilidad lo que nos indica que es algo que no estaba, entonces digamos que uno tiene que hacerle caso a los estudios técnicos, sabemos que la administración anterior construyó la cicloruta de muy buena fe, Valledupar es una ciudad encaminada al transporte sostenible y nosotros seguimos haciendo uso de la bicicleta, no significa que con levantar unos elementos de señalización no estamos promoviendo el uso de la bicicleta, vienen más kilómetros de cicloruta para la ciudad pero pensada de una manera diferente.”

Además de eso, la sectorial se basó en unas encuestas hechas por la Cámara de Comercio de Valledupar y la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO) a más de 120 comerciantes, en las que se encontró que el 84% de la cicloruta en el sector que estaban ubicadas ha sido negativo. “Lo que se hizo fue escuchar el clamor ciudadano, el sector ciudadano, el sector comercio, al gremio transportados y darle una solución de movilidad a todo el conjunto de la sociedad”, expresó Arismendy.

Por su parte el concejal Yesith Triana quien para la época de la cicloruta también era Corporado municipal dijo que, “El contrato no solo obedecía a la construcción de la cicloruta, sino también unas intervenciones viales en la ciudad, creo que el alcalde debe haberse ajustado a la ley, a la norma y es conveniente porque esta cicloruta venía afectando a todos los comerciantes de la calle 17 y de la carrera novena donde prácticamente algunos venían desapareciendo su actividad comercial.”

Asimismo el corporado Wilber Hinojosa, quien fue uno de los proponentes del debate que se realizó en octubre del 2016 alrededor de este proyecto manifestó que, “esta acción de la administración municipal es muy acertada, en octubre hicimos un debate no solo político sino técnico y jurídico donde demostramos la evidencia de la falta de planeación contractual en donde el proyecto matriz para la cicloruta del Sistema Estratégico de Trasporte estos dos tramos que se utilizaron no estaban contempladas, la cicloruta estaba contemplada para la calle 44 y en la avenida Simón Bolívar.”

 

Una platica mal invertida

Que ya se hayan perdido más de mil 200 millones de pesos en una obra a la que no se le dio uso es algo que ha generado inconformidad en la ciudadanía, toda vez que estos son recursos que pudieron haberse invertido en otra obra que si fuera para beneficio de la comunidad, ahora, el levantamiento de esta preocupa, porqué se considera que se debió invertir más recursos para realizar este procedimiento, sin embargo el secretario de Tránsito aseveró que no fue necesario contratar ni invertir recursos en esto.

“No tiene costo porque lo estamos haciendo con personal que ya venía siendo contratado de la alcaldía, elementos que ya teníamos, aquí estamos participando todos, las secretarías de Obras, Transito y General, no hubo necesidad de hacer un contrato adicional para hacer el retiro de los elementos”, explicó el secretario de Tránsito.

 

Los más alegres, los comerciantes

Cuando inició la construcción de la cicloruta, el sector comercio ubicado en la calle 17 y la carrea novena fueron los más inconformes, a través de diferentes formas demostraron la molestia que les causaba este proyecto, a lo que sumó la disminución en las ventas, al final concluían que estas ciclorutas los perjudicaban, razón por la que para la semana pasada cuando vieron que los funcionarios de la administración municipal iniciaron los trabajos de levantamiento se mostraron satisfechos.

“Por un lado bueno, porque va a ser más transitable la vía, no se va a formar tanto trancón, lo que si es que mejora el comercio”; dijo Sebastián Yepes, comerciante.

“Me parece buena idea lo que hicieron, ya se va a sentir la calle más despejada y va haber más movimiento, mejora el comercio porque todo se va movilizando mejor”, aseveró Jennifer Perdomo, comerciante.

“Muy bien que hayan levantado esto porque el tráfico estaba un poquito pesado por acá y el comercio estaba bajando bastante, esperamos que con esto mejoren las ventas”; afirmó el comerciante Andrés Camargo.

“La finalidad de la cicloruta no era mala, lo que fue, es que estuvo mal planificada en una calle que no debía ser construida, porque si se necesita, pero la plata que se perdió deja mucho que pensar porque aquí deben de haber culpables de una mala inversión, se debe responder por esto”, aseveró Gustavo Sierra, comerciante.

“Me parece que ha sido lo mejor porque además de mejorar la movilidad no nos afecta tanto el negocio”, Zuleidy Torres.

 

Los que estuvieron en la lucha

Desde que el sector comercio empezó  a mostrar su descontento frente a este proyecto, el Representante Alfredo ‘Ape’ Cuello en compañía del abogado Melkis Kanmerer iniciaron la tarea de emitir recursos jurídicos para frenar la situación, propósito que llevaron a cabo cuando lograron recolectar un sinnúmero de firmas de políticos, comerciantes, y expertos conocedores del tema de movilidad en Valledupar, asimismo presentaron ante el Juzgado Civil de Valledupar una acción de tutela con lo que buscaban que un juez de la República pusieran a  consideración las pruebas que aportaban los accionantes para que suspendieran de manera definitiva estas obras.

Dentro de los derechos que según el documento presentaba, se alegaba la violando a los comerciantes, transeúntes, y conductores, serían, la libre locomoción, a la constitución de libre empresa, en conexidad con el derecho al trabajo, a la igualdad, a la propiedad privada, a la integridad física en conexidad con el derecho a la vida y al principio de prevalencia del interés general consagrado en la constitución política.

El rey de las tutelas y hoy candidato al Senado Melkis Kanmerer se manifestó frente al hecho realizado por la secretaría de Transito, recordando que desde este proceso arrancó tanto él como el Representante Alfredo ‘Ape’ Cuello estuvieron inquietos ante el clamor de la ciudadanía. “Actualmente tengo una acción popular, recogí más de tres mil firmas que se presentaron ante el Juzgado Tercero Administrativo, el alcalde estaba llenándose de requisitos, los comerciantes no estaban de acuerdo, muchos tuvieron que cerrar porque esa cicloruta los quebró, en la acción popular que cursa en este juzgado hubo el pacto de cumplimiento, en ese entonces el alcalde temía que si daba la orden podían tener una consecuencia disciplinaria, sin embargo, en el transcurso de la demanda el juzgado presentó medidas cautelares y se pudo comprobar que eso no estaba ahí y que el alcalde no debía responder patrimonialmente por un hecho que no fue en su gobierno, sino en el anterior.”

Cabe resaltar que La Calle siguió este proceso de la cicloruta desde que inició su construcción, mostrando el malestar del sector comercio y de la comunidad en general, asimismo las acciones interpuestas por el congresista ‘Ape’ Cuello y los resultados que frente a esta se fueron desarrollando.

Recomendada

¿Violador en libertad?

¿Qué pasó con el proceso de Ely?, la mujer que le contó a este medio …

Deja un comentario