Jueves , diciembre 14 2017
Inicio / Opinión / Columnistas / UN ABRAZO, DEJA HUELLAS
columnistaalciracorzo

UN ABRAZO, DEJA HUELLAS

Se ha comprobado que todos necesitamos UN ABRAZO para sentirnos bien, cuando nos abrazamos, llevamos vida a nuestros sentidos y reafirmamos la confianza en nuestros propios sentimientos. El abrazo es una forma de comunicarnos, porque se puede decir sin palabras, aquellas frases que cuestan trabajo expresar lo que sentimos, pero para que ese abrazo, ese contacto humano sea transformador es necesario que se acompañe de ternura y afecto, que sea sincero y deseado. Los abrazos además de hacernos sentir bien se emplean para aliviar el dolor, la depresión, la ansiedad. El abrazo nos brinda protección, seguridad, confianza; el sentirnos protegido por el abrazo es importante para todos, pero lo es más para los niños y los ancianos, quienes dependen del amor de las personas que lo rodean. Un abrazo equivale a decir: te necesito, te queremos, te agradecemos; un abrazo puede expresar alegría, cariño, gratitud, amor, satisfacción protección.
Los abrazos familiares son momento muy especiales y divertido que se le recomienda a todos, es ideal para reírnos, para tocarnos, para decirles que los queremos y que nos preocupamos uno por el otro, nos hace sentir que para cada núcleo familiar somos importantes. El abrazo entre esposos, equivale a decir: te amo, te quiero, te necesito, perdona mis egoísmos. El abrazo al hijo pequeño, equivale a hacerle sentir la ternura que él mismo nos inspira, le transmitimos seguridad y el afecto que necesita. El abrazo al adolescente, equivale a decirle: te queremos como eres, disculpa si no te comprendemos todas sus inquietudes ¡Cuenta siempre con nosotros! En el hogar el abrazo diario, fortalece las relaciones y reduce significativamente las fricciones.

“NO DEJES DE MANIFESTAR A TU FAMILIA ESE PEQUEÑO REGALO, DE DAR UN ABRAZO “
Quiero compartir con ustedes un artículo que encontré en la revista de Selecciones que se llama “El abrazo Salvador” se refiere a la vida de unas mellizas que al nacer estuvieron en sus respectivas incubadoras, pero una de ellas no tenía esperanza de vida y a la jefa de enfermeras de ese hospital se le ocurrió y lucho contra las reglas hospitalarias para que estuvieran juntas, la bebé que estaba muy bien, abrazó a su hermanita regulando con el calor de su cuerpo la temperatura y el pulso, fue así que logró estabilizar el ritmo cardíaco de su hermanita y ambas pequeñas sobrevivieron exitosamente.
“Los abrazos salvan vidas y si no lo hacen, hacen que éstas sean mucho más felices y valiosas”
Feliz inicio de semana y este abrazotote es para todas las personas del Cesar y La Guajira

Recomendada

ColumnistaLuisfernandoguerra

EL GERENTE O EL SOCIAL MEDIA MANAGER

Con esto no desconozco la enorme responsabilidad que debe asirse al gerente de una campaña ...

Deja un comentario