Inicio / Opinión / Columnistas / UN CONCIERTO PARA DELINQUIR

UN CONCIERTO PARA DELINQUIR

En análisis de licitación pública en la Gobernación del Cesar, se están presentando actuaciones públicas que infieren una ruptura del Manual General de Contratación Estatal, en tanto el promedio de oferentes en la modalidad es de 1.58 empresas por licitación.
Se han prendido las alarmas cuando el gremio de ingenieros y arquitectos, que en antiguamente eran los contratistas en la administración departamental, hoy manifiestan haber sido borrados por las exigencias desbordadas en pliegos de condiciones contrarios al principio de pluralidad de oferente para escogencia de mejor oferta exigido ley.
En efecto, la Gobernación de FRANCISCO OVALLE ANGARITA desde sus inicios empezó señalando condiciones de capacidad financiera, que ninguna empresa de ingeniería local podía cumplir, no porque no tuvieran la idoneidad requerida sino porque establecían indicadores financieros por fuera del marco legal que exige Colombia Compra Eficiente, cartilla emitida por el Gobierno Nacional, para que los Entes Públicos los adoptaran en sus pliegos de condiciones. Infortunadamente hicieron caso omiso y requirieron índices de capacidad financieras, que desbordaban el SIREM “sistema de información y reporte empresarial de la Superintendencia de Sociedad” que hace análisis sectoriales de actividad empresarial tanto nacional como regionalmente.
Como quiera que se empezaran a denunciar estas aberrantes condiciones que lograron inhabilitar a secretario de infraestructura de anterior administración y se denunciaron algunas licitaciones públicas, cambiaron la modalidad exigiendo capacidades operativas y de facturación imposible de cumplir mediante la artimaña de consolidar licitaciones de obras civiles de varios municipios en un solo proceso paseándose por encima de la constitución.
La competencia para intervenir vías urbanas en la cabecera municipal es del municipio respectivo, mientras las vías secundarias es del Departamento como las vías primarias son de la Nación. En la LP SIN 0001 2016 cuyo objeto CONSTRUCCIÓN DE PAVIMENTO EN CONCRETO RÍGIDO EN VÍAS URBANAS DE LOS MUNICIPIOS DE VALLEDUPAR, CHIRIGUANÁ, LA PAZ, EL PASO (CORREGIMIENTO LA LOMA), CHIMICHAGUA, SAN ALBERTO Y CODAZZI debió mediar convenio MUNICIPIO-DEPARTAMENTO para salvar la exigencia constitucional de AUTONOMÍA ADMINISTRATIVA INDEPENDIENTE que posee el Ente Territorial, pero este convenio no fue público ni fue público el convenio “sombrilla” que aglutinara los municipios y corregimientos señalados.
En este proceso contractual presentaron 166 AZ de estudios varios desde memorias de los municipios hasta estudios de escombreras, secretaria de tránsito, cantidad de obras, diagnostico vías urbanas, estudios geo físico, plan de manejo ambiental etc, pero no publican certificación de la oficina asesora de planeación frente a la viabilidad y exigencia del respectivo POT municipal.
La apertura del proceso se efectúo el 29 de septiembre de 2016 y se cerró el 8 de noviembre de 2016, es decir, que el posible oferente tuvo 1 mes y 9 días para adecuar las exigencias de estos 166 archivos puestos a su consideración como requisitos para estructurar la oferta. Concitar el esfuerzo empresarial en tampoco tiempo es materia de titanes.
Ante esta situación solo se presentó un solo oferente el CONSORCIO VÍAS URBANAS identificado con NIT 901055545 conformado por INFRAESTRUCTURA BELMIRA que participa con el 2% e ISAS LTDA con el 98%, representando legalmente JULIO ENRIQUE SOTO TORRADO identificado con cédula de ciudadanía 88.276.899 expedida en Ocaña. Salta la atención la cantidad de empresas de ingeniería de Ocaña que tienen contratos de obras civiles en la Gobernación del Cesar, no deja de ser suspicaz este hecho, algo existe de Dinamarca a Cundinamarca.
La exigencia más macabra es la repetida en todos los pliegos de condiciones en la realización de obras pública, en este proceso a página 35 señala FACTURACIÓN ANUAL DE OBRA Los oferentes para efecto de la capacidad operacional, deberá certificar ingresos operacionales brutos anuales, con la suma de los últimos tres (3) años por un valor igual o superior al Presupuesto oficial de este proceso licitatorio. Además dentro de estas facturaciones, deberá demostrar que en uno cualquiera de los últimos tres (3) años, debe haber facturado mínimo una suma no menor del cincuenta por ciento (50%) del valor del Presupuesto oficial del presente proceso. Con esta sabía artimaña quedaron excluidos todos los ingenieros cesarenses, pues ya en la anterior administración, no se les dio oportunidad porque fueron sustituidos por contratista de Bolívar y Córdoba por aquello de la actuación de “la oficina de Cartagena”
Como no existe crimen perfecto, sería conveniente que explicaran porque el municipio de El Paso, en su Plan de Manejo Ambiental de las vías a intervenir por la Gobernación en su municipio, habla en su título del Plan de manejo ambiental del proyecto en general CONSTRUCCIÓN DE PAVIMENTO EN CONCRETO RÍGIDO EN VÍAS URBANAS DE LOS MUNICIPIOS DE VALLEDUPAR, CHIRIGUANÁ, LA PAZ, EL PASO (CORREGIMIENTO LA LOMA), CHIMICHAGUA, SAN ALBERTO Y CODAZZI. ¿La oficina de planeación va a desbordar la competencia de los demás municipios? ¿Por qué no trato de las vías internas de su municipio? Se ve que esto fue un COPY PEGUE.
Todos esto aberrantes hechos no permiten sino pensar que existe un concierto para apoderarse de los dineros públicos fracturando el marco legal de contratación y hasta la constitución política solo con el afán de enriquecimiento ilícito en la mangua de contratistas fraudulentos y funcionarios corruptos.

Recomendada

¿POR QUÉ BOGOTÁ NO TIENE METRO?

“Por lo mismo que muchos pueblos no tiene agua potable” Colombia se encuentra rezagada en …

Deja un comentario