Inicio / Editorial / Valledupar huele a Festival Vallenato

Valledupar huele a Festival Vallenato

Ay ya comienza el festival, vinieron a invitarme… con este tema que interpreta el maestro Silvio Brito damos la bienvenida al Festival de la Leyenda Vallenata en su versión número 51. ¡Qué bueno que comienza el festival!, una fiesta que nos llena de alegría, nos ensancha el corazón y que nos hace recordar nuestro origen y más que todo el origen del vallenato; muchas veces olvidado en el resto del año, pero que estos años de puya, son, merengue y paseo, recuerdan aquellas notas de campesinos que en medio de sus jornales de trabajo, buscaban estas armonías para poder recrear sus mentes, servían como ondas sonoras de descanso, en medio del folclor, del regocijo y de este aire que hoy nos une para una buena parranda, para un buen compartir y para aquellos que hoy nos catalogan como los mejores anfitriones de Colombia. El Festival Vallenato fue creado para eso, para que vengan nuestros familiares, para que vengan aquellos turistas a visitarnos, a conocer de aquellos aires que nos llenan de emoción, de buenos y de malos recuerdos, pero que más son los buenos que nos hacen cantar un vallenato típico del viejo Emiliano Zuleta, de aquel que miraba con los ojos del alma llamado Leandro Díaz, y quién no recuerda por las calles del viejo Valledupar en el tertuliadero del turco Pavajeau, a ese Rafael Escalona, hambriento de composiciones y abriéndose a las más altas esteras del país y galardonado entre los más grandes gobernantes de esta región. De aquí han salido ministros, contralores, procuradores generales… gracias a la cualidad que tienen los vallenatos de ser buenos anfitriones.

Es hora que nuestros jóvenes valoren más el Festival Vallenato, evento que está lejos de ser como es visto por algunos y es como una apuesta de ver quién bebe o amanece más en la calle, o que se ha reconocido como aquel ‘Valle de old pard’ como se le ha llamado varias veces; lo que buscamos es que la gente entienda que el valduparense es folclórico por excelencia y adicionalmente a esto es buen anfitrión… y no solamente para mejorar y construir las bases de esta sociedad en medio de las relaciones familiares sino en las buenas relaciones comerciales y políticas.

En este festival miraremos cómo esta ciudad se llenará de candidatos a tutiplén, senadores y personajes públicos, convirtiéndose así Valledupar en el epicentro de Colombia, gracias a una idea nacida en la mente de un grupo de vallenatos que creyeron que este folclor podría trascender las fronteras de Colombia y que hoy se posiciona  en el resto del mundo; por eso el homenajeado de este año es Carlos Vives a quien le hacemos un gran reconocimiento, porque sentimos que él ha sido el máximo  protagonista para que esta región sea reconocida a nivel mundial, gracias al aire vallenato y a todos los acoples que ha hecho de estos compositores que le han dado melodía y letra a sus alegres canciones.

Recomendada

Los fortines políticos detrás de las candidatas

Las elecciones departamentales y regionales se comienzan a mover y a calentar, pese a que …

Deja un comentario