sábado , noviembre 17 2018
Inicio / Editorial / VALLEDUPAR, POLO DE DESARROLLO MULTICOLOR

VALLEDUPAR, POLO DE DESARROLLO MULTICOLOR

El Cesar, gracias a la explotación de sus recursos naturales no renovables, ocupa el decimotercer lugar de importancia de Ente Territorial que aportan más al Producto Interno Bruto nacional, se convierte en foco de atracción migratoria interna, no solamente de personas sino de capitales en busca de proveer servicios a la industria extractiva.
Valledupar, su capital, está recibiendo el torrente migratorio por lo que se necesita hacer pare en el camino del liderazgo público, para focalizar estrategias de gobierno y de políticas públicas que garanticen suministro de demanda de bienes públicos: vivienda, educación, salud, saneamiento básico, vías entre otros.
En efecto, de acuerdo a registros del Banco Mundial en VII foro urbano mundial realizado en la ciudad de Medellín. Se presentó por la universidad de New York, diagnóstico de ser la cuarta ciudad de mayor crecimiento poblacional en el mundo. Esta situación amerita que tanto gobernantes como sociedad civil en el principio de concurrencia se empiece a dimensionar realmente, el sueño de ciudad que deseamos para el futuro cercano, a sabiendas de hechos controvertibles como los anunciados.
La economía tiene papel muy importante en nuestras vidas, estudiosos han trasegado desde el análisis de ventajas naturales hacia ventajas comparativas; pero en este convulsionado siglo XXI, la temática ha trascendido hacia las ventajas estratégicas, ventajas estas que las produce el conocimiento.
Sea la ocasión para felicitar al Alcalde Augusto Daniel Ramírez Uhía por aportar el primer grano de arena en evento realizado en la Universidad del Área Andina sobre ECONOMIA NARANJA, pero también aprovechamos para exigir que siga imponiendo su liderazgo en el componente de desarrollo económico a partir de la ECONOMIA DE COLORES, tendencia económica mundial que estadísticas demuestran el exponencial crecimiento de variables macroeconómica vía aumento ingreso familiar en el apoyo a actividades manufactureras de culturales que solo se producen en esta región y por tanto no tendrán competencia alguna al salir al mercado nacionales e internacionales.
Tenemos riqueza cultural y turística invaluable, nos caracterizamos por ser grandes anfitriones, la música como actividad folclórica llama multitudes. Recojamos en consecuencias toda esta tradición cultural para ser reingeniería económica de nuestra actividad que luego de 50 años no ha permitido generar los estándares de crecimiento esperados o trazados mucha veces en políticas públicas que no han llegado a feliz puerto.
Señor Alcalde, usted puede reorientar el rumbo económico de Valledupar mediante la cooptación de esta riqueza cultural, diseñando plan estratégico que fortalezca la economía de colores o economía naranja, mediante asignaciones presupuestales de inversión pública para estudiar, organizar, empadronar esta variedad de manifestaciones económicas culturales que hagan de Valledupar la ciudad soñada, de alegría, colores diversos, segura en la medida que quitamos piso a violentos al encontrar oportunidades de desarrollos individuales vía multiplicidad de actividades culturales económica.
No es un sueño Alcalde, si usted facilita la generación de ingresos familiares impactará positivamente en variables como salud, educación, seguridad entre otros. Ejemplos los tenemos en el ámbito nacional, el eje cafetero, es prueba invaluable del desarrollo de la economía de colores a través del turismo. Observe como un municipio como Salento en el eje cafetero es de obligatoria visita. Como ese pueblo multicolor ha estimulado las manufacturas, la orfebrería, las artesanías, el ecoturismo.
Señor Alcalde llevamos 50 años de espaldas al Río Guatapurí nuestro bello afluente que envidian visitantes, tenemos el plan de manejo de la cuenca o POMCA. El agua no es solo para riego como destino que le hemos dado; es hora de gobernar de frente al rio, es posible desarrollar infinidad de actividades lúdicas, deportivas donde la familia sea lo primero; por ello, este medio comparte la recuperación que viene dando al Balneario de Hurtado, pero podemos hacer más porque siempre señor Alcalde se le exigirá más.
Con todo esto puede sentar las base de futuras generación mediante la reconstrucción del tejido social a partir de la familia como eje central a través de las actividades culturales que puedan desarrollar en conjunto y arrojen aumentos al ingreso familiar para que este incremento genera de entrada mejoras en el auto estima familiar, efecto multiplicador de la economía naranja o de colores con múltiple beneficios.
La frontera agrícola se ha disminuido notablemente, la desertificación ha hecho mella en la actividad económica principal no solo ganadería sino agricultura, el recurso carbón es no renovable y solo tenemos nuestra idiosincrasia, nuestra cultura ancestral, nuestros paisajes, nuestro Río Guatapurí, empecemos púes a ganarnos espacio nacional e internacional con el desarrollo de la ECONOMIA DE COLORES que permita mejorar la calidad de vida actual y de generaciones futuras.

Recomendada

MOVILIDAD CULTURA Y CORRESPONSABILIDAD CIUDADANA

Uno de los factores de mayor debate y crítica social desde la óptica urbana es …

Deja un comentario