Inicio / Notas Diarias / Versiones encontradas frente al problema del agua en Pueblo Bello

Versiones encontradas frente al problema del agua en Pueblo Bello

Una supuesta virosis que inició hace cerca de tres meses prendió las alarmas en Pueblo Bello, norte del Cesar, donde al final se terminó por descubrir que el agua del municipio no estaba bien. Así lo manifestaron algunos concejales y líderes de la comunidad, quienes en busca de respuestas a lo que empezó como un rumor, terminaron descubriendo que al agua de los pueblobellanos les estaban echando cloro de piscina.
“Nosotros fuimos a la planta el 17 de mayo, ese día no nos dejaban entrar, después de casi dos horas logré ingresar, después llegaron unos concejales indígenas y nos dimos cuenta que los ocho filtros que tiene la planta ya cumplieron su vida útil, y estaban tratando el agua ese día con clorizide 91% que es un cloro netamente para piscina, me contaba el operador de turno que a él no le dieron ninguna recomendación, que solamente le dijeron que probara con ese hipoclorito”, manifestó la presidenta del Concejo de Pueblo Bello, Keren Cujia Tafur.
Quien además afirmó que fueron el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Pueblo Bello (Emsepu), Víctor Márquez y el secretario de Salud municipal Sadán Suarez, quienes le manifestaron al auxiliar de operación que probara con ese químico “el muchacho les dijo que se lo pasaran por escrito para salvar su responsabilidad y el secretario de salud le dijo que no, que probara, sin embargo, él no se quedó con eso y llamó a un operador quien fue a la planta y le dijeron que cuidado iban a mezclar los residuos que habían quedado del hipoclorito con ese químico porque podía causar una explosión”, dijo la Corporada Keren Cujia.
Por su parte el secretario de Salud municipal Sadan Suarez aseveró que dicho químico no tiene problemas para ser utilizado en la potabilización del agua, al tiempo que explicó por qué se utilizó, “lo que pasa es que en su momento el proveedor se había quedado sin el químico que se utiliza, y lo único con lo que contaba era con Clorizide, este químico como compuesto activo tiene el cloro y se utiliza para piscina porque lo que busca es matar bacterias, halgas y de igual manera se utiliza para la desinfección del agua potable, eso no tiene ningún inconveniente”, dijo el funcionario.
Pero la situación que tiene alarmados a los pueblobellanos y temerosos de consumir el agua que les llega a sus viviendas, tiene un génesis, que como se dijo líneas arriba empezó por enfermedades diarreicas agudas “desde hace más de dos meses se brotó una virosis pero resulta que no pasa y terminó generalizarse en el municipio, al punto que hay a quienes se les ha repetido, yo particularmente tuve a mi hijo con hepatitis, luego se empezó a rodar por las redes sociales que el agua del municipio está infectada de hepatitis A y el rotavirus, y de ahí nació la duda”, precisó la líder del barrio Ariguaní de este municipio, Yulenis Arias.
Posterior a ellos la mujer decidió prender el avispero y buscar una respuesta a lo que ya era un secreto a voces en el municipio, razón por la que a través de un medio de comunicación solicitó ayuda para esclarecer la situación, tarea a la que se sumaron algunos corporados municipales.

Debatieron en el Concejo

En una sesión que demoró siete horas y que dejó la renuncia del gerente de Emsepu, Víctor Márquez, se puso sobre la mesa la aparente amenaza que representa el agua para los pobladores de este municipio, por lo que el control político fue hecho puntualmente a la entidad, para lo que se citó además del gerente al secretario de Salud municipal, Sadán Suárez y el gerente del hospital Camilo Villazón, puesto que según los reportes que tiene la secretaría de Salud departamental basado en las muestras que se hacen cada mes, estos arrojaron unos resultado alarmantes, toda vez que el agua presenta hepatitis a, argumentos que han cobrado fuerzas por los cuatro casos que se han presentado en este municipio correspondientes a esta enfermedad.
“El agua sigue en pésimas condiciones y fue lo que tratamos de evidenciar en el debate el pasado miércoles, la secretaría de Salud departamental fue clara al decir que se debían tomar acciones inmediatas, pero esas recomendaciones no las han tenido en cuenta, ellos no dieron una explicación clara sobre la situación, lo que si pudimos conocer de parte del exgerente de Emsepu, es que el cloro gaseoso no se está utilizando desde marzo el año pasado, sino que se estaba tratando con hipoclorito granulado, sin embargo, esto es mentira porque los exgerentes que han pasado por esta entidad dijeron que el cloro gaseoso desde hace cuatro años no funciona. Todos los citados estaban a la defensiva, no se llegó a una conclusión se salieron del recinto antes de terminarse la sesión y dejaron a la comunidad en vilo”, dijo la concejal Keren Cujia.
Por su parte el corporado Omar Mestre dijo que “la secretaría de Salud municipal, el exgerente de Emsepu y el gerente del hospital Camilo Villazón, decían que en Pueblo Bello no había de que preocuparse porque había agua apta para el consumo, sin embargo, en el debate que se convocó el pasado miércoles era para aclarar si es o no apta, pese a que los funcionarios hablaron como si estuvieran trabajando para ello, al final cuando hablan los operadores de la planta, nos damos cuenta que no están los requisitos necesarios para contar con un agua apta para el consumo, esa planta requiere un tratamiento general desde la infraestructura e insumos necesarios”, expresó el concejal
Pese a todas las denuncias hechas, La Calle intentó comunicarse con el exgerente de Emsepu, Víctor Márquez, sin embargo, este manifestó estar en una capacitación y que devolvería la llamada, al cierre de esta edición el exfuncionario no se comunicó. Se conoció que el pasado viernes el alcalde Juan Francisco Villazón nombró al señor Julio Amado Caviedes Peinado, como el nuevo gerente de la entidad.
Dentro de los antecedentes de Amado Caviedes, está que fue concejal electo para este periodo por el partido Conservador, contó con el apoyo de la comunidad del corregimiento de Minas de Iracál, sin embargo, cuando transcurría el primer año de gobierno, este renunció a su curul.

El alcalde da su versión

Frente a dichas denuncias, el mandatario de los pueblobellanos Juan Francisco Villazón explicó punto por punto la situación que desde la semana pasada viene atravesando la población, aclarando primero que todo que su gobierno le apunta en cuanto al servicio del agua, es decir la cobertura a través de la ampliación del acueducto, continuidad y calidad del servicio.
“La secretaría de salud a través del Laboratorio de Salud Pública nos hace seguimiento cada 15 días a través de una muestra de agua y va mostrado que es apto para el consumo humano, así ha salido durante los años 2016 y 2017, ahora en el 2018 en los tres primeros meses todo salió perfecto, sin embargo el 14 de abril hubo unos requerimientos por parte de la secretaría de Salud que como alcalde lo asumimos, con el objetivo de entrar a mejorarlos”, expresó el alcalde.
Quien además manifestó que dichos requerimientos fueron inversión en la mejora de los filtros de la planta de tratamiento para lo que se hizo la financiación, actualmente se está en el proceso contractual. “Esos filtros se trajeron en octubre del 2015 tienen una vida útil de tres años, en octubre de este año la cumple y se le va a hacer una inversión nuevamente”, se refirió el mandatario.
Por otro lado Villazón manifestó que frente a los casos de hepatitis A ha habido una desinformación, toda vez que “hablaron de cinco casos de hepatitis A, pero cuatro de ellos son de la vereda Marquetalia que está a tres horas del casco urbano y que no se abastece del acueducto del municipio y un caso de la vereda Puerto López. Hasta el momento se ha mantenido un trabajo mancomunado con el hospital Camilo Villazón, con las secretarías de salud municipal y departamental y con el laboratorio de salud pública en el departamento, con el objetivo de que siempre mantengamos el buen servicio”, dijo el mandatario.
Por último el burgomaestre se refirió al supuesto tratamiento que le están haciendo al agua del municipio, de la que se dijo que se estaba haciendo con cloro de piscina, “nosotros tratamos el acueducto con el cloro que nos recomienda la secretaría de Salud departamental, el laboratorio de Salud Pública y el Instituto de salud Nacional, entonces a veces se ponen a dar conceptos sin saber ni conocer del tema, nosotros venimos aplicando lo recomendado por los conocedores del tema”, afirmó Villazón.

Recomendada

Mockus quemó 350 mil pesos para explicar cómo funciona la corrupción

El hecho sucedió en la Universidad de los Andes, donde se recolectaron 350 mil pesos …

Deja un comentario