martes , noviembre 13 2018
Inicio / Semanario / Local / ¿Violador en libertad?

¿Violador en libertad?

¿Qué pasó con el proceso de Ely?, la mujer que le contó a este medio de comunicación la desgarradora historia que aún vive en el seno de su hogar tras la confesión de su pequeña hija de 11 años que se cansó de ser víctima de abuso sexual a manos del padrastro Alexander José Villazón Redondo. Historia que fue publicada en nuestra edición impresa número 334 que circuló el pasado 24 de septiembre bajo el título de ‘Una violación en la impunidad’ y conmovió a la capital vallenata por la crudeza del relato.
Todo lo que ha tenido que vivir Ely después de la confesión de su pequeña hace ya dos años, es la prueba fehaciente de que este es un país que le da la espalda por completo a los menores que han sido abusados sexualmente, puesto que es claro que la justicia no actúa con la rapidez que se requiere, dándole la ventaja al abusador que se ríe no solo de sus víctimas sino también de la Fiscalía y jueces que, sin querer ofenderlos ni desacreditarlos, parece que se mueven en el lomo de una tortuga.
Una mirada por encima a la ruta de denuncia de un abuso sexual a un menor en Valledupar da ganas de llorar, puesto que cuando se hace una acusación de este tipo son varias las instituciones que deben intervenir, la primera de ellas es la Fiscalía, la cual no tiene el personal ni los equipos necesarios para realizar las investigaciones con la rapidez que se requiere.

¿Cómo va el proceso de Ely?

Esa fue la pregunta que nos hicimos al comienzo de este artículo que pretende desnudar una realidad nacional, y es que mientras no exista contundencia de la justicia para apresar y hacer pagar a los violadores de menores, seguiremos viendo historias como estas que nos hacen preguntar ¿qué clase de país es este que no es capaz de salvaguardar la integridad de sus niños?
La Calle habló con Andrés Alberto Palencia Fajardo, juez que lleva el proceso de Ely, quién explicó por qué este lleva dos años y lo más lamentable es que todavía queda mucha ‘tela por cortar’. “Mi juzgado siempre ha estado dispuesto a realizar la audiencia, rara vez he fallado creo en ninguna, pero las partes no vienen y el Código de Procedimiento Penal dice que si no viene alguna de las partes no se puede hacer la audiencia, en muchas oportunidades uno quisiera hacer la audiencia solo y echar para adelante, pero no podemos hacerlo porque eso afecta derechos”, explicó Palencia.
Para poner en contexto, la denuncia de Ely fue interpuesta el 28 de septiembre de 2016, posterior a la denuncia el compañero sentimental que tenía y que presuntamente era el responsable del abuso y quien responde al nombre de Alexander José Villazón Redondo fue detenido, dos meses después la Fiscalía presentó la acusación. Una vez se superó esa etapa llegó el juicio que se compone de tres audiencias: acusación, preparatoria y la audiencia de juicio oral, el proceso va en esta última etapa, pero ha fracasado en decenas de oportunidades, pese a que se viene intentando concretar desde mayo del año en curso. Mientras esto ocurre no se sabe a través de que patrañas la defensa del indiciado, ni que se movió por debajo del escritorio que lograron que un juez de control de garantías, de quién desconocemos su nombre, dejara en libertad al presunto violador que hoy anda por las calles de Valledupar.
Hoy el abusador de la hija de Ely está libre, consiguió la libertad en diciembre del año pasado, el juez Palencia confesó que supo que este había quedado libre tiempo después, ya que la audiencia la adelantó un juez de control de garantías. Pero ¿quién fue el juez que lo dejó en libertad? ¿Cuáles fueron las razones jurídicas que lo llevaron a determinar que un violador de una niña por más de dos años no era un peligro para la sociedad?, estas son algunas de las preguntas que quedaron sobre el tintero, sin embargo este medio conoció que del orden nacional le siguen la pista al juez que dejó en liberta, y más ahora que el Gobierno busca endurecer las penas de los violadores de menores.
En su contra están no solo los testimonios de la madre, sino los testimonios de la menor quien en plena audiencia le dijo al juez, al fiscal, a la delegada del ICBF y al delegado del Ministerio público los vejámenes que el Alexander José Villazón Redondo le hacía cada vez que quedaban solos en la vivienda.
Semanario La Calle conoció que Villazón Redondo no era la primera vez que abusaba de una menor, pues al parecer hay una familiar que resultó víctima, sin embargo, esta nunca realizaron la denuncia.
Desde que este quedó libre el proceso entró en una especie de parsimonia, las audiencias no avanzan y con cada día que pasa suman más ventaja a su favor, puesto que la hija de Ely crece y pierde detalles específicos de los vejámenes a los que fue sujeta, situación de la que el abogado del acusado sacará ventaja. El tiempo en estos procesos sí pesa y por ello hacen hasta lo imposible por dilatarlo.
“La audiencia de acusación ya la hicimos en enero de 2017, comenzamos a tener fracasos por varias razones entre ellas que la Fiscalía no venía, el INPEC no traía al acusado, se presentaros paros judiciales entonces estuvieron cerrados los juzgados, la abogada del acusado no venía, se excusaba y sin ella no se podía adelantar… han pasado muchas cosas que han dilatado el proceso”, explicó el juez Palencia.
Pero ¿quién es la Fiscal que parece no darle importancia al caso?, se trata de Sol Piedad Martínez, quien según conoció este medio de comunicación ha incumplido a varias de las audiencias programadas, razones por la cual no se han podido llevar a cabo, a esto se le suma las excusas medicas presentadas por el defensor del presunto violador quien justo para el día de las audiencia se cruzan con sus citas médicas.
A la fiscal Sol piedad Martínez la buscamos en su despacho en dos oportunidades, pero no fue posible ubicarla. Sin embargo, vía telefonica con su asistente se pactó para esta semana una cita, en ella la fiscal nos contará hasta dónde va la responsabilidad de la Fiscalía en el juicio que se adelanta en contra de Alexander José Villazón Redondo.
Frente a cómo se encuentra el proceso actualmente el juez también se refirió y dijo que, “en este caso ya estamos en juicio, es decir que ahora las partes traen los testigos, después que se presenten y escuchemos a todas las personas, que esbocen sus teorías, digan qué es lo que creen que pasó, emito sentencia. Ya iniciamos el juicio oral que fue el 21 de mayo del 2018”.
Así las cosas, la próxima audiencia de este caso está programa para este 14 de noviembre a las 10:30 de la mañana, fecha que Ely espera con algo de incertidumbre pues no tiene certeza de que se pueda dar, tras las decenas de aplazamientos que se han dado.
Este medio de comunicación estará presente en dicha audiencia para conocer detalles del proceso.
Finalmente, el juez Palencia reconoció todas las falencias que tiene el sistema para darle trámite rápido a estos procesos. “Hay que cambiar algunas normas del procedimiento penal que permiten que esto se extienda tanto, por ejemplo, el código debería decir que después de dos fracasos y sino vienen siga adelante, pero el código no me deja hacer eso. También tenemos una sola fiscal atendiendo un distrito tan grande de Valledupar, debería haber cinco fiscales”.
Pero mientras estas falencias son subsanas, ¿cuánto tiempo más durará este proceso de Ely?, y lo más importante, ¿logrará que se haga justicia?

El Cesar es el segundo en abuso a menores

Un comunicado de prensa emitido por la dirección general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, dejó en evidencia lo que muchos se negaban a ver, que el departamento del Cesar está en el segundo lugar a nivel nacional en el número de casos de abuso sexual a menores, esto sin dejar de lado que muchos de estos casos no se denuncian, ya sea por vergüenza de la madre a decir que su hijo fue violado, o simplemente porque prefiere hacerse la de la ‘vista gorda’.
Según el comunicado del ICBF, en el Cesar, se registran 29 casos de abusos por cada 100 mil habitantes, lo que nos ubica por encima de ciudades como la misma Bogotá, bajo ese contexto la pregunta es, ¿Por qué existe un solo Fiscal para el área de Valledupar que es la segunda del país?
Al respecto, la coordinadora de la dimensión de Gestión Diferencial y de poblaciones vulnerables de la Secretaría de Salud Departamental, Jannethe Esmeral, dio a conocer que en el Cesar en lo que va corrido del año, a corte del mes de agosto, se han reportado 371 casos de abuso sexual a menores, mientras que en el 2017 se registraron 571 casos; y en el 2016 se reportaron 488 casos, es decir que el fenómeno va en aumento.
Según las estadísticas, desde el 2017 los municipios que reportan más casos son: Valledupar (233), Aguachica (51), Curumaní (35), Bosconia y Chimichagua (22), Codazzi (24), La Jagua de Ibirico (23), El Copey (17), El Paso (19), Pueblo Bello (14), San Alberto (19), San Martín (17).
“Hay una característica claves y es el tema de los municipios que están dentro del corredor minero que es un factor de riesgo. En el caso de Aguachica es un centro donde llegan turistas que van para diferentes partes del país”, explicó la funcionaria.

Recomendada

La historia oculta de quien preserva la memoria del Concejo de Valledupar

El 8 de septiembre de 1994 quedó marcado para siempre en la memoria de Juan …

Deja un comentario