publicidad

publicidad

A Afinia no la quiere nadie en el Cesar

De norte a sur y de oriente a occidente, en Valledupar solo se escuchan voces de inconformidad contra Afinia, la empresa paisa aún no le agarra la ‘comba al palo’ y está generando un descontento generalizado entre sus usuarios en la región, quienes tenían una enorme expectativa frente a lo que podría hacer desde el arranque de operaciones hace ya nueve meses atrás.

“Siempre había constantes quejas contra Electricaribe de los usuarios por las fallas de energía, facturación excesiva y otros problemas llevaron a que esta fuera intervenida. Luego llegó Afinia, y se creyó que todas las dificultades que tenía Electricaribe serían solucionadas por Afinia, pero se ha visto qué el servicio ha seguido siendo el mismo, hay fluctuaciones y cortes, también casos de facturación indebida, por eso considero que el servicio sigue siendo el mismo, lo único que cambio fue la razón social”, Carlos Eduardo Peinado Pérez, barrio Villa Concha

Óscar Palencia Paso, barrio Villa Clara.

“Un poste que esta que se cae, hay como diez usuarios pegados, ellos vinieron le tomaron fotos cuando comenzaron y no han vuelto más: ya lo vamos a cambiar en esta semana dijeron, y aún no han cambiado nada, la luz viene muy alta, viene por lo mismo cuando estaba la Electrificadora, 140 mil pesos y solo vivimos dos personas, tratamos de ahorrar y no baja, también se va la luz a cada rato, uno no alcanza a desconectar los electrodomésticos”, Óscar Palencia Paso, barrio Villa Clara.

Edward Jiménez, barrio Panamá.

“Están llegando los recibos carísimos, pensamos que Afinia sería más sensato con la comunidad, con los usuarios y nada, Afinia nos está dando rejo. Se han elevado demasiado el servicio”, Edward Jiménez, barrio Panamá.

Amelena Peñaranda, barrio Panamá

“Los servicios están llegando altísimos, por ejemplo: este mes subió un 40% a 50 % de lo que llegó la última factura, en mi casa el mes pasado vino de 160 mil y este mes fue de 245 mil, es una diferencia alta, ¿cómo va en un mes va a subir tanto si estoy consumiendo lo mismo?”, Amelena Peñaranda, barrio Panamá.

 Leandro Torres, presidente JAC barrio Sicarare

Aumento exagerado de la factura, Afinia y Electricaribe pareciera que fueran la misma cuestión, que no han cambiado nada. Deberían de visitar las casas y verificar cuál es el consumo que se hace, porque a veces llegan los recibos muy exagerados. Hay sectores de casas que llegan unos recibos altísimos, un ejemplo: una casa que queda en el Sicarare le llegan los recibos en 300 y 400 mil, la casa aparece en estrato 3 y no sé por qué la estratificaron así, si todas las casas están en estrato 2”, Leandro Torres, presidente JAC barrio Sicarare

Henry Buelvas, barrio Siete de Agosto

“Donde yo vivo no estamos todo el día en la casa y un recibo está llegando prácticamente por 80 mil pesos, y eso sumándole lo que cobran de Aseo del Norte que me parece tan injusto, que no le veo la necesidad de cobrar tanto dinero y a la hora de la verdad, no pasan y no hacen el debido servicio, esa empresa no pasa por la casa y no barren las calles, no solo en mi casa, en varias residencias ha aumentado demasiado ese servicio”, Henry Buelvas, barrio Siete de Agosto

“Anteriormente yo tenía mi contador normal, ellos vinieron y lo sacaron, desde entonces la luz se me incrementó un 200 %, me parece una exageración como tal, donde yo no tengo aire, tengo lo necesario: nevera, lavadora, no tengo equipo de sonido, me parece muy injusto que me toque pagar tanto. Además, revisando el recibo de este mes me doy cuenta que yo me había caído con Electricaribe, y me tocó financiar, metimos derecho de petición y todo el tiempo nos lo negaron, por eso me tocó ponerme al día, pero ahora revisando mi recibo me dice que no, que yo debo casi un millón de pesos que está financiado, me aparece que tengo una financiación de un millón de pesos, quiere decir que estoy pagando 500 mil de luz en estos momentos y aparte tengo que pagarles un millón de pesos que está financiada, tengo una inconformidad porque no creo, no me parece justo”, Daley Corzo, barrio El Amparo.

 

publicidad

publicidad