publicidad

publicidad

A los médicos y enfermeras del Rosario les ‘bailaron el indio’ con el pago de salarios atrasados

Sin ningún tipo de acuerdo quedó la última reunión que sostuvo la gobernación del Cesar, la Procuraduría y los funcionarios del Hospital Rosario Pumarejo de López para saldar la deuda de salarios que asciende a más de 26 mil millones de pesos después de casi un año de sueldos sin pagar. Sin embargo, el ente de control pidió a la gobernación del Cesar pagar la totalidad de esta deuda, pero el HPRL sólo recibió 3.000 millones de pesos.

La larga protesta que incluyó huelga de hambre y horas sin dormir fue la manera como los trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López (HRPL) presionaron a las autoridades departamentales y nacionales para hacer control sobre la deuda y los procesos de facturación que aquejaban un monto de más de 20 mil millones de pesos, razón por la cual los funcionarios de la salud no habían podido recibir el pago de 11 meses de salario.

Sin embargo, la reunión en la que estuvo el Procurador para Salud y Protección Social, la gerente del Hospital Jackeline Henríquez, empleados del hospital, Personería de Valledupar, miembros del Colegio de Médicos del Cesar, y el gobernador encargado Wilson Solano, no llegó a un feliz término. Tanto es así, que muchos de los que hicieron parte del encuentro no quisieron decir una palabra al respecto. Además, el secretario de Salud departamental, Hernán Baquero, se echó la ‘soga al cuello’ al tomar toda la responsabilidad de hacer un pronunciamiento ante la Procuraduría General para finiquitar la deuda que tiene el departamento con el HRPL que suma $26.686 millones. Según el funcionario existen facturas que suman más de 25 mil millones de pesos, que no se encuentran radicadas en la Secretaría por lo que plantearon “estrategias de pago”.

La promesa fallida de la gobernación

Desde la gobernación se efectuó un acuerdo para el pago de 3.000 millones de pesos que no pudieron ser girados al HRPL, aunque los rubros estuvieran disponibles, debido a las cuentas embargadas que tenía el centro asistencial. Además, sigue en veremos el pago de 15 mil millones por parte del Gobierno Nacional. Este ha sido un ‘pañito’ de agua tibia para retomar la operatividad del hospital y cesar las protestas de los trabajadores. Según el funcionario, el problema no es de recursos sino la necesidad de recuperar la confianza de los pacientes y que las EPS aumenten su capacidad de contratación con el centro médico y así recuperar lo mucho que se ha perdido.

Le puede interesar  Curiosidades de la semana: ¿Los dejaron por fuera?

“Las auditorías para aclaración de cuentas con Supersalud, la búsqueda de apoyo ante el ministerio de Salud para conseguir recursos, el fortalecimiento de la ESE con la expansión de la capacidad instalada, el proyecto de nueva urgencia, son muestras de la voluntad de este gobierno. No existe una forma mágica para resolver de inmediato el pago de los honorarios atrasados, pero hemos hecho y seguimos haciendo todo lo que está en nuestras manos desde el punto de vista económico, jurídico y legal para gestionar soluciones definitivas a corto plazo”, dijo Baquero.

Le salió otro ‘pelo al gato’

Después que la Procuraduría pidiera al gobernador Wilson Solano ejecutar una ruta para saldar la deuda del departamento con el HRPL, que hasta el mes de marzo sumaba 26.686 millones de pesos, la gobernación dijo que esta no era la cifra real, razón por la que pidió acompañamiento de un ente de control durante el encuentro en el que estuvo presente la gerente del hospital Jackeline Henríquez.

Según Jorge Barranco, jefe de la Oficina Jurídica de la gobernación “Se dio respuesta oportuna a la Procuraduría, indicándose que el reporte de deuda por 26.686 millones cargado a la plataforma PISIS del ministerio de Salud, a corte de 31 de marzo de 2020, fue revisado en las sesiones de depuración y conciliación adelantadas por el ente territorial y el Hospital Rosario Pumarejo de López, concluyéndose que sobre dicha suma a la fecha no han sido radicadas 17.755 facturas por un valor de 25.710 millones. Estas facturas aparecen relacionadas en archivo ‘Listado-facturas marcadas para eliminación’, que obra como anexo a la respuesta dada, cuyos datos fueron cargados a la plataforma PISIS por el departamento del Cesar, que arrojará previa validación de Minsalud una deuda real por valor de 3.322 millones, cifra cierta que actualmente se adeuda por la entidad”.

De acuerdo a lo que se estableció desde la gobernación del Cesar: “los 26.686 millones que reporta el Ministerio Público de deuda del gobierno departamental al HRPL no corresponden a la facturación radicada para el cobro, arrojando un monto cierto de 3.322 millones, de los cuales ya se hizo un reconocimiento por 3.000 millones de pesos”.

Le puede interesar  Pagarán un mes de salario al personal de salud del Rosario Pumarejo

Cabe resaltar que con anterioridad la Procuraduría había pedido a la gobernación que hiciera el pago de la deuda total que tiene con el HRPL. Sin embargo, sólo se gestionaron 3.000 millones de pesos de más de 26.000 mil millones que debe. Aunque el hueco de deuda más grande que tiene la entidad proviene de las EPS, la pequeña cantidad girada sólo será una solución paulatina a la gravedad económica que aqueja a los trabajadores del centro asistencial.

Este flujo de recursos en salud se requiere en forma inmediata debido a la grave situación que reporta la ESE Hospital Rosario Pumarejo de López a la Procuraduría General de la Nación, donde se advierten deudas por salarios y prestaciones por valor de 182.214.465 y de otros contratos de prestación de servicios por valor de 18.601 millones, deudas que están afectando directamente el mínimo vital de los trabajadores y en general al personal médico que presta su servicio a esta institución”, fue la notificación establecida por la Procuraduría en el momento que pidió a la gobernación del Cesar cancelar el total de la deuda.

Hernán Baquero, secretario de Salud Departamental

publicidad

publicidad