A PROPÓSITO DEL REY LEÓN Y LA CONTIENDA ELECTORAL: ¡¡¡ESCUCHA ELECTOR!!!

En julio de 1994 se estrenó la primera versión de la película de Disney “El Rey León”, la cual se convirtió en un clásico para niños, jóvenes y adultos, y resultó siendo un éxito taquillero, con una historia cargada de emociones que tocaban las fibras sensibles de niños y adultos; y es que nadie puede decir que cuando vio por primera vez la película, no derramó un par de lágrimas. Después de 25 años volvió la historia del Rey León, pero esta vez el melodrama pasa a un segundo plano y se da más importancia a la fábula cargada de grandes enseñanzas, coherente con la realidad que vive hoy día, la sociedad.

Y es que el filme “El Rey León” recrea una visión entre líneas de la realidad del mundo de la política y la organización de un Estado, de una comunidad o de una ciudad, lo que viene a alinearse con el clima electoral que vive Colombia, donde las ciudades se van tupiendo de propaganda política, son pocos los vehículos que no están empapelados con afiches de candidatos, las emisoras empiezan a llenarse de jingles, las sedes de los candidatos se abarrotan de carros y comienza el despliegue de las estrategias políticas; lo que anuncia que no hay dudas:  “estamos en tiempo de campañas”

El Rey León reproduce a modo de fábula la lucha por el poder, la administración del territorio, el papel de la mujer en la política, representado con Nala (la joven leona), los engaños que envuelve la política, las características con las que debe contar un líder, la división estratégica del territorio en la política y los acuerdos a los que se llega en una contienda electoral como lo hicieron Scar (el tío león perverso) y las hienas.

Al inicio de la película se puede apreciar una adecuada administración del territorio bajo el mandato de Mufasa (El Rey Padre), quien mantiene un orden en el reino hasta el punto de tener en una parte aisladas a las hienas, tal y como ocurre en la vida real, siempre debe haber organización y armonía, y los que no están en el bando de gobierno, están apartados y aislados de la participación del mundo político en todos los aspectos, tal cual como sucede con las hienas, que viven en la oscuridad del mundo de la selva, es una metáfora tan nítida, así como lo es el actuar de las hienas quienes a la primera oportunidad para participar del poder de mando y de venganza lo hacen sin dudar.

Una escena que llamó mi atención cuando veía el filme, por ser tan similar con lo que se vive en la asesoría política, es el momento en el cual Zazú empieza a comentarle a Mufasa sobre las novedades del día, las noticias:  “… una jirafa tiene problemas con el cuello…”, esta es una representación genuina del asesor-secretario privado con el líder, ese momento de la mañana en el cual se prepara al candidato y/o líder con las novedades del día y de paso sobre cómo abordarlas.

Otro punto importante que no podía pasar por alto esta nueva versión de “El Rey León”, es la participación de la mujer y su empoderamiento, consecuente con esta era de la investidura del poder en la mujer; y es que Nala adquiere un papel protagónico esencial que se traduce en lo indispensable que es la primera ayuda que proporciona la esposa a un líder, cómo cómplice, compañera, consejera y polo a tierra sobre cada una de las decisiones de Simba, convirtiéndose en la pareja perfecta para que el joven león pueda llegar a ser el Rey de la Selva, es decir la  sumatoria óptima para el éxito de un candidato.

Por otro lado, esta fábula deja una enseñanza enorme respecto a las características con las que debe contar un líder, y es que no se puede pretender aspirar a un cargo de representación política si no se cuenta con una serie de requisitos básicos, que deberían ser exigidos a todos los líderes. Como siempre he dicho en mis conferencias, el candidato perfecto es el que tiene un equilibrio entre la aptitud y la actitud, en la película es claro porque Scar no es el Rey de la selva puesto que no cuenta con las cualidades necesarias para investirse de legitimidad, siendo su única opción la imposición a través de la fuerza y el miedo, como el caso del gobierno de nuestro vecino país, con Nicolás Maduro.

Asimismo, de la película se puede destacar la frase “Un Rey se conoce por su compasión”, cualidad indispensable para llegar a ser un líder perfecto, que le proporciona la sabiduría necesaria al momento de gobernar; hoy día, esta cualidad se encuentra en desuso, pero los votantes demandan más humanidad en el candidato, el mundo ha cambiado y la forma de hacer política también, pudiéndose evidenciar en el éxito de Barak Obama, al igual que el de Emmanuel Macron, o Justin Trudeau,  entre otros; porque antes la política solo se fijaba en las palabras e ideas, hoy  día mira la parte humana, convirtiéndose en un componente determinante al ojo del elector.

(…) “En todo lo que ves, existe un delicado equilibrio. Mientras que otros buscan los que pueden tomar, un verdadero rey busca lo que puede dar” y no podía pasar por alto esta frase de la película, donde Mufasa de forma romántica enseña a Simba (su joven hijo) sobre las responsabilidades que implica ser el Líder, el gobernante, ¡el Rey de la selva!

Por último, la película representa de forma metafórica cada uno de los personajes principales en la contienda electoral, las hienas que no sacian nunca su hambre por el poder, llegan a acuerdos con tal de permanecer en el mando y por eso siempre están buscando una oportunidad más en el poder; Scar como el tipo de líder-tirano que se impone a través de la fuerza y el miedo; Nala en el papel de la sabiduría femenina personificando a la mujer en la política como primera dama, Zazú como el asesor político-secretario privado, Rafiki (el mono anciano) que simboliza la sabiduría y la madurez personificando al consejero detrás del líder y/o candidato con la sensatez y cautela para aprobar e impulsar a sus discípulos políticos  y Mufasa-Simba como el tipo de líderes ideales.

Hoy después de muchos años de aquella primera vez que vi “El Rey León”, el lenguaje sigue siendo igual de melancólico y romántico, pero ahora con esta nueva adaptación del filme, vista bajo la lupa de una asesora política, el mensaje de la fábula tiene mucha más fuerza y sentido, sobre todo por lo congruente que es con la realidad política.

Seguirán muchas más reflexiones independientes y universales, en este contexto:  Escucha elector!!!

Por: Carolina Valera


Deja un Comentario