publicidad

publicidad

ADOLESCENTES EN CASA

Por: Alcira Corzo de Díaz

Permanecer encerrados durante un tiempo determinado por culpa de la pandemia no es plan ideal para nadie. Todos estamos sufriendo las consecuencias psicológicas por la situación generada por la pandemia del Covid-19, pero si hay un grupo de edad especialmente sensible son: los adolescentes, una etapa vital.

La adolescencia es sinónimo de vida social, son el eje en torno al cual gira la vida de los adolescentes, y el confinamiento por el coronavirus les ha arrebatado la posibilidad de salir, de ir a fiestas, de ir a clase, de hacer deporte, es una etapa de la vida que lo más importante, son sus amigos.

Sin embargo, este confinamiento por culpa del coronavirus puede ser la ocasión perfecta para estrechar vínculo con estos jóvenes, aprovechar para hacer lo que nunca hemos tenido “TIEMPO DE CALIDAD”. En la actualidad se han perdido ciertas costumbres como el disfrutar en familia especialmente por nuestro ritmo de vida acelerada, es la oportunidad para acercarnos a ellos: hablar, jugar, ver una película, oír canciones favoritas, muchas tareas del hogar pueden ser realizadas por ellos mismos, fomentando la seguridad en sí mismo y estimulando la capacidad de colaboración; todas estas actividades realizadas en familia enriquecen nuestro vínculo, adquirimos nuevos aprendizajes y mejoramos nuestras relaciones.

Es bueno que los padres de familia compartan con sus hijos información de lo que está sucediendo, de forma objetiva para ayudar a tranquilizar; el hecho en que los datos  señalan de que el coronavirus es menos grave para los jóvenes, hay necesidad de seguir las recomendaciones, reforzando los conceptos básicos, como la importancia de lavarse las manos, el distanciamiento social, importancia en la que ellos pueden ayudar a disminuir la propagación del virus y proteger a aquellos que corren riesgo.

El único medio que los jóvenes van a tener ahora para relacionarse, son las redes sociales, la nueva tecnología; si los padres de familia conocen las redes y su funcionamiento será más fácil guiarlos y educarlos en el uso responsable y saludable de la tecnología en esta temporada de coronavirus. El uso de una determinada red social debe ir acompañado del principio de CONFIANZA que ya debería estar asentado en la familia. Los padres deben estar abiertos al nuevo mundo del entorno digital, siempre desde el acompañamiento, el compromiso familiar y ejemplo.

publicidad

publicidad