publicidad

publicidad

Afinia, un lobo vestido de oveja

Vamos a seguir insistiendo con el robo que sufrimos los que vivimos en la costa referente al servicio de la energía, porque obviamente es parte vital de todos los que vivimos aquí, toda vez que, por cuestiones climáticas, necesitamos un excelente fluido de energía para poder tener un buen abanico, aire acondicionado, tomar agua helada, la conservación de los alimentos, entre otras cosas que hace que nosotros dependamos del servicio eléctrico.  Pero este en la región se ha vuelto una especie de ‘soga al cuello’ para todos los que lo pagamos, algo de lo que se han aprovechado las grandes empresas,  en este caso hoy Afinia, que llegó supuestamente con bandera blanca a meterse en la región Caribe, diciendo que iban a mejorar el servicio, cosa que ha empeorado, diciendo que iban a mejor la tarifa, pero el recibo está más caro, se la han pasado cambiando medidores porque ya ni siquiera el personal para cortar o para restituir la luz existe, porque la luz de manera electrónica la quitan de ciudades diferentes como Barranquilla.

Le puede interesar  Jaison Penso defiende su labor al frente de alumbrado público en Valledupar

Cuando viene el exceso de electricidad y se va a hacer el reclamo, se encuentra el usuario que para poder hacerlo hay que pagar el recibo, pero después de que se paga no se ha visto el primer caso donde devuelvan el exceso de cobro, entonces nosotros nos sentimos con las manos atadas porque ni siquiera hay una Superintendencia diligente antes estos casos en los que hoy nos sentimos afectados.

Nosotros por medio de quejas de medios de comunicación y de tutelas, empecemos a revisar otra vez esta empresa, lo mismo que pasó con Electricaribe, una compañía que hoy nos está empobreciendo diariamente, que no nos deja modernizar, que no nos deja industrializar, porque es que cuando uno empieza a hacer los proyectos de cómo invierte, dónde invierte, en lo primero que se piensa es en la luz, ¿cómo es posible que aquí no se pueda la gente industrializar cada día más?, ¿que los lavaderos no puedan poner un aire acondicionado para que las personas tengan una zona climatizada y pueda lavar su carro tranquilamente?, ¿que no puedan utilizar la maquinaria industrial que se requiere muchas veces? … Esto afecta hasta al llantero, porque lo primero que tiene que ver es por cuánto le va a llegar el recibo de la luz, porque finalmente la gente termina trabajando para pagarla. Y si usted revisa, el recibo de la luz es el más caro de la canasta familiar, entonces hay veces que la gente prefiere dejar de comer por pagar la luz, o en su defecto, robarla. Electricaribe hoy llamado Afinia, simplemente un lobo vestido de oveja.

Le puede interesar  Afinia, un año en el Cesar y no ha dado la talla

publicidad

publicidad