publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

ALERTA NARANJA

Por: AMYLKAR ACOSTA

Hizo falta que el hongo Fusarium Raza 4 Tropical, también conocido como mal de Panamá, azotara las plantaciones de banano en la Troncal de Caribe, en comprensión de los corregimientos de Tigrera en el Distrito de Riohacha y de Las flores en el Municipio de Dibulla, para que el país posara sus ojos sobre la zona y se percatara de que, en La guajira, cuyo territorio se asocia en el imaginario colectivo con el desierto y la sequía, además de sal, gas y carbón también se produce banano.

El cultivo de la fruta en el país se concentra en tres departamentos, Antioquia (Urabá), Magdalena y La guajira, en su orden, representando el 46.3% del PIB agrícola en Antioquia, el 43.7% en el Magdalena y el 31.4% en La guajira. El área cultivada de banano se extiende en 35.123 hectáreas en Antioquia, 12.975 hectáreas en el Magdalena y 2.587 en La guajira.

Esta es una actividad intensiva en mano de obra, de allí que genere 168.781 empleos directos a nivel nacional, amén de que 42.069 son directos y formales y 126.713 indirectos, cifras estas no despreciables. Al desagregarlas se concluye que en la región Caribe se genera el 30.7% de la misma con 12.916 empleos directos y 38.905 indirectos.

Colombia ocupa el cuarto lugar en el ranking de países exportadores de banano, después de Ecuador, Costa Rica y Guatemala. El Banano es el tercer renglón en importancia de nuestras exportaciones agrícolas, con US $800.8 millones en 2018, después del café, que es el líder, con US $2.267.3 millones y las flores, con US $1.477.9 millones.

Es de resaltar la excelsa calidad de la fruta que se exporta desde el Caribe a los mercados internacionales, siendo Bélgica el primero de ellos y EEUU el segundo, toda vez que se trata de banano orgánico, el cual se cotiza a mejor precio, ya que mientras este tiene un precio promedio FOB Puerto de Santa Marta de US $10.50 la caja, el precio del banano convencional oscila alrededor de los US $7.30.

Ahora bien, por fortuna la presencia del hongo fue detectada a tiempo y no alcanzó a afectar sino sólo 175 hectáreas, circunscribiéndose a 4 predios, que fueron rápidamente aislados y sometidos a cuarentena por parte del ICA para evitar su propagación. Además, el hongo ataca la raíz y el follaje de la planta, no así al banano, por lo que no hay que temer por parte de quienes lo consumen.

Brotes como este ya se habían presentado en el pasado en Australia, Filipinas, Israel, China y Malasia y los pudieron controlar. Estos países han logrado desarrollar variedades resistentes al hongo, que bien vale la pena implementar, así como en su momento se hizo con la roya del café. Esta es la manera más eficaz de conjurar el riesgo de contagio y para ello se requiere conjugar los esfuerzos del gremio de los bananeros con los del ICA. No obstante, el recorte del Presupuesto del sector, que sigue siendo la cenicienta, para el 2020 no es para nada alentadora.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad