publicidad

publicidad

AMONG US, ESTRATEGIA DIDÁCTICA DIGITAL QUE FOMENTA PENSAMIENTO CRÍTICO

Por: HANS ZAPATA DELGADO

Cada vez que un profesor se enfrenta a los contenidos programáticos de un área como Lenguaje o Texto, debe plantearse de igual forma la manera de incursionar en el estudiante una concepción del pensamiento crítico, o por lo menos, es lo que siempre me ha ocurrido al planear las clases. Y es que con la llegada de la pandemia se cambió la modalidad de estudio y tanto docentes como estudiantes adquirimos nuevas estrategias digitales que sostienen el desarrollo de las asesorías. A raíz de ello, surgió la búsqueda por implementar una estrategia didáctica digital que permitiera desarrollar un ambiente académico óptimo, donde el pensamiento crítico fuera el núcleo del proceso educativo.

Ahora bien, una estrategia didáctica digital está centrada en la integración de las herramientas digitales en los procesos de enseñanza-aprendizaje, que por lo general son virtuales, presenciales o mixtos, y facilitan el desarrollo de las clases y contenidos educativos motivadores e innovadores. Por otra parte, debemos entender que la RAE define “pensamiento” como la facultad de pensar, y “crítico” como la capacidad de analizar un tema bajo un criterio propio. De tal manera que, al unificar estos dos conceptos, se puede decir que pensamiento crítico no es más que la capacidad de analizar la información que se tiene sobre un tema para lograr tomar una decisión acertada.

En esa misma línea, Peter Facione explica que el propósito del Pensamiento Crítico es generar un juicio reflexivo basado en el desarrollo de 6 habilidades resumibles. Para ser exactos: interpretación, análisis, evaluación, inferencia, explicación y auto-regulación. Todas estas habilidades abordadas forman personas críticas, quienes tendrán la capacidad de tomar decisiones desde una perspectiva más honesta y objetiva. Por supuesto lo que todo profesor de Lenguaje debería fomentar en sus estudiantes. De tal modo, en la búsqueda por alcanzar ese juicio reflexivo surgió Among Us, una aplicación que a simples rasgos se cataloga como juego, pero que a profundidad y en contexto educativo, ha permitido impulsar las 6 habilidades requeridas para lograr un pensamiento crítico en los estudiantes.

Según la publicación de eSports el pasado 10 de septiembre, Among Us es un juego Indie, que fue lanzado y publicado por la firma independiente Innersloth en 2018 y en la actualidad es el segundo juego más visto del mundo, con millón y medio de jugadores simultáneos. La mecánica de esta aplicación es muy similar a la de “El pueblo duerme”, donde el policía debe descubrir al culpable y el resto de jugadores son simples espectadores o están implicados en la escena del crimen. En el caso de Among Us, la capacidad es de 10 jugadores atrapados dentro de una nave espacial donde uno o máximo tres jugadores son impostores y el resto son tripulantes que realizan tareas para evitar que la nave colisione. Si en una partida eres el impostor, debes desaparecer al resto de tripulantes sin ser descubierto.

Sin embargo, la esencia del juego no radica en ello, sino en el consenso que se activa una vez hay reporte de algún tripulante desaparecido. Allí la aplicación se vuelve estrategia didáctica digital, puesto que empiezan los argumentos para descubrir a los culpables. Aquel que se encontraba cerca de la escena, quien vio por última vez el cuerpo y quien logre sostener la cuartada perfecta para evitar que por medio democrático lleguen a funarlo. Lógicamente, el impostor siempre negará los argumentos en contra, acusará a los demás y no tendrá reparos en mentir y decir lo que sea necesario para continuar con su propósito, o pueda que haga lo contrario. Y es ahí donde de verdad empieza el uso del pensamiento crítico. A través de una ventana de chat, todos los participantes intercambian justificaciones, acusaciones y mentiras. Cada subida de tono y cada silencio se tienen muy en cuenta.

En definitiva, si nos remitimos a la realidad, es exactamente lo mismo, situaciones que ameritan la toma de decisiones y la capacidad de identificar los argumentos válidos, los argumentos engañosos y la colaboración mutua necesaria para un beneficio colectivo, que se lleva a cabo mediante un sistema democrático. ¡Eso me recuerda entre otras cosas a la época de elecciones!  Así que, para sorpresa de muchos y felicidad de otros que ya empiezan a incursionar en las competencias digitales, esta es una opción a añadir en el abanico de recursos que considero debe tener un docente de Lenguaje bajo la modalidad virtual. Entonces, sea muy probable que tanto usted amigo lector, así como yo que disfruté poniéndolo en práctica, el día de mañana nos encontremos y podamos compartir nuestras experiencias al respecto o quizás luchando por descubrir al impostor.

publicidad

publicidad