publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Andrea Cañón, la mejor patinadora que ha tenido el Cesar en todos los tiempos 

Andrea Cañón Batista es una vallenata que nació para ser una estrella del patinaje, con apenas 22 años de edad, su valentía, velocidad, carácter y su agresividad en ataque, la han convertido en un baluarte para el patinaje colombiano. La deportista ha logrado dar grandes pasos sobre ruedas no solo en la pista, sino también en su vida personal, para formar la exitosa carrera que tiene hoy en día.

Cuando solo tenía 3 años, su mamá Yasmila Batista fue la que la llevó a montar en patines por primera vez en su vida, lo hizo sin nunca haber practicado patinaje pero con una pasión inmensa por la disciplina, quería que su única hija incursionara en ese deporte, una necedad que le dio resultado y que tiene al departamento del Cesar en lo más alto, puesto que la hoy adolescente se convirtió en una patinadora de talla mundial, Cañón ha sido cinco veces campeona del mundo, campeona bolivariana, suramericana y campeona nacional, títulos invaluables que llenan de orgullo no solo a su madre, sino a toda una región.

Con innumerables logros representado al departamento del Cesar los que ha conseguido Andrea, en campeonatos nacionales e internacionales, pero detrás de la estrella se esconde uno de los sacrificios más duros dentro de su carrera, puesto que esta joven llena de ambición por ser la mejor y por el escaso apoyo que le brindaban en su tierra natal, optó por ponerse los colores de la bandera de Bolívar. “No representar al Cesar fue una decisión que se tomó hace seis años debido al poco apoyo que había en ese tiempo para el patinaje, por ese motivo tuve que irme a correr por otro departamento. No portar los colores de la bandera de mi tierra en mí uniforme en las competencias en las que estoy es duro, toda vez que para un deportista no hay mayor alegría que representar a su tierra y darle muchos logros”, indicó.

Haciendo parte de la liga del departamento del Bolívar, Andrea Cañón logró el sueño más grande para cualquier deportista, representar a su país ante el mundo, lo hizo por primera vez en el 2014, “esa alegría que sentí cuando supe que iba hacer parte de la selección Colombia de Patinaje se vuelve difícil de explicar, más porque el año anterior a ese, no logré entrar por culpa de una lesión, esa sensación de portar la tricolor no se pierde”, expresó la vallenata.

‘Sueño con volver a representar al Cesar’

Andrea Cañón es una patinadora de grandes pergaminos, nació el 27 de julio de 1996 en Valledupar, ciudad de la que partió hace seis años con destino hacía Cartagena para representar a ese departamento de Bolívar, allá es una triunfadora que trabaja para ser mejor cada día; Sin embargo sueña con volver a su tierra, así le manifestó a La Calle,

“estamos trabajando para regresar en algún momento y representar sobre ruedas al Cesar, como te mencioné antes, la mejor satisfacción para cualquier deportista es portar los colores de su país, pero sobre todo de su tierra natal, quiero regresar y darle muchos triunfos al departamento que me vio crecer”, indicó la joven patinadora.

Agregó, además “una de mis metas para el Cesar en el patinaje, es que sea más reconocido en esta disciplina y para que esto suceda desde ya estamos trabajando con mi nueva escuela de patinaje en crear un buen semillero y que los niños se sientan apoyados y motivados para poder cumplir sus sueños”

Andrea Cañón es considerada por expertos en dicha disciplina como una de las mejores patinadoras de todos los tiempos, actualmente se prepara para llegar a su próximo mundial que se desarrollará 6 de julio del presente año, en Barcelona (España), ahí nuevamente portará el uniforme de la tricolor.

Andrea Cañón es considerada por expertos en dicha disciplina como una de las mejores patinadoras de todos los tiempos, actualmente se prepara para llegar a su próximo mundial que se desarrollará 6 de julio del presente año, en Barcelona (España), ahí nuevamente portará el uniforme de la tricolor.


Deja un Comentario