publicidad

publicidad

Andrea Valdiri, vendedora de perros calientes

En la vida de los famosos no todo es color de rosa, algunos nacieron en cuna de oro, y otros se hicieron a pulso; Andrea Valdiri, es muestra de ello, durante varios años preparó y vendió perros calientes en la calle 53C esquina con carrera 31 del barrio Lucero en Barranquilla. 

Con lágrimas en los ojos, la bailarina contó parte de su historia en una entrevista que concedió hace ya un par de años, y en ella reveló que luego de graduarse de bachiller quedó embarazada de su primogénita e hizo malabares para trabajar y estudiar de manera simultánea.

Posteriormente, en 2015, una amiga le propuso ayudarla para que se postulara como Señora Colombia, certamen de belleza al que se inscribió con mucho esfuerzo y del que además resultó ganadora. ¡Quién lo diría!

Después de eso, todo es historia. Su nombre se volvió muy popular en las redes sociales, donde con su personalidad irreverente y su talento para el baile ha logrado cautivar a millones que se han mantenido a su lado con el paso de los años.

Su carisma le ha permitido conseguir una vasta cantidad de admiradores, ya que prefiere mostrarse sin caretas y de la manera más natural posible, por lo que logra posicionarse como una de las favoritas del público. Sin embargo, la fama que ahora posee no ha hecho que la ex de Lowe León se olvidara de sus raíces, pues, a pesar de que le gusta darse sus lujos y disfrutar de ciertas cosas que solo unos pocos pueden, pareciera llevar la humildad tatuada en la piel.

Así lo ha demostrado con sus acciones. A través de las redes sociales, Andrea Valdiri ha compartido cómo ha cambiado la vida de varias personas, bien sea ofreciéndoles trabajo, dinero o las herramientas necesarias para salir adelante.

Y es que ella misma conoce de primera mano que las cosas no caen del cielo, pues, antes de convertirse en la estrella que es ahora, debió ganarse el pan trabajando en las calles como vendedora de perros calientes.

Andrea Valdiri es la prueba de que la fama y el dinero no deben ni tiene por qué cambiar a una persona. Incluso siendo una exitosa empresaria e influencer, no olvida de dónde viene ni cómo comenzó todo, tal y como demostró al publicar una foto de su puesto de perros calientes hace pocas horas.

publicidad

publicidad