publicidad

publicidad

Ante la Fiscalía denunciaron al alcalde de El Copey Francisco Meza

Ante la Fiscalía General de la Nación, un ciudadano efectuó una denuncia en contra del alcalde de El Copey Francisco Meza Altamar, al parecer, por ejecutar contratos sin requerimientos legales y peculado por apropiación. Los dos contratos firmados por el mandatario suman $435 millones; ambos relacionados con la ayuda brindada a adultos mayores en época de pandemia por Covid-19.

El alcalde de El Copey, Francisco Meza Altamar, sigue generando noticia, esta vez tiene que ver con una denuncia que le interpuso un ciudadano porque encontró serias irregularidades en dos contratos que este firmó durante los primeros meses de la pandemia. Entre las presuntas anomalías se encuentran que las empresas contratadas que no tienen idoneidad para ejecutar dichos contratos, además de un posible sobrecosto en los productos que conformaron los kits alimenticios. Sobre estos hechos La Calle ya había efectuado las denuncias en publicaciones anteriores.

Vamos a los detalles, y para ello abordaremos en detalle el primer contrato, es el N° 106 del 24 de marzo del 2020, a través del cual el municipio de El Copey, en cabeza del  alcalde Francisco Meza Altamar, y la Fundación para el Desarrollo Social de los Colombianos (Fudsocial), y cuyo representante legal es Franklin Toncel Peralta, acordaron por el valor de $250.000.000 millones para la “operación del  programa de atención domiciliaria a adultos mayores de escasos recursos y población vulnerable, en estado de aislamiento obligatorio dentro de las medidas adoptadas para la prevención del contagio del coronavirus Covid-19”.

“En la ejecución del contrato mencionado en el acápite anterior, encontramos en los documentos publicados en el Secop que la gran mayoría los productos que conformaron los kits de alimentación para población menos favorecida del municipio de El Copey, suministrado por Fudsocial, presentan sobrecosto, es decir, fueron facturados por un valor que esta elevado si lo comparamos con la compra de estos mismos productos en cualquier almacén de cadena, esto sin tener en cuenta que estas compras fueron hechas al por mayor, lo que a su vez disminuye más su valor, sin embargo esto no se ve reflejado en el precio de los productos publicados”, dice el denunciante.

El segundo contrato es el N° 115 del 13 de abril del 2020 con la empresa Servicios Integrales del Caribe Colombiano S.A.S, a través de su representante legal Antonio María Andrade Zambrano por un valor de $185 millones con el objetivo de la “operación del programa de atención domiciliaria a adultos mayores de escasos recursos y población vulnerable, en estado de aislamiento obligatorio dentro de las medidas adoptadas para la prevención del contagio del coronavirus Covid-19”.

La anomalía más notoria en este segundo contrato tiene que ver con la actividad económica llevada a cabo por el contratista, puesto que la empresa Servicios Integrales del Caribe Colombiano en su registro mercantil no presenta ningún tipo de relación con el objeto del contrato que celebró con la administración de El Copey, esto en razón a que se su actividad económica principal está relacionada con actividades de arquitectura e ingeniería y otras actividades conexas de consultoría técnica, además su actividad económica secundaria se registró como actividades de consultoría de gestión, y en otras actividades se registran actividades de apoyo a la ganadería y a la agricultura, pero ninguna parte a tenido relación la compra, venta o distribución de alimentos.

En el almacenamiento y el transporte de los mercados también se habrían presentado sobrecostos.

“Es que el alcalde Francisco Meza Altamar utilizó la fachada de la empresa Sicarcol S.A.S, con el fin de sacar provecho de la emergencia, pudiendo haber comprado los productos directamente a distribuidoras en su municipio que sí se dedicaran a la comercialización de alimentos a un costo menor al que los suministró Sicarcol a la alcaldía de El Copey, lo más raro de todo es que en los estudios de mercado anexaron facturas de distribuidores de verdad. Cabe agregar que, aunque no se puede probar lo que se dice en el municipio, es que el señor Antonio María Zambrano es socio del alcalde del municipio en varias negociaciones de carácter particular y que la empresa Sicarcol S.A.S no solo sería utilizada para este si no para otros fines más”, aseguró el denunciante.

Otro hecho grave que resalta el denunciante en su declaración entregada en la Fiscalía, es mientras en el contrato se pagó la suma de $7.280.000 por almacenamiento, sim embargo en El Copey todo el mundo sabe que los mercados fueron almacenados en las instalaciones de la alcaldía y de la Casa de la Cultura del municipio.

Esta la denuncia que ya está en manos de la Fiscalía en contra del alcalde Francisco Meza.

Pero hay otra cifra que causa estupor, y son los $14.000.000 que dice el contrato se gastaron en el transporte de los mismos. “Es posible que en plena emergencia y habiendo comprado los productos en el mismo municipio, y habiéndolos repartidos en esa misma localidad, y su zona rural, se haya contratado un servicio de transporte tan caro, lo que evidencia un sobrecosto”, advirtió el denunciante.

Semanario La Calle se comunicó con el alcalde Francisco Meza con el propósito de conocer su versión sobre estas denuncias y esclarecer la información; sin embargo, este medio no recibió una respuesta.

Los delitos que se le estarían indilgando al alcalde de el copey, francisco meza, serían los de peculado por apropiación y contrato sin lleno de los requisitos.

 

publicidad

publicidad