publicidad

publicidad

Aseo del Norte no le cumple a los vallenatos, pero les tiene el bolsillo ‘pelao’

En una de las peores empresas prestadoras de servicio pública terminó por convertirse Aseo del Norte. mientras la comunidad se alarma por los altos sobrecostos que reflejan las facturas donde no hay descuentos ni mucho menos una explicación, del otro lado aparecen los diferentes incumplimientos que presentan en el contrato.

Siete actividades principales contemplan el contrato de prestación de servicio público de aseo de la ciudad por parte de la empresa Aseo del Norte, encargada de la operación en el Cesar y La Guajira, sin embargo, de estas siete, se podría decir que viene ejerciendo tres, y en pésimas condiciones. A continuación, desglosamos una a una cuales son las responsabilidades de esta empresa con los valduparenses y hasta donde las estaría cumpliendo.

Además de esto, la falta de talante y la permisividad de Aseo de Norte, y la administración municipal han llevado a que no solo la inseguridad sea el mayor problema de la ciudad, sino también el incremento de escombreras, espacios que se han convertido en un fenómeno que de no hacerle frente terminarán invadiendo a los vallenatos. Según se conoció, actualmente hay más de 25 y nadie ha podido frentear el corte.

Dentro de las principales conocidas por la administración municipal aparecen las ubicadas en la margen derecha del Río Guatapurí, específicamente en Zapato en Mano y Nueve de Marzo, donde solo se han enfrascado en la realización de mesas técnicas y pare de contar. “Hace más de un año que se requirió la intervención de las escombreras en la ciudad, determinar un plan para ver cómo se van a retirar, pero la respuesta de alcalde es que antes habían 28 y quedan 25, lo que nosotros vemos es que en todo este tiempo que ha pasado no se ha avanzado en nada, las escombreras siguen ahí”, dijo María del Rosario García, integrante de la mesa de usuarios de servicios públicos de Valledupar.

Otros incumplimientos

Revisando el contrato, se pueden evidenciar varios puntos donde el incumplimiento ha estado a la orden del día, entre esos el servicio de barrido, poda de árboles, cobertura de la ciudad en recolección de basuras, entre otros.

Según María del Rosario, desde que se le entregó el servicio de aseo a la empresa privada no se ha visto el cumplimiento, “la Comisión de Regulación  de Agua Potable y Saneamiento Básico, CRA, emite la resolución de 151 de 2001 estableciendo que el servicio público de aseo, es integral, prestado puerta a puerta con una frecuencia de recolección de residuos sólidos de tres veces por semanas, barrido del frente del domicilio o predio, una vez por semana o barrido o limpieza de las áreas del municipio”, dijo.

Recolección y transporte de residuos no aprovechables: es la actividad principal de esta empresa en la ciudad, la cual desarrollan a través de la clasificación de cuatro macros, es decir por sectores, en algunos casos se hace de manera diurna y en otros, nocturna.

“En el sector que yo vivo que es por la cuarta el servicio de aseo es regular, el cobro es demasiado exagerado para lo que se recoge, no es lo justo”, afirmó Luz Estella Flórez.

En Valledupar, los usuarios no cuentan con una oficina PRQ, para manifestar su grado de satisfacción con este servicio.

Barrido y limpieza de vías y áreas públicas: es uno de los servicios por el que más se quejan los usuarios, al parecer las conocidas ‘escobitas’ hacen su trabajo por donde les conviene y no por donde les toca, mientras la facturación les llega a todas las viviendas de la ciudad, estas no llegan de manera general, si bien es cierto hay calles que no son pavimentadas, y por ende no transitadas por los operadores de esta actividad.

“Esto es un total incumplimiento, solo es necesario hacer una ronda por Valledupar para darse cuenta que ellos hacen el barrido solo por el centro, de pronto algunas vías que son principales, no todas, y la CRA le especifica en la resolución… puerta a puerta, por predio. Esto da para una acción legal donde deberíamos exigirles que devuelvan los dineros a las personas de Valledupar dónde no prestan el servicio”, manifestó María del Rosario García.

“El servicio es muy regular, si se habla de las escobitas, barren solo las calles, nunca se suben a los andenes a barrer, lo hacen cuando quieren o donde les tiren la liga, pero no es que barran todo como tal la ciudad. Y el recibo muy caro, en los barrios llega muy exagerado, en los estratos uno muy caros, ni se digan del dos, tres y cuatro”, aseveró Daniel Mejía.

“Yo vivo en un sector donde las calles son destapadas y nunca he visto escobitas haciendo las labores que les corresponden, entonces no entiendo por qué cada mes el costo del aseo me sube 2 mil pesos… es algo ilógico”, contó Merys Arias, habitante de Candelaria Sur.

Corte de césped y poda de árboles, este es uno de los incumplimientos más evidentes por parte de Aseo del Norte, la ciudad, sobre todo en el sur de Valledupar, “ellos no hacen la poda de árboles de las zonas públicas, ¿cuándo lo hacen?, cuando lo necesita Afinia, ¿qué significa? que están trabajando de la mano, pero para suicidar los árboles… eso se llama ‘arboricidio’, entonces, ¿dónde está la figura del alcalde ahí?, dijo la miembro de la mesa de usuarios.

Uno de los sectores más afectados por la falta de poda y corte de césped es la sur, barrios como María Camila, Álamos, La Fontana, Villa Dariana, entre otros.

publicidad

publicidad