publicidad

publicidad

Así agarra la Supersalud al Rosario, ¿en un año arreglará el desastre?

Pese a que la intervención del Rosario Pumarejo de López por parte de la Supersalud es la última carta que le queda a este centro médico para seguir prestando sus servicios a los cesarenses, la realidad con la que el agente interventor tendrá que luchar es titánica. Sin embargo, al interior del Rosario los trabajadores de la salud ven con buenos ojos la intervención.

Luego que la Contraloría del departamento del Cesar suspendiera como gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López a Jaqueline Henríquez Hernández, quien está sometida a procesos fiscales, la gobernación del Cesar designó como gerente encargada a Leidis María Manjarrez Daza, quien también terminó este año yéndose por la puerta de atrás, confirmando que esta empresa social del estado necesitaba una solución que cortara el problema de raíz.

El presupuesto de la duda

Alrededor de 78 mil millones de pesos, para la vigencia del 2022, fue aprobado en diciembre pasado como parte del presupuesto del Rosario para este año, donde no se sabe qué mecanismos utilizaron para aprobarlo, toda vez que el hospital tiene poco recaudo, las deudas aumentaron, no estuvieron presente los representantes de los usuarios, no hay contratación, hay más de 100 embargos; sin embargo, pasando por encima de todo eso, lograron la validación de estos recursos.

Se llevaron la carne y dejaron el hueso

Con esta expresión, muchos trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López describen lo que se vive hoy en esta entidad, al ver el estado tan servil en la que ha caído, pero una luz al final del túnel les anuncia que podría haber una esperanza.

Javier Manjarrez

Javier Manjarrez, jefe de enfermería de Urgencias, indicó: “las expectativas que tenemos son buenas, ya que, con la intervención de la Supersalud, esperamos que todo mejore y sean beneficiados, no tanto nosotros, sino los usuarios que también son los afectados por esta situación tan lamentable que está pasando en este Hospital, cabe resaltar que los extranjeros irregulares se llevaron la buena carne y dejaron el hueso”, dijo.

Francisca Gamero

“La interventoría es lo mejor que le ha pasado al Hospital, porque ellos están tomando desde ya las medidas a la deficiencia que se vive a nivel asistencial, administrativo y en forma de pago, la mejor solución que puede haber que no se solucionará este problema que viene de muchísimos años atrás en un año, pero sí se tiene esperanza de mejorar con esta intervención”, manifestó Francisca Gamero, jefe de enfermería.

Pese a la llegada tan inesperada de la Supersalud al hospital, le dio esa luz al fondo del túnel que todos los trabajadores de la salud y la comunidad en general necesitaban, puesto que ha generado tranquilidad a quienes han sufrido en carne propia la crisis presupuestaria que atraviesa el centro de salud.

¿Cuáles fueron los hallazgos?

Más de 70 hallazgos fue lo que detonó la intervención forzosa, administrativa y la inmediata toma de posesión de los bienes, haberes y negocios del hospital Rosario Pumarejo de López. Pues el ente de control manifestó que evidenció el incumplimiento del Plan de Mejoramiento establecido previamente. Se identificaron 72 hallazgos financieros, asistenciales y administrativos.

Cabe resaltar que en el 2019 se encontraron 92 hallazgos, que de ellos solo el 15% se subsanaron.

Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel

“Es tan crítica la situación encontrada en la gestión del hospital que se estaba poniendo en riesgo la adecuada y oportuna prestación del servicio de salud a los usuarios en condiciones de calidad, accesibilidad y seguridad”, aseguró el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel.

La Supersalud también identificó el incumplimiento de las disposiciones que regulan el flujo de recursos y de los bienes públicos que administra la institución de salud.

Los hallazgos

Documento de los hallazgos encontrados en el HRPL.

Semanario La Calle tuvo acceso al documento en el que se detallan las 72 irregularidades que la Supersalud encontró y que lo llevaron a tomar posesión del Rosario. Estos son algunos de los más escabrosos y que ratifican que el objetivo era acabar con el hospital.

Hallazgo N°43. Frente a las actuaciones realizadas por el Revisor Fiscal de la vigencia 2019 del Hospital Rosario Pumarejo De López, se identifica una posible vulneración al cumplimiento de los parámetros definidos en las Circulares Conjuntas N° 122 y 036 de 2001 expedidas por la Superintendencia Nacional de Salud y de la Junta Central de Contadores, toda vez que el revisor fiscal no remite los informes a la Superintendencia Nacional de Salud.

Hallazgo N°49. El Hospital Rosario Pumarejo de López, en cabeza de su representante legal, realiza pagos a los contratistas sin que los supervisores hagan el seguimiento técnico del cumplimiento del contrato, al evidenciarse que efectúan pagos sin el soporte de verificación de informes que dé cuenta del desarrollo de la ejecución contractual, conllevando a no utilizar de manera eficiente los recursos financieros disponibles del sector salud, de conformidad con lo establecido en el artículo 1 del Decreto 1281 del 2002.

Hallazgo N°52. El Hospital Rosario Pumarejo de López incurre en un presunto detrimento patrimonial por valor aproximado de $45 millones, por concepto de celebrar contrato para el apoyo a la gestión para la actualización del manual de procedimiento en el área de farmacia con fundamento en la normatividad vigente; denotando que dicha actividad no ocasiono ningún beneficio sino una disminución de los bienes públicos, incurriendo en la conducta establecida en el artículo 6° de la Ley 610 de 2000.

Hallazgo N°56. El Hospital Rosario Pumarejo de López no garantiza el cumplimiento de sus responsabilidades frente a la inscripción y habilitación de servicios ante la entidad territorial en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud – REPS, toda vez que no cumple con las condiciones y requisitos, incurriendo presuntamente en el incumplimiento del artículo 2.5.1.3.1.1 del Decreto 780 de 2016; Artículo 8 de la Resolución 2003 de 2014 y; Numeral 8 del artículo 130 de la Ley 1438 de 2011 modificado por el artículo 3 de Ley 1949 de 2019.

¿Qué pasará dentro de un año?

La intervención en el Hospital Rosario Pumarejo de López es muy importante, se espera que dentro de un año el Hospital salga adelante, pese a la situación tan critica que vive actualmente ya que no hay contratación con las EPS, por ende con el agente especial de interventor las EPS vuelvan a contratar con el Hospital para que el personal de salud vuelva a tener sus garantías en pagos mensuales, laborales, estos trabajadores que han estado ahí a pesar de las dificultades y principalmente que vuelvan los usuarios.

El interventor Duver Vargas Rojas manifestó, “en este momento se encuentran realizando el levantamiento de información para elaborar el diagnostico situacional y con ese hacer un plan de acción y plan de mejoramiento, con estos se va a garantizar la operación corriente de la entidad y así mostrar los avances bajo esta medida de intervención”, indicó.

“La intervención es una medida especial que utiliza la Supersalud, una de las ventajas es que se encuentra blindado ante cualquier embargo que se llegue a generar en contra de las cuentas de la entidad y esto va a permitir que se garantice la operación corriente”, recalcó Vargas Rojas.

 

publicidad

publicidad