publicidad

publicidad

Así se defienden los alcaldes que tienen a cuestas procesos de revocatorias

El 2021 inició con la inscripción de diferentes procesos de revocatoria en el departamento, Aguachica, El Copey, El Paso, Bosconia, San Alberto y Valledupar, integran este ramillete de municipios donde a los alcaldes literal ‘penden de un hilo’. Pese a que este es un mecanismo de democracia participativa al que cualquier ciudadano tiene derecho, en varios de estos casos se pudo evidenciar que la intención de revocar es pura alharaca, mientras que en otros las razones para revocar al mandatario sobran.

Los que supieron defenderse

Que Edulfo Villar Estrada no ha tenido el mejor de los gobiernos, y que literal no ha hecho nada de relevancia en el municipio es un secreto a voces, así lo evidencia su primer año de mandato, donde las denuncias en los malos manejos administrativos han sido de conocimiento público; sin embargo, al hablar puntualmente del proceso de revocatoria, se podría decir que el partido va 1 a 1, toda vez que el líder opositor John Jairo Redondo Gómez marcó el primer gol cuando logró inscribir el comité ‘Unidos por Bosconia, reivindicando nuestros derechos’; hasta ahí todo marchaba bien para este grupo, pero la batuta cambió de mando en la audiencia pública de revocatoria organizada por el Consejo Nacional Electoral, donde sus razones para revocar fueron escuetas y sin fundamento.

Lo primero que le jugó en contra a Redondo Gómez fue su conexión a internet, una señal intermitente que no permitió que las razones dadas a los integrantes del CNE quedaran claras, dentro de lo expuesto por el líder de este grupo aparecen: (carencia en la prestación de los servicios de salud, falta de políticas de corresponsabilidad entre la comunidad y el gobierno Nacional, fomento de actividades recreativas y deportivas para fortalecer la convivencia, mejoramiento del entorno barrial, entre otros), pese a que en el documento que se proyectaba en la intervención del líder del comité se veían los fundamentos del por qué quieren que Villar Estrada sea revocado,  su intervención oral careció de elocuencia y certeza.

Contrario a ello, el mandatario Edulfo Villar logró montar toda una parafernalia que se terminó convirtiendo en una rendición de cuentas de su primer año administrativo; mientras atendía la audiencia pública desde su despacho en Bosconia, en un salón de eventos de municipio un grupo de cerca de cien personas liderado por el concejal Danilo Ospino, y quien es su principal socio y aliado político esperaban por su defensa.

Su principal defensor no podía ser otro que el corporado municipal, de quien se habla será el candidato a la alcaldía de este grupo político en las próximas elecciones y quien, al parecer, tiene gran parte de la tajada de la administración.

Como el caso del alcalde de Bosconia, está el mandatario de Aguachica, Robinson Manosalva, quien dé resultados tiene poco, pero al final la falta de argumentos de sus opositores terminó dejándolo bien parado en la audiencia pública de revocatoria. En el momento de su intervención los integrantes del comité dejaron en evidencia, primero que no son conocedores del tema, segundo que no cuentan con la preparación académica y tres, que las razones para revocarlo carecían de fundamento.

Unos lideres leyendo al pie de la letra un documento de Word y con problemas para hacerlo llevaron a que esta segunda batalla en el proceso de revocatoria fuera ganada por la primera autoridad del municipio.

Otro que logró cogerle la comba al palo fue el alcalde de El Paso, Andry Aragón, quien luego de recibir las razones del líder del comité, ´El Paso democrático y Participativo, Sí a la revocatoria’, Damín Escobar Montero, expuso sus argumentos y entregó detalles de su gestión durante el primer año, manifestando que a pesar de las dificultades económicas por la pandemia, se logró cumplir con los compromisos establecidos en su programa de gobierno, materializados de manera concertada con la comunidad en el Plan de Desarrollo.

Fue así como respondió puntualmente a las quejas que hay alrededor de los sectores: salud, educación, y movilidad, entre otros.

En el municipio de San Alberto, las intenciones del señor Luis Dalmiro Torres Gallego, terminaron sin piso, así lo evidencia la audiencia pública del Consejo Nacional Electoral del 27 de enero de 2021, toda vez que en el momento de la intervención del líder de esta iniciativa, este aseveró que el plan de desarrollo se ha incumplido en un 99%, el hombre no detalló los sectores ni los programas, escudándose en que lo ideal era que el alcalde Carlos Ríos le dijera al CNE, lo que ha hecho como alcalde del municipio.

Por supuesto ante esta falta de argumentos, el mandatario sacó su repertorio y mostró cada una de las inversiones que se han hecho desde su gobierno, resaltando que, pese a la pandemia, la administración municipal ha logrado salir adelante.

En este partido el gran ganador fue el alcalde de San Alberto.

Las razones hablan por sí solas

Los municipios donde las razones hablan por sí solas fueron EL Copey y Valledupar, el primero de ellos fue noticia nacional y no precisamente por las respuestas que el mandatario Francisco Meza Altamar tuvo para su opositor Andrés Núñez, sino por la falta de etiqueta de este. En un vídeo que se hizo viral y del que los principales medios del país terminaron hablando, evidenció que el alcalde de este municipio se sentía en su casa y no en una audiencia pública donde su nombre intenta ser revocado.

A esto se le debe sumar la argumentación en cada una de las razones presentadas ante el Consejo Nacional Electoral por parte de Andrés Núñez, quien con número de contratos, valores exactos y pruebas en contra de la administración demostró por qué Meza Altamar debe ser revocado, dejando a un lado los comentarios que se acercan a la hipótesis de que solo quieren truncarle el camino.

En su exposición, el líder comunal reconoció la inversión que a la fecha ha hecho el mandatario, pero demostró que este estaría participando en hechos de corrupción con estos.

publicidad

publicidad