publicidad

publicidad

Cesar, tierra de grandes deportistas que se van por falta de apoyo

En el año 2012, Óscar Muñoz ganó medalla de bronce en los Juegos Olímpicos realizados en Londres, convirtiéndose en el deportista más admirado del departamento, sobre todo de la Liga de Taekwondo del Cesar; desde entonces la historia ha sido otra, se han desarrollado dos justas olímpicas más y esta tierra no ha logrado representación; sin embargo, por talento no es, todo radica en la falta de apoyo.

La historia de Óscar Muñoz es de las pocas buenas que hay, pues logró ir a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 representando la Liga de Taekwondo, espacio en el que logró una medalla de bronce. Hoy cerca de 10 años después, en el ambiente deportivo se suscitan inquietudes como el ¿por qué se acabaron las representaciones cesarenses en este tipo de escenarios?… la respuesta es simple, el gobierno no apoya a sus deportistas; para la muestra el botón están Yadinis Amarís, Buinder Bermúdez y la misma Zuleima Aramendiz, quienes lograron destacarse, pero representado otras regiones.

Yadinis Amarís

Una deportista aguachiquense que practica la disciplina de Judo, pese a sus capacidades no encontró respaldo en el departamento y en el 2002 se fue a Bucaramanga para competir representando a Santander. En conversaciones con Dodanim Barboza, entrenador deportivo de Judo del Cesar, quien conoce cómo era el contexto en esa época, manifestó que, si el respaldo a los deportistas en esta época es pesado, años atrás era peor.

Le puede interesar  La cesarense Natalia Linares le muestra al mundo su gran talento

“En esa época ella tenía un entrenador que no recibía sueldo y se cansó, y ella se fue junto a tres competidores que les ofrecieron pagos en efectivos mensuales, estudio en universidades de manera gratuita. De esos cuatro deportistas había dos que eran casi campeones nacionales e internacionales con el Cesar, sin embargo, en el 2004 ganador medallas representando a Santander”, relató Barboza.
Ganó una medalla en los Juegos Panamericanos de 2019, y cinco medallas en el Campeonato Panamericano de Yudo entre los años 2004 y 2015.

Zuleima Aramendiz

Es uno de los ejemplos más claros de lo que fue emigrar de su tierra en busca de apoyo deportivo y por ende financiero; la exdeportista vallenata cuya disciplina es el lanzamiento de jabalina, compitió en tres olimpiadas: Atlanta 1996, Atenas 2004 y Pekín 2008, representando al departamento de Antioquia, donde encontró las puertas abiertas y en retribución le dio al departamento de Antioquia sendas medallas en diferentes eventos nacionales.
Zuleima Aramendiz le entregó tres medallas de oro seguidas a Antioquia, en los Juegos Nacionales: del 96 en Bucaramanga, 2000 en Nariño y Boyacá y 2004 en Bogotá y Cundinamarca, además de una de plata en el 2008 en Cali y la de bronce del año 2012 en las justas con sede en Popayán, Cúcuta y Montería.

Le puede interesar  Pailitas, nueva sede del club Real Valledupar

Buinder Bermúdez Villar

Es un deportista paralímpico destacado en la disciplina de atletismo, quien tuvo que irse a Cali por falta de apoyo en su departamento, esto, a pesar de competir por cinco años en nombre del Cesar con buenos resultados y logrando, en múltiples ocasiones, campeonatos nacionales. Hoy el departamento se pierde la dicha de tener un representante en Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, puesto que se conoció que Buinder estará en estas justas en representación al Valle del Cauca.
“A finales de 2020, estaba preseleccionado para estar en olímpicos, yo en ese momento me comuniqué con Secretaría de Deportes, les comenté que yo aspiraba a estar en Tokio, pero que necesitaba recursos, alimentación, gimnasio, desplazarme a una ciudad que tuviera pista, necesitaba recursos para poder desplazarme, y me dijeron que no me podían colaborar hasta el otro año”, narró Buinder.

publicidad

publicidad