publicidad

publicidad

Concejales de El Copey en líos por crear normas tipo sastre, es decir a su medida

En el ojo del huracán está la corporación municipal de El Copey, porque al parecer intentan pasarse la ley por la faja, y no cumplir con lo establecido en la norma para la época de elecciones presidenciales, entre esas la no realización de convenios interadministrativos antes del debate nacional, razón que los llevó a crear su propia norma.

En entredicho está el nombre del concejo de El Copey, tras la puesta en marcha de una normatividad en la que tienen rienda suelta para hacer con la corporación lo que les provoque, situación ante la que la veeduría de Cartagena llegó a cortarles el trote. Según conoció este medio de comunicación, ante la Veeduría Ciudadana Nacional ‘No a la corrupción’, fue presentada la solicitud de revocatoria de la resolución 024 de 2022, convocatoria 002 de 2022.

La querella la presentó Arnulfo Molina Polo, por unas presuntas irregularidades en dicho proceso, así como la violación a las normas y principios que rigen la actividad contractual, el caso puntual por el que hoy son motivo de queja es el proceso para la elección de personero, “el Concejo municipal con violación de las normas y principios contractuales al realizar un proceso de contratación diferente al previsto en la normativa, por lo que dicha convocatoria se encontraría viciada y una posible suscripción de contrato significaría que los responsables podrían incurrir  en el tipo penal de contratación sin el lleno de requisitos legales”, menciona el documento.

“Violaron todo el reglamento, la normatividad legal e hicieron una norma exclusiva para ellos, la situación es tan grave que podrían ser destituidos”, afirmó una fuente a este medio de comunicación.

El florero de Llorente

El proceso que tiene en vilo la continuidad de la mesa directiva de la corporación conformada por los concejales Carlos Quiroz Morrón, presidente; Wilman Ariza, primer vicepresidente y José Ignacio Quiroz, segundo vicepresidente,  tiene como objeto la apertura  de la convocatoria y establecen los criterios de la evaluación a las ofertas que se presenten por universidades públicas o privadas, para brindar asesoría y acompañamiento al Concejo, con el fin de adelantar las fases de pruebas de conocimientos  y  prueba de competencias laborales del concurso público y abierto de méritos para proveer el cargo de personero municipal.

“La mesa directiva so pretexto de regular el proceso de convocatoria pública, supuestamente para dar mayor transparencia al proceso de selección, no solo asumió competencias que no le corresponden ni legal ni estatuariamente, sino que además otorgó competencia a la Plenaria del Concejo, que no se encuentran previstas ni en la ley ni el reglamento”, dice el documento.

Ante esta y otras situaciones, Molina Polo solicita la revocatoria de este acto administrativo para evitar que quienes incidan en el proceso, es decir todos los concejales de El Copey, incurran en responsabilidades de carácter disciplinario y legal por la violación de las normas que se precisaron de manera precedente.

“En El Copey se están tramitando diversas actuaciones de la Procuraduría y ante el Concejo municipal, debido a que el pasado 16 de junio de 2021 el juzgado 03 administrativo de Valledupar declaró la nulidad del acto administrativo del señor Jorge Luis Barrios, debido a la violación de la normativa que tuvo dicho proceso. A raíz de esto, se designó como encargado a Rafael Fontalvo Correa cono personero encargado por un termino de tres meses, es decir de marzo a junio, al tiempo que se abrió convocatoria para proveer funcionario a dicho cargo”, explicó Quiroz.

Quien además ratificó lo dicho líneas arriba y es que hay irregularidades en esto, “se están tomando las acciones legales y pertinentes, porque se está surtiendo de forma irregular, por lo que podría verse inmersa en un nuevo proceso de nulidad, razón por la que la veeduría se encuentra actuando en este proceso con la finalidad de brindar las garantías”, precisó Arnulfo Molina.

Cabe resaltar que este no es el primer caso en el que la elección de personero genera suspicacia, toda vez que en Valledupar hay una larga historia por esta misma situación.

Con la firma de este convenio, la corporación habría violado la ley de garantías.

¿Por qué no hay personero?

La nulidad en la elección de Jorge Barrios como personero se dio hace más de nueve meses por la no idoneidad de la fundación contratada para esto. A través convenio 01 del 26 de noviembre de 2019, el concejo municipal de El Copey contrató la Fundación para la Capacitación Profesional – Funcap, para el acompañamiento, asesoría y apoyo a la gestión en el proceso del concurso de méritos para la elección del Personero Municipal. Meses después, los nuevos integrantes del concejo fueron los encargados de elegir a Barrios, quien tiempo después fue destituido del cargo.

Dentro de las causas determinadas por el juzgado para sacar a Barrios de la Personería estaba que Funcap, no contaba objeto de elaboración, construcción y calificación adecuada de pruebas de conocimiento para la provisión de cargos públicos, ni la elaboración de procesos de selección personal, situación que según aseguran, atenta contra los principios de idoneidad y objetividad.

publicidad

publicidad