publicidad

publicidad

Curiosidades de la semana: El cura no se acuerda cuando fue sacristán

“Yo tengo sangre de indio y a mí nadie me va a chantajear”, ¿qué habrá querido decir con esto el alcalde de Valledupar?, este parece ser el discurso que viene manejando el Mello Castro a raíz de una serie de críticas que le han venido realizando sobre algunas problemáticas que presenta la ciudad. No obstante, sus palabras al parecer tenían un destinatario preciso, estarían dirigidas a un exconcejal con quien el Mello compartió curul cuando él fue concejal y quien se ha convertido en su mayor opositor, pero no es para menos, el exconcejal tal parece le tiene varios de las dádivas que obtuvo El Mello siendo concejal en la administración de Fredys Miguel Socarrás Reales.

Entre dichas prebendas obtenidas estuvo el cambio del uso del suelo de dos predios de su familia en la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial de la época, donde el hoy alcalde debió declararse impedido para votar dicho POT y no lo hizo. Los terrenos están ubicados uno a la salida de los corregimientos del norte y el otro seria el cerro de Cicolac, el que colinda con la DPA, así que no se extrañen si ven un edificio muy pronto en dicho cerro. Por ahora tocara esperar en qué termina el rifirrafe entre estos viejos exconcejales.

publicidad

publicidad