publicidad

publicidad

En Pelaya el alcalde aún no toma las riendas

En Pelaya el alcalde aún no toma las riendas

Preocupación en el municipio de Pelaya, al sur del departamento del Cesar, no solo por la ola de violencia que traviesa el municipio, sino por los retrasos administrativos que se vienen presentando en el actual gobierno y que estarían afectando a sus pobladores, los principales afectados son los estudiantes, pues según una fuente de la administración municipal el contrato que garantizaría el transporte escolar para los estudiantes del municipio y sus corregimiento sufrió un tras pies en el proceso de adjudicación por lo que a los asesores jurídicos les tocó declararlo desierto, lo que ha causado traumatismo en los estudiantes quienes a más de 20 días de haber iniciado el calendario escolar no cuenta con el servicio de trasporte escolar, en las mismas condiciones estaría el tema de la alimentación escolar.

Pero ese no es el único traspiés de la administración del alcalde Alexander Quintero, otra preocupación aqueja a la población mayor de ese municipio a raíz de las dos muertes de dos adultos mayores que se encontraban en el asilo de ese municipio, aunque las causas no han sido determinadas, se pudo conocer de una fuente cercana que se habría presentado por negligencia en la operatividad de este centro del adulto mayor. Además, otro de los temas que tiene preocupados a los habitantes de ese municipio son las muertes violentas registradas en estos primeros dos meses. Se habla de la reaparición de grupos armados en la zona; sin embargo, frente a estos señalamientos el alcalde de la población ha guardado silencio.

Suspendieron a Julio Julio Peralta

Después del chicharrón en el que se metió Julio Julio Peralta, y que salió a la luz tras la demanda impuesta por el excandidato al concejo Omar Ditta, fue suspendido provisionalmente como concejal de Valledupar 2020-2023. La demanda busca la nulidad de su elección como concejal por estar, al parecer, inmerso en el régimen de inhabilidades establecido en la Ley 136 de 1994. En su momento el abogado Ditta, quien es el demandante comentó que el señor Julio Julio Peralta suscribió dentro del año anterior a la elección 8 actos contractuales con el Hospital Rosario Pumarejo de López, lo cual configura la inhabilidad consagrada en el artículo 43 de la mencionada ley. El demandado suscribió la adición a los contratos 169 y 168, en los meses de noviembre y diciembre de 2018. Además, suscribió los contratos 219 y 220 de diciembre de 2018 y 003 y 012 de enero de 2019.

Ante la situación, Ditta presentó los contratos en documentos firmados por el mismo concejal Peralta como prueba de su demanda. Los contratos en los que está envuelto Peralta antes de su candidatura al Concejo con una empresa del Estado, suman más de 50 millones de pesos.

“Esta es una medida que se toma con estricto derecho, ya que el Tribunal confrontó las pruebas aportadas con las normas de inhabilidad electoral, y halló que se reúnen los requisitos para decretar la suspensión provisional de la elección de Julio Julio Peralta. Aunque está decisión no constituye prejuzgamiento sino es indicatoria de que las pretensiones de nulidad de la elección van bien encaminadas y tienen mucho sustento. Es necesario que todos los actores políticos entiendan que para participar en la democracia se debe cumplir con las exigencias que la ley establece, so pena de verse afectado por los medios de control que sean procedentes. Ahora el proceso seguirá su curso hasta llegar a una decisión definitiva que esperamos sea coherente con lo que ahora está pasando», dijo Ditta.

publicidad

publicidad