publicidad

publicidad

Curumaní una vez más con alcalde encargado

En vilo está una vez más la alcaldía de Curumaní, tras la aparente huida del mandatario Henry Chacón Amaya, por la presunta medida de aseguramiento que hay en su contra y que habría retomado su curso. Aunque en el interior del palacio municipal afirman que está en una licencia no remunerada, de otro lado manifiestan que estaría repitiendo la historia de años atrás cuando también siendo alcalde desapareció para no rendir cuentas a la justicia.

Hace más de diez días que el nombre del alcalde de Curumaní Henry Chacón Amaya volvió a salir a la palestra pública, tras haber quedado sin piso el recurso de habeas corpus que lo dejó en libertar en octubre de año pasado, después de haber estado cerca de 15 privados de la libertad. Sin embargo, el caso no es nuevo y ha sido un fantasma en su carrera política.

Días atrás la opinión publica conoció que Henry Chacón Amaya estaba nuevamente en la mira de las autoridades judiciales, quienes lo requieren por el caso de la muerte de Ana Cristina López de Moreno, asesinada en noviembre de 2004 por grupos al margen de la ley y de que se le acusa a Chacón Amaya como autor intelectual.

Desde entonces el exmandatario ha tenido que cargar a cuestas este proceso que aún no ha sido resuelto, por ende, desde hace 16 años el alcalde de los curumanilenses ha atravesado huidas, pisado la cárcel y ahora como por arte de magia una desaparición en el ejercicio de sus funciones, porque supuestamente cumple con una licencia no remunerada, que solicitó al tiempo que se conoció que era requerido por las autoridades.

¿Dónde está Chacón?

Hoy se desconoce el paradero del mandatario, así como también que ocurrirá con las riendas del municipio, toda vez que, tras la desaparición de Chacón Amaya, la administración fue encargada al secretario de Planeación Jonatán Cano, quien por ahora es quien despacha desde el palacio, pese a que de esto ya transcurrieron varios días, al cierre de esta edición se conocía pronunciamiento del alcalde donde demuestre que no está huyendo de la situación.

Algunos habitantes han atado cabos de los hechos y han determinado tres momentos cruciales, el primero de ellos es un video que empezó a difundirse el jueves 11 de marzo en el que se buscaba sensibilizar a la comunidad sobre el caso, dejando entrever que era falso, el segundo momento responde a la inesperada salida del burgomaestre con su esposa e hijas del municipio el viernes 12 de marzo, lo que generó suspicacia toda vez que fue en horas de la noche; sin embargo, toda lo anterior fue resuelto con la decisión del juzgado que se conoció el 13 de marzo con la que se determinó que el habeas corpus que había dejado libre a Chacón en octubre de año 2020, fue declarado improcedente.

Frente a este panorama se hace difícil creer en casualidades, pero hoy muchos conceden el beneficio de la duda y están a la espera de saber qué ocurrirá con el municipio, toda vez que si la decisión del Juzgado sigue en pie, se deberá realizar un nombramiento en el cargo desde la casa departamental, pero fuentes conocedoras del caso, afirman que con la licencia no remunerada de la que no se conoce tiempo exacto, se estaría dando gabela al alcalde para que mueva recursos a su favor y que sirvan en su defensa.

Vale la pena resaltar que al cierre de esta edición este es el panorama que rodea la administración del alcalde Henry Chacón.

Cero y van dos

La situación que hoy atraviesa el municipio trae a colación lo que se temía en campaña, lo que demuestra que fue crónica de una muerte anunciada. Dentro de los antecedentes políticos de Chacón Amaya aparece el mes de julio del año 2014, cuando a raíz de una medida cautelar en su contra por el caso de la muerte de la corporada Ana Cristina López de Moreno, emprende su huida, la cual demoró cerca de dos años. Durante ese tiempo se dice que recorrió varias ciudades, inicialmente habría estado en el municipio durante varios días; al parecer, en la casa de José Mercado, quien es fue gerente de su última campaña a la alcaldía, luego habría estado en otras ciudades como Cúcuta, Bucaramanga, Barranquilla, Valledupar y Aguachica, e incluso se dice que en el país vecino de Venezuela.

publicidad

publicidad