publicidad

publicidad

¿Dejará ‘El Chivo’ que Aguachica se convierta en cloaca de Santander? 

En el cumpleaños 273 del municipio de Aguachica vinieron a parar toneladas de basura desde Bucaramanga y 16 municipios del departamento de Santander, lo que sería el regalo de la empresa Veolia, propietaria del Parque Tecnológico Ambiental Las Bateas. Problema sanitario y de orden público que una vez más deja mal parado al alcalde Robinson Manosalva, ‘con la basura al cuello’ y él ni por enterado.

El lío de las malas condiciones de El Carrasco, en el vecino departamento de Santander, viene desde 2011, pero el viernes 13 de agosto fue decisivo, la Procuraduría ordenó “no más prórrogas, la materialización efectiva del cierre y la puesta en marcha de planes de contingencia en las alcaldías de los 13 municipios que disponen los residuos ordinarios de más 2.5 millones de habitantes”.

Una inversión de más de $150 mil millones a lo largo de dos décadas, necesita este botadero para mejorar su saneamiento y recuperación ambiental, necesita taludes, reparación de todas sus cárcavas y celdas, control de las aguas de escorrentía y lluvia, la conducción de lixiviados (líquidos putrefactos de la basura) y el tratamiento de gases. ¡Mejor dicho, el problema va para largo!

El cuento, es así…

El Grupo Veolia, es propietario del relleno Las Bateas, operador del servicio público de aseo en Santander y contratista de Aguas del Cesar S.A, quien saltó en la pesca de un jugoso contrato para la recolección de residuos y disposición final en 17 municipios. Fue así como el 4 de julio enviaron propuestas por doquier, y el 30 del mismo mes, directivas de Veolia se presentan en el Concejo de Bucaramanga asegurando tener todo listo como operador y contar con la aprobación del mandatario local para el tráfico de vehículos de carga por Aguachica. Todos los acuerdos en reuniones a puerta cerrada marchaban bien, llegó la hora cero y al llegar en caravana los primeros 16 camiones de basura en un día, la comunidad se volcó a las calles a impedir el paso.

Chicharrón que no quiso Cúcuta, Barrancabermeja y otras localidades, pero ¿Y dónde estaba el alcalde de Aguachica?, era el reclamo e inconformidad de centenares de personas que batallaban solos la lucha contra Veolia. Lavándose las manos como Poncio Pilatos apareció Robinson Manosalva negando haber permitido el ingreso de tantas toneladas, nunca le consultaron su opinión, y además, dijo “Si toca pararme en la vía principal lo haré”. El 16 de agosto, la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrario, a través de una misiva hizo un fuerte llamado al alcalde a no restringir ni obstaculizar el tránsito de vehículos que transportan residuos sólidos hacia el relleno sanitario Las Bateas, y escoltados con la Policía y Esmad llegaron más de 20 camiones; quieto, amedrantado y dejando el municipio en manos de Veolia quedó el alcalde.

El desquite de Veolia contra los aguachiquenses

Veolia no conforme con la oposición de la comunidad y tapando con un dedo el problema sanitario que se viene, dejó de prestar el servicio de aseo urbano en Aguachica. Al cierre de esta edición se completaban 4 días sin recolección y con basuras acumuladas en las calles a la merced de los chulos, la ciudadanía no aguanto más y denunció los abusos en el cobro excesivo y facturación del mal servicio; situación que agudiza con el pasar de los días.

OPINIONES

Miguel Moreno, alcalde de Floridablanca

Miguel Moreno manifestó que «hemos estado buscando al alcalde de Aguachica y a su equipo de Gobierno y no hemos recibido atención de ninguno de ellos».

John Fredy Villamizar, Gerente de Veolia Seccional Aguachica

«Disponemos nuestros recursos, equipo y talento humano para recoger más de 110 toneladas de basura en el menor tiempo posible y que algunos líderes de la comunidad colaboren, pero solicitamos a la administración que se mantenga el orden público y respeto con los carros, trabajadores de Veolia y persona de otros municipios. Somos responsables en la prestación del servicio».

Habitante del Municipio de Aguachica

“25 mil pesos de aseo pago viviendo en estrato 1, mucho abuso, así llevamos años y no hacen nada”.

publicidad

publicidad