publicidad

publicidad

Destapan ‘olla podrida’ al interior de Mercabasto

Con cincos meses de estar ejerciendo el cargo como gerente de la Central de Abasto de Valledupar (Mercabasto), María Angélica González Oñate, una fuerte denuncia contra la mujer advierte que se estaría pasando por la faja los derechos laborales de los trabajadores de dicha sectorial, así lo conoció La Calle gracias a una denuncia que hizo un empleado, quien cansado de los abusos habló. 

Un empleado, que prefirió no ser identificado por miedo a que se tomen represarías en su contra, contó que desde que María Angélica Gonzales Oñate, tomó posesión como gerente de Mercabasto, la armonía y el buen ambiente laboral que había entre los trabajadores se vino a pique, a cuenta de la prepotencia, humillaciones, abusos, gritos y persecución laboral hacia los ‘obreros’, tal cual ella los llama.

Entre las anomalías que estaría cometiendo la gerente, quien lleva ocupando dicho cargo solo cincos meses, tiene que ver con el pago de los salarios, puesto que este los hace como a ella le da la gana, dejándolos hasta 40 días para cancelar.

«Se está reteniendo el sueldo y no se le está pagando a los trabajadores. Esta situación nos está afectando a nueve trabajadores de planta y tres que están por prestaciones de servicios. La nueva gerente no nos está pagando a tiempo, aun cuando tiene el dinero en la cuenta para pagar toda la nómina, pero como uno le reclama o le dice algo viene y le paga diez días después del 30 de cada mes, esto ha sido siempre desde que ella empezó a ejercer el cargo», explicó el denunciante.

«Antes que ella pisara Mercabasto el pago era cada 15 días, siempre estuvo puntual, pero la nueva gerente llegó y lo renovó a 30 días, pero paga 10 días después de cada 30, situación que nos ha obligado a buscar por otro lado dinero para poder comer con préstamos, para luego nosotros no ver el sueldo si no para pagar. Esta situación nos tiene arruinados, y con la zozobra de que si uno dice algo quede sin empleo”, agregó el trabajador.

Este es uno de los chats que evidencia el acoso laboral y demora en el pago de salarios por parte de la gerente de Mercabasto.

Por otro lado, el empleado expresó que mensualmente la gerente necesita son 24 millones de pesos para pagar la nómina de los empleados, de esos el 40% es para el bolsillo de la mujer, puesto que su sueldo es de 10 millones de pesos al mensuales. «Los pagos en la empresa se hacen a través de los arriendos que hay en la Central de Abasto, ahora mismos sabemos que estamos en pandemia, pero aun así la sectorial no ha dejado de funcionar, por el contrario, por lo que no debe haber excusa», indicó.

La situación para los trabajadores es complicada toda vez que esta estaría amenazando con suspenderle el contrato a todo aquel que le haga algún reclamo por el sueldo, incluso de suspenderles el contrato a los que están por prestación de servicio, esto si llegan al límite de su paciencia.

Este fue el documento que firmaron los empleados de Mercabasto que modificó de quincenal a mensual sus salarios.

«No siendo suficiente para ella, con sus humillaciones y maltratos verbales, la gerente carga en su carro los contratos de los trabajadores que están por prestación de servicio, mostrándoselos a sus abogados para ver con que excusa los puede echar, esto sin algún pudor, cuando alguno del personal que está trabajando en Mercabasto tiene entre 21 y 12 años de labor, y que el que menos tiene son 5 años», explicó el trabajador.

La gota que rebosó el vaso

La gerente María Angélica González y su sobrino Bryan Avendaño.

Según contó la fuente a La Calle, la gerente llegó a cumplir con sus amenaza de sacar a todo aquel que le hiciera un reclamo si esta les pegaba el sueldo con días de retraso, prueba de ello sería el despido a dos trabajadores, situación que los empleados tomaron como advertencia, ya que en cualquier momento  los manda de ‘patitas a la calle’, y los puestos son entregados a dedo, tal parece  por los familiares de la mujer, ya que se conoció que el cargo de auxiliar jurídico de Mercabasto fue ocupado por un sobrino de la ‘manda callar’ de la Central de Absato.

«Apenas vio la oportunidad, la gerente echó a un empleado, el hombre llevaba meses de estar laborando, su trabajo era por contrato de prestación de servicio, el cual no le fue renovado, esto para meter a su sobrino Bryan Avendaño, y a quien sí le paga puntual», aseveró el quejoso.

Además de ello, el empleado expresó que “en medio de la pandemia también dejó sin empleo a otro trabajador no le quiso renovar su contrato, tenemos temor que haya una masacre laboral en Mercabasto por esta gerente».

A raíz de dicha situación, los empleados decidieron alzar la voz para evitar más despidos, y por medio de este medio sean escuchados y se les den una solución.

¿Quién es la gerente?

La mujer que hoy ostenta el cargo de gerente de Central de Abasto de Valledupar – Mercabasto, María Angélica González, ocupó por varios años el puesto de gerente en Positiva Compañía de Seguros del departamento del Cesar, de ahí saltá a hacer una ficha política del senador José Alfredo Gnecco en la campaña del Mello Castro.

Por lo que la fuente le hace un fuerte llamado a la administración de Valledupar para que sea él quien le dé una solución al problema y zozobra en las que los tiene a diario la gerente. “El llamado es para el Mello Castro que se apersone del tema y mire bien a quien está contratando a dedo, que por pagar favores políticos está perjudicando a los trabajadores de Mercabasto no tenemos que sufrir toda una familia”.

publicidad

publicidad