publicidad

publicidad

El día que los jóvenes doblegaron a Duque y al que da las órdenes

Siempre existirá un ‘Florero de Llorente’ que desate una tormenta; no obstante, cuando eso pasa todo el mundo se enfoca en el florero y no en lo que hay detrás y eso pasó en Colombia, donde la iniciativa de una reforma tributaria que golpeaba de frente a los más pobres del país desató unas protestas sin precedentes que hoy está a punto de cumplir 30 días, y mientras el que siempre ha dado las órdenes pensó que retirándola todo pararía, se equivocó, pues el pueblo no solo salió a las calles para rechazar la reforma, salió a objetar la desigualdad social, el narco-estado en el que nos hemos convertido, el desgobierno, las prebendas a los más ricos, la corrupción en la justicia y el Congreso de la República, el cuatro por mil a favor de los banqueros, la salud que es un desastre, el IVA descarado, el despilfarro del erario del Gobierno con sus ‘amiguis’, por los peajes abusivos en las vías del país -como los que hay en el Cesar donde se encuentran dos en menos de ochenta kilómetros y las vías en pésimo estado-, por los altos precios de la gasolina, por las millonarias inversiones en la guerra, en fin, por una serie de irregularidades que los gobiernos de hace 20 años venían tapando unos con otros, pero que este con su inoperancia dejó destapar como una olla podrida.

Aunque muchas personas que se hacen llamar ‘ciudadanos de bien’, se molestan con las protestas y los bloqueos en las carreteras, hoy esos paros indudablemente han dado sus frutos, así como también han dejado decenas de muertos a consecuencia de la represión del Estado con el uso de la fuerza; sin embargo, el horizonte de la protesta no se perdió y ad portas de que se cumplan 30 días de los jóvenes en las calles, varios han sido los logros que han conseguido, pero que hoy varios políticos oportunistas pretenden sacar pecho, como por ejemplo los que salieron a decir que no estaban de acuerdo con la reforma a la salud, que estaban indignados y por eso habían votado para hundirla, cuando todos sabemos que antes del paro la querían pasar de agache en el Congreso a cambio de mermelada, pero fueron las protestas sociales las que obligaron a que después de haberla aprobado en comisión se abollara en plenaria, el descaro de los lagartos congresistas.

Duélale a quien le duela, las protestas lideradas por los jóvenes que muchos han calificado de vándalos, frenaron varias inactivas nefastas que llevaba el Gobierno de Iván Duque para joder al pueblo y beneficiar a sus amigos los multimillonarios y financiadores de campañas de este país. El primer triunfo de las marchas fue la caída de la reforma tributaria que buscaba, entre otras cosas, grabar con IVA los productos de la canasta familiar, logró la caída del nefasto exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, frenó la millonaria inversión que pretendían hacer en la compra de aviones de guerra, la caída de la reforma a la salud y la que se dio al cierre de la semana pasada, la no realización de la Copa América que significaba la inversión de una millonaria inversión que solo le serviría al gobierno de Iván Duque como cortina de humo para tapar toda la inoperancia de su gobierno y de quien da las órdenes.

Pero esos no son los únicos logros de la marcha de los jóvenes, a diferencia de otras protestas y otros paros de transportadores, los jóvenes que son los que están en la calles y han mantenido una vigilancia  sobre las negociaciones que se adelantan entre algunos organizadores del paro y el Gobierno Nacional, son los jóvenes los que no ha permitido como siempre que los viejos zorros que ejercen vocería hagan unos acuerdo insípidos que siempre después que logra levantar las movilizaciones quedan en el olvido, es por eso que hoy por hoy las convenios no han empezado en firme, pues hoy los negociadores no pueden ir como siempre iban, con las rodilleras puestas.

publicidad

publicidad