publicidad

publicidad

El duro momento que atraviesa James

Serios problemas atraviesa James Rodríguez, no solo por cuenta del posible contagio por Covid-19 que lo alejará de las actividades del Everton en el inicio de la temporada y la falta de afinidad con Rafael Benítez en el Everton, sino también por lo que viene haciendo por fuera de la cancha.

Ya había existido una polémica bastante grande, pero en la Selección Colombia. Sus declaraciones en contra del cuerpo técnico y la duda infundada sobre el concepto médico y de preparación física de la ‘Tricolor’ dio mucho para hablar.

James nunca dio por ciertas las razones que se le dieron desde el lado de Reinaldo Rueda para dejarlo por fuera de los partidos por Eliminatoria ante Perú y Argentina, además de toda la Copa América. Además, ha dejado por sentado que no tiene que demostrarle nada a nadie y que su nombre es suficiente para ser tenido en cuenta.

Tal actitud, que seguramente no ha sido bien tomada en la Selección Colombia y tampoco en gran parte de los aficionados ya llegó al Everton. La actitud del zurdo en internet ya ha incomodado a Rafael Benítez, quien soltó una frase lapidante durante la última rueda de prensa, cuando un periodista le expresó el deseo general de los aficionados Toffees por ver jugar al colombiano en Goodison Park.

“La gente no recuerda los nombres de los jugadores si pierden juegos, recuerdan más los nombres que ganan partidos. Como entrenador, intentas poner un equipo en la cancha que pueda ganar partidos. No estoy revisando el nombre del jugador, la popularidad o cuántos seguidores tiene en las redes sociales”, dijo Benítez.

Un mensaje clarísimo para James Rodríguez, no solo por el hecho de que la pregunta lo mencionaba, sino por el lugar que ocupa el colombiano en las redes sociales de futbolistas. Es el cuarto jugador con más seguidores internauta por detrás de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Neymar. Lo que hace y dice se hace sentir.

El ‘10’ juega poco en las canchas, pero en la virtualidad es otra cosa, muchos perciben que no ha ido de la mano con lo que se ve en los campos de juego y con el agrado de los entrenadores actuales que tiene, Benítez y Rueda.

Esa otra vida a la que James Rodríguez se está dedicando, en definitiva, le está trayendo problemas en su actividad profesional como futbolista. Los directores técnicos también manejan un derecho de admisión en sus equipos y esto está por verse en las próximas semanas, cuando Rueda y Benítez tengan que decidir si contar con él o hacerlo a un lado.

publicidad

publicidad