publicidad

publicidad

El Gobierno tiene a camioneros de la región ‘pasando aceite’

Combustible, fletes, pasajes, peajes, además de los constantes robos en las carreteras, acompañan al gremio de camioneros en su tarea de transportar productos de la canasta familiar para los colombianos; quienes no aguantaron más y ‘sin pelos en la lengua’ dieron a conocer la aparente mafia que se estaría dando en este sector del país.

Más de 2.000 camioneros integran el grupo de transportadores del Cesar y el sur de La Guajira, quienes desde hace más de 15 días tienen sus vehículos parqueados en busca de soluciones que les ayude a mejorar la utilidad que reciben por recorrer las carreteras del país para llevar productos a las familias de esta región; toda vez que, desde hace mucho tiempo atrás, la ganancia prácticamente son un par de monedas.

Así lo describe el presidente de la Asociación de Camioneros del Cesar y sur de La Guajira, Campo Elías Araújo. “¿Nosotros con qué vamos a comprar un carro nuevo?, si a nosotros nos queda es pura moneda de utilidad…”, manifestó. Quien además agregó que esto depende del destino del viaje, teniendo en cuenta que hay trayectos cortos y largos. “Una utilidad de un viaje promedio, que no es de todos los días, deja cerca de 100 mil, 200 mil o 300 mil pesos”, dijo.

Según conoció La Calle, la utilidad de un viaje local, es decir en Valledupar, es de aproximadamente 150 mil pesos, pero es un proceso de todo el día para cargar y descargar, mientras que, si se trata de un viaje de la capital cesarense a Barranquilla, estaría dejando unos 400.000 mil pesos, que a la hora del té terminan disminuyendo significativamente, por todas las arandelas que se encuentran en el camino. “En ese trayecto hay cuatro peajes de casi 30 mil pesos cada uno, nada más ahí son 120 mil pesos, toda la plata queda en sobrecosto, en peajes, combustible y chófer”, aseveró el presidente de la Asociación de Camioneros del Cesar y sur de La Guajira.

“Eso no es plata, si una sola llanta de un carro de carga vale 1.500.000 mil pesos, un día de chofer de aquí a Barranquilla gana el 20%, y en combustible se gasta más aún más, y si hacemos un promedio de viajes por mes, estaríamos hablando de unos 16 viajes”, agregó Campo Elías Araújo.

Pasando a un trayecto más largo, se conoció que un viaje desde el interior del país a la capital vallenata le representa a estos transportadores un total de 11 peajes por un valor aproximado de 11 mil pesos cada uno, dependiendo la categoría, mientras que el precio del tonelaje es convenido con el generador de la carga porque no hay una tabla de flete específica y que sea de obligatorio cumplimiento. “Uno paga eso al ojo, y ahí empieza la puja… ‘el regateo’ y el “no me sirve”, hasta que se llega a un acuerdo con el cliente”, dijo Campo Elías Araújo.

El día a día de un camionero tradicional

Una de las más grandes talanqueras que tienen los llamados camioneros independientes es la ley 173 de 2001, la cual prohíbe a las empresas de carga contratar con personas naturales, lo que genera que el rebusque diario de este gremio, que al no ser parte de ninguna asociación de transporte se ponga duro para lograr tener una utilidad diaria. “Un camionero ya no transporta como antes, anteriormente era contratado como persona natural en cualquier empresa de lácteo o importadora de granos y cereales; hoy día se limita a mover ganado, a mover harinas, cultivo de pan coger y lo que le salga… entonces no es una carga segura, es una carga eventual”, aseguró el presidente de la Asociación de Camioneros del Cesar y sur de La Guajira.

El favorecimiento del Gobierno para las grandes empresas

Además de la poca demanda que tienen los camioneros tradicionales, se le suma una perla que deja entrever que la ley es para unos cuantos, para la muestra el botón, es la evidente diferencia que tiene el Gobierno entre los camioneros empíricos y los transportadores de carga formales, toda vez que los últimos terminan siendo los realmente favorecidos con las diferentes medidas que se emiten desde la Nación.

Así lo confirma el señor Campo Elías, “el gobierno saca normas y normas, sin consultas, sin socializar, pero llegan a favorecer un solo sector y es el  empresarial del transporte donde están todas las trasnacionales. Por ejemplo, a nosotros nos cobran foto multas, mientras que ellos tienen convenios y no les cobran”, dijo.

Quien además ‘sin pelos en la lengua’ se atrevió a mencionar una a una las diferentes empresas que siendo reconocidas en el gremio de transportadores estarían recibiendo beneficios del orden nacional, “A nosotros prácticamente nos vienen acabando, nos vienen sacando, entonces los líderes que los medios entrevistan son los de las grandes empresas de transporte en Colombia, como son: Coltanques, Servientrega, Chevalier, Envía, entre otras, que tienen la mayor cantidad de flotas”, dijo Campo Elías.

El alto precio en Combustible, fletes, pasajes y peajes, hacen parte de las razones por las que los camioneros tradicionales hoy protestan en medio del paro nacional.

¿Qué dicen los camioneros?

“Salimos a marchar por el alza en el combustible, el precio tan caro que cobran por la tecnomecánica, los peajes que nos encontramos cada 600 metros, que deben ser después de 120 kilómetros y son demasiado caros. La plata que nos ganamos por cada carga no nos alcanza, quedamos casi debiendo. Además, tenemos que estar mosca si no en también nos atracan en las carreteras”, afirmó Fay Vergara.

“Nuestra realidad es la inseguridad en las carreteras, la policía molestándonos por cualquier cosa, tenemos muchos peajes en la vía y estamos pagando unas carreteras para que vengan a disfrutar las multinacionales que le van a entregar el transporte aquí en Colombia. Estamos trabajando a perdidas; para que nos pueda quedar algo hay que recargar los carros, exponiéndonos en la carretera; mientras que las empresas transportadoras se roban la tasa reglamentaria del gobierno”, dijo Giovanny Aguilar.

 

Una de las más grandes talanqueras que tienen los llamados camioneros independientes es la ley 173 de 2001

¿Qué los está acabando?

El no hacer parte de una agremiación y no poder ser contratados con grandes empresas ha llevado al declive del gremio de camioneros empíricos del país, entre esos los más de 2.000 que hacen parte de la región; a lo que se le suman otros factores. “Tenemos problema con el combustible, antes pagábamos la sobretasa de la gasolina a las gobernaciones y municipios para mejoramiento de vías, y de un momento a otro les cambiaron la destinación a esos recursos y lo agarraron para gastos de funcionamiento, mientras que los recursos de los peajes los tomaron para intervención de vías, sin embargo, nosotros seguimos pagando el impuesto de sobretasa a la gasolina”, acotó.

Así está la situación en la ciudad

De otro lado aparece el aumento de los productos de la canasta familiar, y las pérdidas que se han generado para los comercializadores de estos. Según dio a conocer el gerente de Mercabastos, a la capital cesarense está entrando solo el 40% de vehículos de carga, lo que ha generado el aumento de los productos en un 40% “ya llevamos más de 15 días con los precios en ese orden, aumentando y de ingresos muy poco. Lo que dicen los comerciantes luego de conversaciones con los transportadores es que esto se da por el incremento del flete por el cierre de algunas vías como las salidas a Tunja, Bucaramanga, Ocaña y Aguachica; además del cobro de la vacuna que se está dando en las carreteras”, manifestó Jaime Cortés.

Según se conoció dentro de los productos que han aumentado más del 100% en su valor aparecen la papa y la zanahoria, mientras que los demás presentan un incremento del 40%. “Los afectados somos todos, especialmente el consumidor final, que es quien debe adquirir el producto. Sin embargo, si hacemos un estimado de pérdidas para la central de abastos en estos últimos 15 días, podrían ascender a más de 3 mil millones de pesos”, aseveró.

Cabe resaltar que el país continua, en paro nacional indefinido, por lo que el gremio transportador viene realizando plantones y marchas  en diferentes carreteras del país.

publicidad

publicidad