publicidad

publicidad

El nuevo romance del ‘gober’ después de la separación

Los días que la Corte Suprema de Justicia envió a casa por cárcel al gobernador, Luis Alberto Monsalvo, en un fallo de primera instancia, al parecer le sirvieron para reflexionar, eso es lo que se dice en los corrillos políticos del departamento debido a la actitud diferente con la que llegó a seguir con su gobierno, el hombre que después de sus posesión como gobernador el primero de enero de este año, no le respondía teléfono a nadie, y la soberbia y petulancia eran sus cartas de presentación, tuvo un cambio repentino, hoy su léxico es de reconciliación, de paz, amor y trabajo por el Cesar. Aunque muchos no le creen, el hombre está sabiendo vender su nueva imagen. Dicen que el ‘gober’ querría seguir los pasos del exgobernador encargado Wilson Solano, del que todo el mundo hablaba bien, porque fue su polo opuesto.

Entre la serie de cambios que ha implementado el gobernador está su posición con los mandatarios de los municipios y los congresistas del Cesar, a quienes no determinaba desde que se puso la banda de gobernador por segunda vez, pues quien se le quisiera acercar tenía que sentarse con el hábil diputado José ‘Popo’ Barros, quien desde campaña es el que le maneja los hilos políticos; No obstante, un llamado a la unidad con  una reunión en el palacio departamental, y una serie de trinos respaldando dicha reunión, fue el inicio de un matrimonio institucional entre congresistas y gobernación, con el  fin, supuestamente, de armar un solo bloque y articular proyectos en conjunto para jalonar más recursos para el Cesar.

Le puede interesar  Los trinos de Luis Alberto Monsalvo que llaman la atención

Dos caras en esa reunión, que se dio hace varias semanas, fueron la sorpresa, la de Cristian José Moreno, quien fue de esa casa en su primera campaña para Cámara, pero que en la segunda se reventó con los Monsalvo Gnecco. Otra cara que causó sorpresa fue la de Alfredo ‘Ape’ Cuello, quien, aunque no es que sea oposición del gobierno departamental, tampoco es de esas toldas, otro que no estuvo, y que al parecer también hace parte de la nueva alianza gobernación congresistas del Cesar, es Eloy ‘Chichí’ Quintero, a quien la casa Monsalvo Gnecco también intentó ahogar en campaña. Aunque muchos políticos aseguran que es una estratégica de Monsalvo y que no durará mucho, otros creen que el fallo de la Corte, que lo sacó del cargo por un tiempo, lo hizo poner los pies en la tierra y darse cuenta que estaba solo y que no contaba con el poder que él creía.

Le puede interesar  Cómo acceder a uno de los mil empleos que la gobernación del Cesar entregará en Valledupar

En líneas arriba queda clara el nuevo matrimonio del ‘gober’, supuestamente en pro en el desarrollo del Cesar; sin embargo, hay un matrimonio que no ha cuajado, pese a la cercanía familiar y política que existe y tiene que ver con la gobernación y la alcaldía de Valledupar, así ha quedado claro en los lanzamientos que ha realizado el gobernador de algunos programas que se ejecutarán en Valledupar y el alcalde de la ciudad Mello Castro ha brillado por su ausencia, pero eso no ha sido la único, pues  unos trinos de Monsalvo han dejado claro que no  existe una buena relación, aunque los trinos no tienen un destinatario con nombre propio, el mundo político lo entendió como un  puyazo directo hacia Castro González.

publicidad

publicidad