publicidad

publicidad

‘El regalito’ que Elvia Milena Sanjuán le dejó a San Diego

Preocupados y alarmados está la administración del municipio de San Diego, todo por cuenta de una comunicación que el ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio había enviado advirtiendo que por la no culminación de un proyecto de vivienda que tiene varios años de estar paralizado, serán excluidos como castigo de los programas habitacionales que adelante el gobierno del presidente Iván Duque.

Aunque es normal que en el departamento del Cesar se comiencen proyectos y obras que luego quedan a mitad del camino, en San Diego la administración del alcalde ‘Callo’ Calderón está con los pelos de punta a raíz de un comunicado fechado de noviembre del año pasado por parte del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, en el que literalmente advirtieron que por culpa de un proyecto de vivienda que se inició hace varios años atrás y no se culminó, él terminaría pagando los ‘platos rotos’.

Se trata del programa de vivienda de interés social ubicado en el predio contiguo a la Institución Educativa Manuel Rodríguez Torices, para la cual a través del Fondo Nacional de Vivienda se le asignaron a San Diego un cupo de 102 viviendas, esto en el año del 2011, las cuales deberían ser entregadas a familias en condición de desplazamiento.

Después de varios años sin que el proyecto tuviera el desenlace esperado, en julio del 2016 se hizo una reorganización del proyecto para que este pudiera culminarse, pero nuevamente los acuerdos pactados se los pasaron por la faja.

“Mediante Resolución 1973 del 6 de julio del 2016, el Fondo Nacional de Vivienda (Fondivivienda) revocó 18 cupos otorgados al proyecto en la Resolución de Asignación No 608 del 19 de agosto del 2011, y liberó a los hogares que le correspondían estos cupos, por lo cual, el municipio de San Diego en calidad de oferente, se comprometió a la construcción de 84 soluciones de vivienda para la población desplazada de conformidad a lo establecido en el Decreto 1077 de 2015”, explica Minvivienda en la comunicación.

Para el año en mención, es decir 2016, ya estaba en el cargo la exalcadesa Elvia Milena Sanjuán, quien habría asumido dicha responsabilidad de darle vida al mencionado proyecto y construir las 84 casas, para ello tuvo toda su administración, es decir hasta julio del 2019, pero no se hizo nada.

En noviembre del 2019, cuando faltaba tan solo dos meses para que saliera del cargo, Minvienda le mandó la carta en la que, palabras más palabras menos, le dijo que, por no cumplir, el municipio tenía ser excluido de los programas de viviendas. Al respecto no se dijo nada, pero hoy 10 meses después la carta vio la luz pública y podría traer nefastas consecuencias tanto para los habitantes del municipio que esperan que la actual administración adelante este tipo de proyectos.

publicidad

publicidad