publicidad

publicidad

El Rosario cambió de gerente, pero sigue en las mismas

Hace más de 15 días que el Hospital Rosario Pumarejo de López cambió de gerente, esto tras la intervención de la Contraloría departamental del Cesar, la situación en la entidad era tan alarmante que la decisión de suspender del cargo a Jakeline Henríquez, al parecer, fue acertada. En su remplazo llegó en calidad de encargada Leidis María Manjarrez Daza, quien actualmente es funcionaria de la ESE como profesional especializado, de su llegada se habla de nuevos aires al interior, por lo menos entre el poco cuerpo médico que labora, pues ha bajado un poco la tensión; sin embargo, el problema de fondo continúa.

En el 2021 la crisis del Rosario Pumarejo de López estalló, venía de una desidia donde los principales afectados han sido los empleados, desde el gremio de vigilantes hasta el de los especialistas, quienes no tuvieron otra opción que dar un paso al costado, pues la deuda de sus honorarios superaba varios meses. A partir de esto se empezó a rumorar el posible cierre de la ESE; sin embargo, no antes de darle una nueva esperanza, la cual habría llegado con la gerencia de Manjarrez Daza, quien remplaza a Jakeline Henríquez, quien hoy enfrenta investigaciones por procesos fiscales.

La situación actual del Rosario no es nada alentadora, y pese a que han querido calmar la situación con pañitos de agua tibia, a la que los profesionales de la salud han tenido que someterse, según conoció este medio de comunicación, el contrato de los médicos generales y especialistas se venció el pasado viernes 03 de septiembre, por lo que para ese día no fueron vistos en la entidad hospitalaria. Por el lado de las enfermeras, cuentan con contrato por días, los jefes tienen por un término de 15 y las auxiliares por 10, mientras que a los vigilantes les adeudan más de tres meses de salario.

“Está en proceso de empalme, estamos atentos a una reunión para que ella nos diga cómo están las cosas, la atención al paciente se ha reactivado, pero estamos pendientes a la contratación del personal porque está paralizado, ella ha tratado de organizar y desde la junta le han autorizado por días” manifestó Ana Rodríguez, enfermera y miembro de la Asociación Sindical del Rosario Pumarejo de López.

Por otro lado, se conoció que la construcción y ampliación del área de urgencias del Hospital Rosario Pumarejo de López, que inició hace algunos meses, se encuentra suspendida. Es de resaltar que hace menos de un mes la ESE fue protagonista de una inundación tras las fuertes lluvias presentadas en la ciudad.

Los antecedentes

Cabe resaltar que desde el año 2020 el Hospital Rosario Pumarejo de López está en ‘el ojo del huracán’, luego que una orden del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos cerrara el banco de hemocomponentes, por varios hallazgos encontrados en auditoría, en un segundo proceso de revisión las condiciones no habían cambiado por lo que hoy la situación sigue seguían latente.

publicidad

publicidad