publicidad

publicidad

El Rosario Pumarejo tiene una ‘gerente fantasma’

Algunos diputados se dieron una vuelta por el Hospital Rosario Pumarejo de López, caminaron sus diferentes áreas para ser testigos del detrimento de esta entidad que no sale del escándalo público, abandono y de la inoperancia de unos cuantos. 

En una nueva reunión en pro de salvar el hospital convocada el 22 de junio por trabajadores de la salud y la Asamblea Departamental reinó la ausencia de los invitados, como de rutina, ciertos personajes no se presentaron, entre ellos, la gerente Jakeline Henríquez, el secretario de Salud Departamental, Hernán Baquero y delegados del Ministerio de Trabajo.

Los factores que lo llevan arrastrado y en cuidados intensivos están más que analizados, pero prevalece el silencio de ‘la gerente fantasma’ que ni a calentar su oficina va, y la única salida es buscar un plan de salvamento con múltiples posibilidades que controlen el desenfrenado aumento de los pasivos, deudas con funcionarios, contratistas y proveedores, y el cierre progresivo de servicios que se está dando cada semana.

“El mensaje es desalentador, a las 11:00 am de este día encontramos 3 pacientes y sus 3 acompañantes en todo el Hospital. La señora gerente no hizo presencia, escuchamos las opciones de salidas que dice el sindicato, pero quedó mucho sin sabor, varios pasaron excusa y esos de la mesa directiva no escuchan las propuestas”, manifestó el diputado Jesús Suarez Moscote.

Que nos digan algo

Le puede interesar  ¿De cuánto sería el aumento del SMLMV para 2022?

Es la frase que representa el sentir del gremio de trabajadores y desvinculados quienes solo piden saber ¿qué piensa la señora Jakeline Henriquez?, ¿qué piensa de esta crisis el secretario Hernán Baquero? y ¿qué propone el gobernador? como presidente de la red hospitalaria del Cesar, o si acaso esperan que la solución les caiga del cielo.

Sumado a ello, cada vez es mayor el temor a alzar la voz frente a esta situación donde eran más de 1000 trabajadores y hoy los pocos que quedan temen perder su trabajo y su deuda salarial, dado que como lo expresó la diputada Claudia Margarita Zuleta:

“En estas reuniones no asiste tanta gente, la gente se ha cansado, la gente tiene miedo, porque al día siguiente los echan. De la reunión de ayer salen varios despedidos, del paro del 2020 salieron muchos entre ellos el médico Julio Julio Peralta y otros, en el Rosario el que alza la voz se va, y se va con la deuda”.

Una vez más queda comprobado que la gerente fantasma y los que van con ella le huyen a los señalamientos en la palestra publica, dado que la crisis se crece y les ha quedado grande buscar soluciones.

Le puede interesar  ¿De cuánto sería el aumento del SMLMV para 2022?

publicidad

publicidad