publicidad

publicidad

El sospechoso silencio de la U frente a cómo enfrentarán las próximas elecciones

Dice un viejo adagio que el que calla otorga, y al parecer, al interior del partido de la Unidad Nacional en el Cesar hay mucho por dar, al menos si de lanzar hipótesis en cuanto al ambiente político al Congreso de la República se trata, y ese es el panorama que pinta el silencio absoluto que mantienen sus miembros, quienes a menos de un año de lo que serán las elecciones parlamentarias, callan.

En silencio absoluto se mantiene el partido de la Unidad Nacional – U, en el Cesar, frente a lo que serán las elecciones legislativas del próximo año, mientras en algunos directorios del departamento que se darán la pela en las urnas, ya se conoce o por lo menos se divisa los que serán sus pollos para la contienda y de qué manera se tejerán las alianzas, de este lado no hay luz o por lo menos no quieren mostrarla, no por ahora.

Pese a esto, el panorama al interior de este directorio es un secreto a voces, bien se sabe que los actuales congresistas que tienen este sello aspirarán para seguir con una silla en el Congreso; sin embargo en esta oportunidad no la tendrían tan fácil, al menos no los representantes a la Cámara, quienes para las elecciones del debate anterior lograron sorpresivamente sacar dos curules, aun cuando los dos trabajaban cada uno por su lado; uno de ellos siendo enemigo político de la casa Gnecco, la cual maneja este directorio como le place.

Los que aspiran repetir

El que encabeza la lista es el senador José Alfredo Gnecco, su intención de repetir curul tiene fuerza, toda vez que nadie desconoce que su principal apoyo es la Gobernación del Cesar, es decir todas las administraciones y sectoriales que el mandatario Luis Alberto Monsalvo le designe, además de la alcaldía de Valledupar, siendo el principal mentor del alcalde Mello Castro González. Hoy por hoy es una credencial segura.

El que sigue es Eliécer Salazar, quien ha brillado en el Congreso por sus desaciertos, al ser representante tiene el aval directo para ser candidato a este cargo nuevamente; sin embargo, su nombre por sí solo no se vende, no es un congresista activo o que por lo menos alce la voz en el recinto del parlamento. Su principal fuerza es la maquinaria política, la cual tiene a disposición por parte de la Gestora Social del departamento; quien pese a ser conocedora de la nula imagen y gestión de Salazar, se la jugaría una vez más con él para recompensar su lealtad.

El segundo es Cristian José Moreno, hoy no tiene mayor posibilidad de llegar al Congreso, aun cuanto tuvo todo para mantenerse, aunque muchos prefieren no hacer pronósticos con él a raíz de la sorpresa que dio en el debate anterior, hay quienes aseguran que no es una cámara segura, por su actitud camaleónica. En las urnas podrían pasarle cuenta de cobro por haberse elegido siendo opositor a la casa departamental y hoy ser uno más de los arrodillados al gobierno.

Al consultar sobre el panorama político para el directorio en las próximas elecciones manifestó que prefería abstenerse de opinar, al parecer aún no conoce su hoja de ruta o cómo será su actuación en dichos comicios.

Uno de los detalles de relevancia que se conoció, es que en este directorio los que menos participación tienen son los ediles, es decir concejales, aun cuando son quienes cuentan con el contacto directo con las bases populares; sin embargo, hoy poco o nada saben de lo que viene para el partido de la Unidad Nacional.

publicidad

publicidad