ELIJAMOS BIEN PARA NO LAMENTARNOS LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS

En esta edición presentamos un trabajo responsable que hace el equipo periodístico de Semanario La Calle, donde le presentamos a todos nuestros lectores cómo quedó el panorama político en el departamento del Cesar -municipio por municipio-. Nos dimos a la tarea de investigar quienes son los candidatos, quienes los apoyan, sus padrinos políticos, sus financiadores, la estructura que los respalda y hasta su pasado. Algunos con antecedentes un poco oscuros, sobre todo los osados repitentes, esos exalcaldes que quieren volver al ruedo aun cuando en su momento de gloria que tuvieron en sus manos las riendas de los municipios no lo hicieron muy bien, mientras que otros quieren mandar en cuerpo ajeno -el papá que mandó al hijo, a la esposa, al primo o al sobrino- debido a su baja popularidad o por una sanción de los entes de control.

En la viña del señor hay de todo dice el adagio popular, en este caso sería en la contienda política donde se ve de todo, y es que no es para menos, lo que está en juego no es cual cualquier cosa, es la chequera de los municipios, es el 20% en los contratos, es la alimentación y el trasporte escolar, y sobre todo las coimas por contratos de obras civiles, es ese el hueso que hoy todos se pelean.

El concepto de política se perdió hace muchos años en Colombia, la política dejó de ser esa vocación de servir para convertirse en un negocio rentable, donde los alcaldes llegan a llenar sus arcas, sin importarle qué tan jodido esté el pueblo.

Que en el departamento del Cesar se inscribieran 140 candidatos para aspirar a las 25 alcaldías de los municipios que lo conforman ¿qué les hace pensar?, muy seguramente que hay mucho en juego, y es por ello que a medida que pasan los años, los gastos para ganar incrementan y de qué forma.

Una candidatura a una alcaldía ‘pobre’ como Gamarra, Manaure o González puede costar mil millones de pesos, municipios que son de sexta categoría y donde el alcalde recibe un sueldo que no supera los seis millones de pesos te llevan a la pregunta: ¿cómo carajos hacen para recuperar la inversión realizada?, usted señor lector podrá sacar sus conclusiones; pero lo más lamentable es que de esos 134 candidatos no existe uno que sea favorito por voto de opinión o por el cariño de la gente, hoy los más opcionados a quedarse con las alcaldías son los que tienen las maquinarias y los recursos económicos, y muy seguramente esos serán los próximos alcaldes que llegarán por cuatro años a recuperar la inversión que hicieron ellos o sus financiadores, claro está con una utilidad igual o superior a la inversión.

Hoy, como medio de comunicación cumplimos con nuestra función de informar y poner en la palestra pública a cada uno de los aspirantes más opcionados a llegar a ocupar el primer cargo en las 25 alcaldías, sus actuaciones, sus antecedentes y la gente que los rodea para que usted el 25 de octubre llegue a las urnas con pleno conocimiento de quién es el personaje que decidió darle el voto para que maneje sus recursos, porque es el votante el que tiene la última palabra, no es el aval de un partido, no es el apoyo de un congresista, el que a la final decide es usted con su voto. Por ello hicimos este trabajo minucioso en cada uno de los municipios donde tenemos presencia y así lo seguiremos haciendo hasta la última semana del mes de octubre antes de que se abran las urnas.


Deja un Comentario