publicidad

publicidad

Emdupar dice una cosa y Corpocesar otra, ¿a quién se le cree?

Hasta hace pocos días, los habitantes de Valledupar vivieron más de tres días sin el servicio de agua potable, ¿las razones? … Emdupar a través de sus funcionarios argumentó que se debía a la fuerte turbiedad del río Guatapurí. Sin embargo, la situación va más allá de las condiciones actuales de la fuente hídrica que abastece los hogares vallenatos.

El gerente de Empresa de Servicios Públicos de Valledupar (Emdupar), Nicolás Maestre, anunció a través de un vídeo en Twitter que en las redes se estaba mal informando a cerca del servicio de agua que se brinda a la ciudad y que este tardaría dos días sin ser prestado, en ese momento. El funcionario instó a los usuarios a no prestar atención a dichas cadenas de WhatsApp debido a que la Planta de Tratamiento estaba funcionando de la mejor forma. “Quiero manifestarle a la comunidad que hagan caso omiso a ese tipo de cadena desinformativas debido a que hoy nos encontramos en la Planta de Tratamiento de Agua Potable y encontramos un reporte positivo de parte del jefe de producción que indica que la PTAP estaba funcionando en debida forma y que muy pronta se verán todos los barrios de Valledupar compensados en su sistema, cualquier novedad de la PTAP será comunicado a través de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar”, dijo Maestre Ternera en su momento.

Sin embargo, el 80% de los barrios de Valledupar se mantuvo más de tres días sin agua, incluso aún hay urbanizaciones que han recibido el agua por la modalidad carro tanque.  Emdupar acolitó este hecho a la turbiedad con la que estaba llegando el agua a la Planta de Tratamiento de Agua Potable a causa de las fuertes lluvias en las cuencas media y alta de la Sierra Nevada. La muestra se hizo evidente a través de vídeos publicados en la cuenta de Twitter de la empresa que revelaba la turbiedad del agua.

“Queremos informales a toda la comunidad usuaria que debido a la alta turbiedad que generó la lluvia en la bocatoma del acueducto, operarios continúan trabajando en el lavado de los filtros, con el objetivo de normalizar el servicio que en algunos sectores se han afectado”, dijo Maestre.

El revuelo fue tan grande que hasta el alcalde Mello Castro salió en defensa de su gerente y al respecto aseguró que, “hemos identificado dos problemas fundamentales: el bajo caudal y las altas turbiedades, pero he dado instrucciones precisas al gerente (Rafael Nicolás Maestre) para que de esta manera le garantice el mínimo vital a toda la comunidad vallenata. Quiero hacerle un llamado a la comunidad para que hagan uso eficiente del preciado líquido más que todo en esta pandemia”.

El bajo nivel de río Guatapurí generó un cruce de versiones entre el gerente de Emdupar y el director de Corpocesar.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, mientras el gerente de Emdupar decía que la Planta de Tratamiento de Agua Potable se encontraba en excelentes condiciones y el inconveniente con el agua era la turbiedad del río, en las inspecciones y visitas realizadas por funcionarios de Corpocesar a las instalaciones de la bocatoma del acueducto se encontraron varios detalles importantes. En la primera visita realizada a finales de marzo, según lo indica el gerente de la entidad John Valle Cuello, se evidenció que en el canal de aducción del sistema de acueducto las tuberías se encontraban sellados y su instalación es obsoleta.

Canal de conducción al sistema del acueducto.

Todo indica que existen factores en la infraestructura de la PTAP que están impidiendo que el proceso de potabilización sea el óptimo. Además, advirtieron en conjunto con otros funcionarios ambientales de la corporación, que las condiciones del sistema de acueducto de los vallenatos son ineficientes y la situación es probada por la situación que se ha presentado en la prestación del servicio durante un tiempo considerable. El director Corpocesar hizo referencia al caudal del río Guatapurí y aseguró que este no tiene las mismas condiciones en comparación a otros años. Los factores que indicen de manera directa con este problema son: el cambio climático, la deforestación, el crecimiento poblacional.

Según John Valle, otro de los grandes inconvenientes frente a este tema es que la Emdupar tienen un permiso por parte de Corpocesar para captar una cantidad específica de agua y está captando más de lo debido. “La mayor parte del recurso hídrico del Guatapurí, más de un 85% de su caudal, lo está consumiendo el acueducto de Valledupar, que tiene una autorización por parte de Corpocesar para utilizar 1800 litros por segundo y está consumiendo 2600 litros por segundo. Hay que anotar que en estos momentos las concesiones autorizadas por la Corporación que están ubicadas después del acueducto no están llevando agua a sus fincas”, dijo Valle Cuello.

Según el funcionario, Corpocesar ha interpuesto alrededor de 150 concesiones que se encuentran en revisión para establecer cuáles son aquellas que pueden entrar en caducidad por falta de pago. Al mismo tiempo, instó a los vallenatos a usar razonablemente el agua y cuidar el río Guatapurí; no arrojarle basuras, no deforestar su fauna, etc.

 “Hicimos presencia en el Río Guatapurí precisamente en la bocatoma del acueducto de Emdupar, encontramos unas captaciones que en alguno casos están autorizadas por la Corporación pero que están captando más de lo autorizado, hicimos una regulación y disminuimos su caudal y en oras, ya tomamos atenta nota porque vamos a iniciar acciones legales pero también pedirle a la comunidad que tiene que disminuir el consumo de agua sobre todo en aquellos casos donde es innecesario para esos momentos estar haciendo lavado de terrazas, estar regando jardines y lavando vehículos en las casas… de manera que estas actividades la población tiene que colaborar, no solamente hay que exigirle a la autoridad, el rio no va a aumentar por arte de magia su caudal, estamos atravesando una época muy difícil de verano y aquí todo el mundo tiene que colocar su grano de arena”, dijo John Valle gerente de Corpocesar.

 

publicidad

publicidad