publicidad

publicidad

En Curumaní hasta la ropa de los patios se la están llevando los ladrones

A los habitantes de Curumaní hoy los golpea una peste, y no es precisamente un virus, sino la delincuencia que se ha apropiado de la tranquilidad del municipio. El problema es tan serio que los atracos se han convertido en el problema más apremiante de la comunidad, e incluso se dice con jocosidad que todo aquel que deje así sea un trapito colgado en el patio de sus casas se lo roban.
En tan solo seis meses de gobierno que lleva el alcalde Henry Chacón Amaya en el municipio de Curumaní, a este le llueven críticas por parte de los habitantes, toda vez que la delincuencia ha ido en aumento, situación que ha quedado evidenciada en cámaras de seguridad y en los testimonios de la comunidad que hoy intimidada prefieren vivir entre cuatro paredes antes que salir de sus casas y ser víctima de la delincuencia, la cual se vale de las calles solas a plena luz del día para cometer sus fechorías.

Henry Chacón Amaya

En redes sociales se han evidenciado los constantes robos que han quedado grabado en videos, una situación que ha aumentado en los últimos tres meses, se han visto hombres armados en motocicletas, quienes intimidan a las personas para despojarlas de sus pertenecías, por tal motivo el municipio hoy ha ganado el renombre de ‘Curumaní insegura’.
Un caso insólito se presentó la semana pasada cuando un hombre a bordo de una motocicleta llegó hasta la puerta de una vivienda donde se encontraban tres mujeres teniendo una conversación, y este las apuntó con la pistola para que les entregaran los celulares, una vez el delincuente logró su cometido huyó del lugar.
Un habitante del municipio, quien prefirió no revelar su nombre, manifestó que la inseguridad siempre ha existido en el municipio pero que con la pandemia la ola de robos ha sido aún más evidente, ya que Curumaní es una localidad que vive del diario, y son muchos los que a la fecha se sienten asfixiados por no tener nada que llevar a casa de comer, por lo que se buscan como sobrevivir a través de la delincuencia común.
«Las personas no se pueden sentar en las puertas de sus casas porqué en seguida llegan dos o tres delincuentes en motos a robarles, si caminan por la calle es igual, la inseguridad se ha apoderado de Curumaní. El comercio también se ha visto afectado con dicha situación, los robos son diarios, hubo una semana que los ladrones iban haciendo de las suyas de casa en casa”, indicó el habitante de Curumaní.
De otro lado, agregó que los ladrones no descansan y estos están atentos al papayaso que les den, aun cuando todos duermen, “durante las noches si las personas dejan colgada la ropa en sus cuerdas los ladrones están atentos y se las llevan, todo lo que ellos crean que tengan de algún valor se la roban”.
Otras de las cosas que le exige la comunidad de Curumaní al alcalde, es que aumente el pie de fuerza policial, ya que son solo 40 uniformados con los que cuenta el municipio para una población que hace años se creció y supera los 35 mil habitantes.
¿Qué dicen las autoridades?

Le puede interesar  En Curumaní realizaron una cabalgata que terminó en un accidente
La delincuencia en Curumaní llegó a tal punto que hasta de los patios se están llevando la ropa

Ante las voces de auxilio de los residentes en Curumaní, quienes se encuentran preocupados por los recientes casos de robo a mano armada, el concejal del municipio, Hatien Quiroz, indicó que no es un secreto para nadie la ola de inseguridad por la que atraviesa el municipio actualmente; Sin embargo, agregó que se están tomando todas las medidas pertinentes para ponerle freno a la delincuencia, además agregó que el problema aún se hace más evidente ante el poco pie de fuerza con el que cuentan.

“No es un secreto que en estos meses ha habido una ola de inseguridad, pero se están tomando todas las medidas pertinentes para controlar dicho flagelo, en el municipio se han estado realizando consejos de seguridad para tomar determinaciones que ayuden a acabar con los robos a mano armada por los que atraviesan diariamente los habitantes de bien, entre ellas se encuentran obras, como instalación de cámaras que ayuden a dar con los delincuentes, además de ello, se ha mencionado la adecuación de una cárcel de seguridad para esos antisociales”, especificó.

Además agregó que, “en el municipio hace falta más oportunidades de trabajos que ayuden a mitigar la delincuencia, no es una justificación pero el índice de desempleo conlleva al robo, a eso se le suma que actualmente no estamos pasando por el mejor momento, ya que el Covid-19 es una pandemia que no solo conlleva a un contagio sino también al tipo de situación ya mencionada, toda vez que son muchos los que por el virus han quedado sin ejercer alguna actividad que los ayude a sobrevivir de forma legal”.

Le puede interesar  En Curumaní realizaron una cabalgata que terminó en un accidente

publicidad

publicidad