publicidad

publicidad

En Curumaní protestaron por la aprobación de licencia para extracción de material de arrastre

La comunidad del corregimiento de San Roque salió a las vías principales que comunican a Curumaní con otros territorios con el propósito de protestar en contra de las operaciones que ejercen empresas en el río para extraer material de arrastre. El mayor problema, es que la empresa privada que está ejerciendo esta actividad, cuenta con todos los permisos legales ambientales para poder llevar a cabo dicho trabajo en la fuente hídrica.

Ciudadanos del corregimiento se han mostrado en desacuerdo con esta acción que según ellos, afecta a largo plazo el recurso hídrico preciado del río y con el único que cuentan para abastecerse. Principalmente, el afluente de la quebrada Simití; algunos consideran que el río es algo sagrado y deben protegerlo. Los manifestantes cerraron una de las vías principales por varias horas para impedir el paso de vehículos en la zona. Habitantes aseguran que han recibido amenazas de grupos armados en las que piden que no intercedan en las actividades que se ejercen en el río.

Le puede interesar  ¿Qué implica la alerta roja declarada en el Cesar?

De la quebrada Simití se abastece el acueducto. Este miércoles 30 de diciembre los líderes comunales y el alcalde de Curumaní Henry Chacón se reunieron por un par de horas para escuchar a la comunidad, ambas partes redactaron documentos en los que quedaron expuestas las razones por las que la comunidad está en desacuerdo y compromisos por parte de la administración para visitar el lugar y verificar los trabajos de extracción que se están efectuando en enero de 2021.

El operador minero asegura que cuenta con la licencia ambiental para explotación y todos los documentos legales que permiten ejercer dicha actividad sin afectar la fuente hídrica.

Le puede interesar  Cayó alias 'Ratón', cabecilla del Clan del Golfo

publicidad

publicidad