publicidad

publicidad

En el hospital de Codazzi quieren arreglar la crisis a punta de trompá

Un choque de trenes se presenta hoy en la Ese Hospital Agustín Codazzi, a raíz del cese parcial de actividades que inició el equipo de contratistas de la entidad por la falta de pago. Según se conoció, hasta apenas la semana pasada estaban cancelando algunos meses de salario a los médicos, mientras que a gremios como el de la vigilancia y conducción la situación ‘pica y se extiende’.

Desde finales del mes de agosto, el cuerpo médico del hospital de Codazzi entró en cese parcial de actividades como voz de protesta ante la falta de pago por parte de la entidad, situación que ha desencadenado un choque de trenes entre funcionarios, directivos y hasta familiares de estos, quienes se han apropiado de los hechos y han llegado a la agresión verbal y casi que física. Según se conoció al cuerpo de médicos se les adeudaba tres meses de salario, mientras que a los demás le adeudaban cinco.

“Los contratos en el hospital se vencen el 09 de octubre y una de nuestras exigencias es que para esa fecha estén los pagos al día, y según los movimientos en las finanzas que estamos viendo creemos que no se va a cumplir”, dijo una fuente a La Calle.

Quien además manifestó que este incumplimiento no sería novedad, toda vez que, dentro de los compromisos establecidos en un cese anterior, estaba que en el mes de junio la E.S.E. pagaría la cooperativa a los médicos, mientras que en julio el pago sería para otros empleados, con el fin de ir evacuando todos los gremios. “La sorpresa fue cuando nos dimos cuenta que a ninguno de los empleados les pagaron, entonces nuestra pregunta es ¿qué paso con el dinero de ese y los meses anteriores?, pero no han dado explicación de esto”, dijo la persona que contó lo que acontece hoy en esta entidad.

La situación está tan candente que el pasado 05 de septiembre, un médico del hospital fue agredido verbalmente por Eduardo Puerta, hermano la tesorera del hospital, Carolina Puerta, quien lanzó improperios contra el profesional de la salud amenazándolo al tiempo con agredir su integridad física. Mientras que una de las médicas recibió una llamada intimidante donde se le amenazaba por ser parte de los profesionales que lideran el paro parcial que vive el hospital actualmente. Se conoció que el medico afectado denunció la situación, además que el agresor presenta antecedentes de esta índole en hechos con otras personas.

Frente a esto, el gerente del hospital dijo que, “manifestamos nuestra solidaridad con el cuerpo médico por el suceso ocurrido el día 05 de septiembre; reiteramos que rechazamos todo tipo de actos violentos en contra de cualquiera persona, sin embargo, la institución no se puede responsabilizar de esta contienda la cual aconteció fuera de esta”, dijo Julio Wilches

Quien además se refirió al cese de actividades parcial que presenta hoy el hospital, “ante la actual situación fiscal que está atravesando el hospital, este cese de actividades está empeorando la situación, perjudicándonos a todos”, agregó.

Al cierre de esta edición el cese de actividades parcial, continuaba.

publicidad

publicidad