publicidad

publicidad

En el Rosario además que no pagan, abusan en materia de contratación

El Hospital Rosario Pumarejo de López cuenta con aproximadamente cinco asociaciones sindicales a través de las cuales contrata; Sin embargo, estás no cuentan con el musculo financiero para pagar cuando el hospital incumple los pagos, y como si fuera poco hay denuncias de abusos en los contratos de prestación de servicios que le hacen al personal médico.

El proceso de contratación del Hospital Rosario Pumarejo de López se ejecuta a través de asociaciones sindicales, y la razón por la que el proceso se hace de esta forma se debe a los huecos financieros que tiene la entidad durante años le impiden efectuar una contratación directa. Una vez efectuada la contratación con las asociaciones, según la oficina jurídica de la E.S.E., estas deben ser las responsables de cancelar a sus afiliados que incluyen personal médico y administrativo. El Rosario debe a las asociaciones más de un año de salario, pese a ello el hospital asegura que estas deben pagar a sus afiliados, pero, ¿tienen estas asociaciones un musculo financiero que lo permita?

Este fundamento se dio desde el área jurídica, quienes se amparan en lo establecido en el Decreto 36 de 2016 en el artículo 2.2.2.1.24. “Obligación de la organización sindical que suscribe el contrato sindical (Sindicato), pagar todas las obligaciones legales y pactadas con los afiliados vinculados para la ejecución del contrato sindical, realizar las deducciones legales y pagar los gastos de transporte, si para prestar el servicio fuese necesario el cambio de residencia”. Además, dicho decreto establece que la asociación sindical debe “cumplir con las obligaciones legales en el sistema integral de seguridad social, certificaciones sobre el tiempo de servicio, índole de la labor y retribuciones” a sus afiliados (especialistas, enfermeros, internistas, etc.).

En la actualidad, el hospital contrata a cinco asociaciones, estas son: Asociación de trabajadores del Sistema Nacional de Salud, Seguridad Social y Saneamiento Ambiental, Darsalud; Asociación sindical de Profesionales Médicos y Ejecutores de la Salud del Cesar y La Guajira, Aspesalud; Anestesiólogos Asociados y Talento en Salud del Cesar, Anessalud; Asociación de Trabajadores del Sector de Servicios Organizacionales, Institucionales y de Fomento Empresarial, Gestión Integral y Asociación Sindical de Trabajadores Técnicos y Profesionales de la Salud, Astrasalud. Hasta el momento, estos son los grupos sindicales con los que contratará el durante el año 2021.

Sin embargo, la inconformidad de los agremiados y/o personal de la salud por la falta de pago, el aparente abuso contractual y la no continuidad de algunos, la remontan como responsabilidad del centro médico, quien no paga a tiempo; una de ellas fue la no renovación de contratos de los 20 miembros pertenecientes al sindicato de ginecólogos. Contratar o no con una asociación sindical específica depende de gerencia; quien decidió no renovar el contrato para 2021 al sindicato de ginecólogos ¿Se debe esta decisión a las protestas ejecutadas durante el 2020 por el personal de salud?

Julio Julio Peralta

Uno de los miembros del sindicato de ginecólogos, el doctor Julio Julio Peralta expresó: “Compromisos de la gerente para con los trabajadores era no retaliación, pero que va, es lo primero que hizo, burlarse de todo el mundo. En el mercado laboral colombiano, al talento humano en salud nos convirtieron en unos mendigos gracias a nuestra insolidaridad. Nos valoran como a un papel higiénico usado y aun así no despertamos”, dijo el especialista.

Este medio recepcionó algunas denuncias de trabajadores de salud relacionadas con los aparentes abusos en los contratos por la falta de pago de horas dominicales, el no pago de salarios en el tiempo contractual estipulado, pago de horas extras y ejecución de funciones por más de ocho horas. Semanario La Calle dialogó con Jairo Castro, asesor de área Jurídica del HRPL, quien comentó: “La forma de contratación del hospital hay que aclararla que uno no contrata recurso humano sino la ejecución de un proceso. El HRPL como hospital de segundo nivel tiene varios procesos habilitados que, para poderlos ejecutar, necesita de un recurso humano.

Jairo Castro, asesor de área Jurídica del HRPL

El asesor jurídico aseguró que, si las EPS y las secretarias pagaran oportunamente, ellos podrían cumplir con el pago oportuno a las asociaciones sindicales. “La institución ha sufrido múltiples procesos de reestructuración que no han sido por la voluntad o autonomía de los anteriores gerentes sino dada la misma situación financiera por la que históricamente ha atravesado el hospital, que lo ha llevado al proceso de reestructuración como la supresión de la planta de personal, quedando sólo 49 personas. Ese número de personas no nos da para ejecutar los procesos que tenemos habilitados. La misma norma y sistema no ha permitido poder ejecutarlos, nos autoriza contratarlos mediante colectivos sindicales que tienen por objeto, no el suministro del recurso humano sino la ejecución de procesos”.

El hospital se ahorra más de un 50% cuando contrata con asociaciones sindicales; financieramente la E.S.E no cuenta con los recursos para contratar personal de planta.

¿Qué opina las asociaciones sindicales?

Más de un año sin sueldo completan los trabajadores del Rosario.

Uno de los principales lineamientos que debe tener en cuenta el hospital para contratar con asociaciones sindicales, es que estas cuenten con un músculo financiero responsable si la entidad en salud no paga a tiempo. Este ha sido el gran problema del HRPL, miembros del sindicato aseguran que contratan con asociaciones que financieramente no cuentan con la capacidad para responder por más de un año de salario que le deben al personal. “La asolación con la que contrata la institución debe ser autosuficiente para pagarle a la gente los meses de salario que no les paga el hospital. Pero quien hace la contratación es el jurídico por orden del gerente, y no tienen en cuenta el manejo que le dan a estas asociaciones que económicamente no pueden responder, no tienen un colchón financiero para pagarle a su gente y todo el tiempo lo hemos expresado. Ellos buscan las asociaciones que les convienen y no exigen a estas lo que deberían”, dijo Ana Rodríguez, miembro del sindicato.

A los pediatras del hospital le adeudaban hasta diciembre de 2020, 14 meses de salario, y al sindicato de ginecología 13 meses. Aun así, su contrato no fue renovado para 2021; el sindicato pagó dos meses de salario a estos especialistas con sus propios recursos.

Semanario La Calle intentó comunicarse vía telefónica con la gerente del Hospital Jackeline Henríquez Hernández, pero no fue posible. Sin embargo, visitó las instalaciones de la institución, pero la funcionaria se encontraba cumpliendo con un compromiso a través de una reunión virtual el día viernes 08 de enero en horas de la mañana.

publicidad

publicidad