publicidad

publicidad

¿Estamos preparados para afrontar el Coronavirus?

¿Qué tan fuerte se sentirá la llegada del Covid-19 al Cesar?, ¿estamos preparados para hacerle frente a este enorme desafío?, esa es la mayor preocupación que ronda en estos momentos en la cabeza de la mayoría de los cesarenses, puesto que las deficiencias que tiene el departamento hacen creer que no se tiene la capacidad hospitalaria, económica y saneamiento básico para hacerlo. La Calle elaboró un INFORME ESPECIAL en el que analizamos qué tan preparados estamos para luchar contra el Coronavirus.

La llegada del Coronavirus al departamento del Cesar será casi que inevitable, los organizamos de control y líderes políticos así lo saben, por ello la importancia de las medidas que se tomen para lograr al máximo contener este virus. Tratando de conseguir ese objetivo, el gobernador Luis Alberto Monsalvo y el alcalde de Valledupar, Mello Castro, en los últimos días han dado a conocer una serie de restricciones, pero estas ¿serán suficientes?

Entre las primeras medidas de prevención adoptadas por el gobernador Luis Alberto Monsalvo, fue suspender las clases de todos los colegios públicos en los 24 municipios del Cesar, y que los estudiantes se quedarán en casa recibiendo educación virtualmente, por su parte el alcalde de Mello Castro, por medio de un decreto firmado el pasado lunes 17 de marzo, prohibió la aglomeración de más de 50 personas en sitios públicos como bares, zonas de recreación, deportiva y religiosas, entre ellas ordenó el cierre del balneario Hurtado, uno de los lugares más visitados por turista y propios, es importante mencionar que dicho decreto tiene vigencia hasta el 16 de junio del año en curso, y su prórroga se somete a las evaluaciones de riesgo que se produzcan por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Salud y Protección Social y la Secretaría de Salud municipal.

Pero esa no fue la única medida de prevención que ha tomado el gobierno local, además lanzó un Equipo de Reacción Inmediata Coronavirus (ERIC), formado por enfermeras y médicos, quienes trabajan identificando los casos sospechosos en la ciudad; sin embargo, los puntos de concentración que más preocupan son el aeropuerto Alfonso López y al Terminal de Transporte de Valledupar, puesto que en estos lugares, que es por donde podría ingresar el Coronavirus al departamento no se está trabajando con la rigurosidad que la situación amerita.

Al aeropuerto Alfonso López de Valledupar la Contraloría General le dio un puntaje de 5 puntos, siendo 10 la máxima calificación, esto después de realizar una inspección a varias terminales aéreas del país.

Según el informe de la Contraloría, en el aeropuerto solo cuenta con 6 individuos del personal médico, tiene una zona de aislamiento, sistema de señalización, pero no cuenta con medición de temperatura. La Calle intentó conocer cuáles son los protocolos que se están implementando actualmente en el aeropuerto Alfonso López, pero no fue posible puesto que el personal de seguridad no lo permitió.

Entre las recomendaciones por la OMS a impartir en los aeropuertos se encuentra, que una vez llegue un pasajero se le debe comprobar sus signos y síntomas (fiebre superior a 38˚, tos), entrevistar al pasajero con síntomas de infección respiratoria que salen de zonas afectadas por el brote para conocer si han estado en contacto con personas de alto riesgo con el COVID-19, trasladar a los viajeros con síntomas a un centro médico para que sigan siendo examinados y para comprobar si han sido infectados por el virus, y mantener los casos confirmados bajo tratamiento en régimen de aislamiento, entre otras recomendaciones que en el aeropuerto Alfonso López no se están siguiendo, por lo que la llegada del virus está latente.

¿Qué se está haciendo en el Terminal?

Para evitar que el virus llegue por vía terrestre, la administración del Terminal de Transporte en Valledupar ha tomado como medida de prevención poner en marcha un Equipo de Reacción Inmediata Coronavirus (ERIC), que ejerce su tarea en dos turnos, cuyo objetivo es lograr que de manera permanente se haga pedagogía sobre la importancia de la prevención del coronavirus a los viajeros que llegan y salen de la ciudad, sin embargo las quejas de los pasajeros abundan, puesto que solo se les está aplicando en las manos alcohol y antibacterial  a las personas, una procedimiento que está lejos de las recomendaciones de la OMS.

“Esta es una pandemia que nos está tocando a todos por eso a ustedes, las empresas transportadoras, les pedimos que tomen sus propias medidas de desinfección de los buses y socialización con sus clientes, uso de antibacteriales, además de entrenamiento a conductores y trabajadores para que sea una prevención efectiva”, especificó, el gerente del Terminal de Valledupar, Luis Eduardo Calderón Fuentes.

Pese a ello es válido decir que en el Terminal faltan más medidas, aún más cuando en Barranquilla ya hay casos confirmados y fácilmente podría llegar a la capital vallenata.

De otro lado, los supermercados y empresas de servicios públicos siguen brindado sus servicios en Valledupar a pesar de la amenaza de virus.

Olímpica es uno de los supermercados que ha buscado acatar el decreto que prohíbe la aglomeración de más de 50 personas en sitios públicos, y para ello deja pasar cierto número de compradores; sin embargo, el panorama cambia fuera del lugar, donde los compradores que se quedan haciendo la familia suman más de 50, y preocupa que a la fecha las autoridades no han intentado controlar esta situación.

Esta misma postal se repite en la empresa de servicios Gases del Caribe, donde los usuarios deben a hacer una larga fila para realizar sus reclamos, es decir que los funcionarios salvan sus pellejos, pero ¿qué pasa con sus clientes?

Otras medidas implementadas por el gobernador del Cesar

Tras la emergencia por el virus COVID-19, que atraviesa el país, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, decretó por seis meses calamidad pública en el departamento.

El decreto también señala que se elaborará y adoptará el Plan de Acción Específico por el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, en el cual se incluirán las actividades relacionadas con la prevención, inspección, manejo, control y respuesta ante los efectos del Coronavirus (COVID-19).

La medida también ordenó Ley Seca en todo el departamento del Cesar, que arrancó desde el pasado viernes 20 de marzo desde 6.00 p.m. hasta las 6:00 a.m. de este martes 24 de marzo.

Según el acto administrativo, se decretará el retorno a la normalidad o en su defecto prórroga por el mismo término a la situación de calamidad, previo concepto favorable del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo.

En virtud de estos decretos, las autoridades policiales deberán articular esfuerzos encaminados a impulsar las acciones correspondientes para la aprehensión, conducción y judicialización de quienes atenten contra la salud pública.

publicidad

publicidad