publicidad

publicidad

Gases del Caribe la está haciendo boja cobrándole a los comerciantes vallenatos

Tal parece que las empresas prestadoras de los servicios públicos en Valledupar, y todo el departamento del Cesar, se están disputando el título al mejor ‘usurero del año’, un reconocimiento que tristemente está otorgando la ciudadanía a todas aquellas entidades que desde su posición se aprovechan de los usuarios con el aumento exorbitante e injustificado en las distintas facturas de cobro; un suceso que, sin duda alguna, tiene bajo el ojo del huracán a Afinia, Aseo del Norte, y ahora Gases del Caribe.

Para nadie es un secreto que desde años atrás, en Valledupar y en varios municipios del Cesar, se vienen generando múltiples denuncias y comentarios a través de las distintas redes sociales entorno a el alto cobro de los servicios públicos, y el del gas no es la excepción, puesto que algunos administradores y dueños de establecimientos públicos en la ciudad hicieron énfasis ante la misma problemática, pues los altos costos del servicio han perjudicado en gran medida sus ganancias.

“El aumento del gas es totalmente cierto, desde hace 7 meses mi factura va en aumento, en mi restaurante se ha subido a un 100% el servicio, de 200 mil pesos que pagaba en mi negocio pasé a cancelar facturas de 600 mil pesos, de pronto muchos creerán que es por el aumento de comensales, pero eso es falso, desde que inició la pandemia todas las zonas comerciales nos vimos afectadas, la gente no tiene dinero para salir a comer, los alimentos cada día están más caros y todo eso ha ocasionado que nuestras ventas se reduzcan a un 50%. Entonces, no es justo que el gas cada día suba más y sin justificación alguna”. Indicó María Teresa González, dueña el restaurante Mondongo la 28.

Por su parte, Yinelis Guerra, administradora del restaurante Brisas Vallenatas, manifiesta que los últimos meses en su negocio se ha generado un incremento gradual en sus facturas del gas, hecho que le genera indignación, por lo que sus ventas se han mantenido y su consumo oscilaba de 300 a 500 mil pesos, pero sus actuales facturas llegan con cobros de más de 700 mil pesos, por lo que pide a las autoridades que tomen cartas en el asunto, dado que la ciudadanía no sabe exactamente por qué se están aumento los costos en este servicio.

De la misma forma, la administradora de Toño Restaurante hizo visible su caso: “El gas al igual que todos los servicios siempre han llegado caro, pero es que han aumentado una barbaridad, yo estoy pagando más de 700 mil pesos, esa  empresa se la pasa y que haciendo revisiones y todo eso lo cobran en la factura y nunca dan explicaciones de nada, pero cuando ven que los recibos nos llegan baratos ahí si los ve uno inspeccionando y averiguando porque nos llegó en ese precio y lo misma pasa en nuestras casas, antes se pagaba por mucho 25.000 mil o 35.000 mil pesos, ahora llegan casi en 50.000 mil”.

Por último, María Elisa Daza, propietaria de la heladería y pizzería Los Corales, también comunicó su inconformidad, “el gas en mi negocio viene hace tiempo aumentando ya va en más de 350.000 mil pesos, ellos cobran y que reconexión, arreglos, revisión de cinco años y a todo eso le van metiendo un sin número de cosas que uno no sabe que es lo que están cobrando, yo acá no uso casi el gas solo tenemos una estufas de dos fogones y el resto son maquinas eléctricas; entonces, no entendemos las razones de ese alto costo en los recibos”.

Finalmente, a través de dos facturas proporcionadas por uno de los administradores se logró evidenciar el cambio exagerado en el cobro del servicio en un periodo de un año, donde el restaurante en el año 2021 pagaba alrededor de 300 mil pesos y actualmente sus facturas llegan a más de 700 mil pesos.

publicidad

publicidad