publicidad

publicidad

Inoperancia de Fénix Barraza generó renuncia masiva en el San Juan Bosco

No hay chorro que termine en gota, y eso al parecer le ocurrió a la gerente del Hospital San Juan Bosco, Fénix Leonor Barraza, quien está convirtiendo esta empresa social del estado en, literalmente, una cloaca y nadie hace nada. La situación más reciente la protagonizaron los médicos generales del servicio de urgencias, quienes cansados de no recibir el pago de sus servicios y conscientes que ni con cese de actividades la mujer busca una solución efectiva, decidieron salir de esta entidad. A esta renuncia se le sumaron tres auxiliares de enfermería, dos conductores y dos empleadas de servicios generales.

Según se conoció, siete profesionales renunciaron a su función como médicos del hospital San Juan Bosco el pasado jueves 01 de julio, luego que los contratos de prestación de servicios a los que hoy se les adeudan cinco meses llegaran a su fin y decidieran no prestarse más para la parafernalia que tiene la gerente.

La situación que hoy se le salió de las manos a la gerente del hospital llevó a que el pasado jueves el sistema de urgencias colapsara, al punto que el único médico de planta que atiende la consulta externa de esta empresa social del estado tuviera que atender por completo la urgencia. Mientras todo esto ocurría, se conoció que la gerente lo único que buscó organizar fue una supuesta reunión con los profesionales de la salud para que regresen; sin embargo, esta no se terminó realizando.

¿Cuáles son las quejas?

Las deudas salariales que hoy presenta la gerente Fénix Barraza con los empleados del Hospital San Juan Bosco es un secreto a voces, mientras que a los contratistas les adeudan cinco meses, a los de planta se le suman las horas extras y vacaciones; lo que genera suspicacia porque estos últimos se suponen que reciben pago desde el giro directo que hace el ministerio de Salud; sin embargo, hoy también los tienen ‘pasando aceite’.

Otra de las situaciones que tiene en jaque al hospital es la no puesta en marcha de la nueva sede, la cual se conoció está disponible para ser inaugurada desde marzo pasado, pero unos supuestos caprichos del alcalde no han permitido que sea dotada y mucho menos puesta en funcionamiento; todo porque es una obra que viene de la administración anterior.

Esto pudo ser clave para que recientemente se diera una ola de contagios en el hospital, luego que los médicos resultaran positivos para Covid-19 a raíz del estrecho contacto. Lo cierto es que el no contar con personal médico afecta a miles de usuarios que llegan hasta este hospital.

publicidad

publicidad