publicidad

publicidad

INVISIBILIZAR LA HISTORIA, EQUIVALE A UN ANIMAL SIN CABEZA NI RABO

Por: Jorge Osias Chaverra Mena – miembro del Consejo Municipal de Cultura

Somos una nación mestiza, gracias a Dios, ese es nuestro orgullo y nuestra gloria. Colombia es un país pluriétnico, en la sangre que corre por las venas de los colombianos; en las culturas que amasamos con el pasar del tiempo desde los días iniciales de la colonia, hasta los días de hoy tan dramáticos, soñados hasta alcanzar la paz…

Quien quiera entender nuestro proceso inter-étnico, debe tener en cuenta esa verdad; jamás llegará a ubicar nuestra presencia como pueblo y en el contexto de la humanidad, ni entender la originalidad de nuestra expresión cultural. El mestizaje, la mezcla de sangre y de etnias; la fusión que se dio de las diásporas: La Europea que invadió; la Africana que vino esclavizada y los receptores de la invasión indeseada que recayó en los Nativos Americanos o Aborígenes, para formar el continente Americano y por análoga razón la población Americana y Colombiana. El siniestro de las culturas venidas de Europa y África con la cultura Aborigen o Nativa, es la contribución para el humanismo; nuestro inmenso territorio de extremo a extremo; estamos hablando desde Leticia hasta el Cabo de la Vela, encontramos hombres y mujeres, frutos biológicos del proceso Inter-étnico: Afrodescendientes, Palenqueros y Raizales, con alta melanina, Eurocaribeños y Euroandinos, de melanina media, los Nativos o Aborígenes de melanina diversa; además un sustrato de los descendientes de la Indias Orientales y Occidentales que comprenden los territorios de Indochina, Indostan y el Archipiélago Malayo; por esta razón tenemos melanina diferente, dioses diferentes, ritmos y gustos diferentes; no hemos convivido siempre en paz y armonía; no siempre existieron ni podían existir entre Esclavistas y Esclavizados; la construcción fue difícil mas allá de la convivencia inter-Étnica; sin embargo mezclaron sus sangres, sus dioses, sus ritmos, sus gustos, para formar un hermoso país, con la dulzura que hoy es sinónimo de corrupción; eufemísticamente “mermelada” inteligencias múltiples a mas no poder con un extraordinario don para la creación artística.

Somos una nación que puede ser ejemplo de amor a la PAZ y de resistencia a la miseria: esa es la lección que tenemos que enseñar; la fusión de Etnias porque en este milenio tenemos que desaprender las verdades eternas sembradas por la geopolítica de la pedagogía colonial que no nos estimuló para el ejercicio del pensar sino para repetir y obedecer; disfrutamos de usanzas lingüísticas no razonadas: Los AFROS nos identificamos como Negros y Negras, los Euroandinos y Eurocaribeños, como blancos y blancas; los sustratos étnicos de las India: Orientales y Occidentales disque son amarillos y amarillas.

Si hacemos un ejercicio en aras de descolonización mental, podemos desaprender que la percepción de los colores no es sinónimo de seres humanos sino de cosas materiales y las cosas materiales terminan en basuras; no existen basuras humanas; sino seres humanos por voluntad permitida por Dios; el dermoesqueleto que nos viste no es una maldición del demonio sino un atributo biológico. Como aporte de Decenio Internacional de la Afro descendencia y a esta fecha que conmemoramos 170 años de la abolición de la esclavización indignante, los AFROS reafirmamos, que fuimos los primeros en luchar por la gran mixtura inter-étnica, si, somos el resultado de esos hombres y mujeres sufridos, poderosos y aguerridos; sino fuésemos así, no nos habría sido posible resistir los siglos de miseria e invisibilización de los gobiernos que se prolongan hasta hoy; pero nos asiste al coraje indómito para superar todos los obstáculos con lucha y alegría porque, más vale buscar solo una verdad aunque sea maltratada, que encontrarse con una maltrecha pero mal aconsejada. Fraternal abrazo para mi patria inter-etnica y muy especialmente a mis hermanos de sangre africana: Afrodescendientes, Palenqueros y Raizales, por sus aportes a este “Grito Libertario”, registrados en nuestra historia Afrocolombiana, Palenquera y Raizal; memoria Post-colonianista: Líderes: Benkos Bioho, Juan José Nieto Gil, Luis Alejandro Robles, Rogerio Velásquez, Diego Luis córdoba, Jose Prudencio Padilla, Manuel Zapata Olivella, Amir Smith Córdoba, pare de contar, recordar por siempre el humanista e ilustre repúblico: Jose Hilario López, Presidente de la República.

publicidad

publicidad