Judith Jácome dejó un HEAD tecnificado y humanizado

El Hospital Eduardo Arredondo Daza es el centro asistencial de primer nivel de Valledupar que brinda atención a usuarios de la zona urbana y rural; y que desde el 2016 estuvo dirigido por la bacterióloga Judith Jácome Torres, quien se trazó como metas mejorar la infraestructura, recuperar la cartera y mejorar el cumplimiento de las acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, como ejes misionales. Logrando dejar un hospital tecnificado y humanizado en su servicio.

Como parte de sus logros se destacan durante el 2018, la adecuación de instalaciones físicas en nueve centros de salud priorizados: Patillal, Los Corazones, Guaimaral, El Perro, Caracolí, Atanquez, Badillo, Los Mayales, Los venados.

Así como el mejoramiento del parque automotor con la adquisición de cuatro ambulancias con su dotación de equipos biomédicos, dispositivos, medicamentos e insumos.

Pero quizás uno de los mayores logros fue la reapertura de los centros La Nevada y Patillal, con una inversión de 250 millones en equipos médicos y 300 millones en infraestructura, con la modernización de los equipos de laboratorio clínico para las áreas de hematología, química, clínica y microbiología. Equipos de última tecnología que permiten ahorro de recursos, tienen mayor capacidad en el procesamiento de exámenes y agilidad y confiabilidad en la entrega de resultados.

En cuanto a la recuperación de cartera, con la gestión de Judith Jácome se logró el recaudo a corte del mes de noviembre por valor de 3.600 millones de pesos y una importante disminución de glosas en un 77%. Además, se recuperaron en 2018 con las EPS 1.600 millones de pesos.

Dejó también estrategias implementadas en los programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad como intervención en salud oral preventiva; mejoramiento en la captación oportuna al programa de control prenatal y realización de brigadas de tomas de citología cervicouterinas.

Deja un comentario