publicidad

publicidad

‘La cantora de Dios’ Aida Luz Villa lanza nuevo video clip

‘La cantora de Dios’ ha estado en varios países como Francia, República Dominicana, Ecuador, Argentina, Guatemala, México, Inglaterra, Panamá, Venezuela, Estados Unidos, entre otros.

Aida Luz Villa es una cantautora colombiana hija del juglar de la música vallenata Abel Antonio Villa, o más conocido como el ‘Padre de la Acordeón’. Esta artista ha estado por más de 20 años en la música y por estos tiempos lanza un nuevo video clip para su canción llamada: “Quiero dar un beso y no lo puedo dar”.

Semanario La Calle habló con la cantante, quien explicó la inspiración que la llevó a la composición de su canción. “Esta canción la compuse llena de nostalgia y tristeza en mi corazón viendo la situación que estamos pasando a nivel mundial, luchando con un enemigo invisible llamado  Covid-19, escuchando las noticias de tantos enfermos y muertos que está dejando esta pandemia, decidí aportar mi talento y un día como hoy me asomé a la ventana de mi casa y observo que las calles están solas y me dan ganas de llorar y empiezo a escribir esta canción con lágrimas en mis ojos para aliviar los corazones llenos de desesperanza y dolor por lo que está sucediendo”.

Además, Aida Luz contó los detalles detrás de la producción del video clip. “En este video clip oficial me acompañada en el acordeón Salo Villa, quien viajó a la ciudad de Bogotá para unas presentaciones y entrevistas que estaban programadas cuando ordenaron el cierre del aeropuerto y no pudo devolver a su ciudad natal, es por eso que hemos compartido juntos en este video clip, el cual fue rodado en mi casa siendo la protagonista de esta historia relatando todo lo que muchos están viviendo alrededor del  mundo, la grabación se hizo cuidando los protocolos de bioseguridad con solo el productor de rodaje”, dijo.

A través de este tema, la cantautora hace un reconocimiento especial a las personas que están pasando un momento difícil en estos tiempos de pandemia.

“Esta canción la dedico a todas las personas y en especial a los héroes sin capa nuestros médicos que abandonan sus familias para entregar su profesión y preservar la vida de su prójimo por encima de la de ellos mismos, a los comunicadores sociales y periodistas que día a día se esfuerzan por darnos la mejor información”, finalizó.

Leer edición impresa 432

publicidad

publicidad