publicidad

publicidad

LA CRISIS DE LOS ABOGADOS LITIGANTES

Por: GABRIEL SERNA GÓMEZ

Escuchando la entrevista concedida por el ilustre abogado codacense Fran Mosquera Montecristo a un medio radial de Valledupar en donde, con sorpresa para muchos, revela con cierta claridad lo que para muchos era un secreto a voces…la crisis que afrontan los abogados litigantes por la pandemia del coronavirus.

Esto me llevó a indagar y escribir sobre un tema que para muchos puede ser irreal o pintoresco, pero este es un gremio cuyos ingresos dependen en su mayoría por el número de procesos que puedan atender, y actualmente con los despachos judiciales cerrados, las posibilidades de percibir recursos por este concepto son casi nulas. Según cifras del ministerio de Educación, en Colombia existen cerca de 400.000 abogados con tarjeta profesional, de los cuales un alto porcentaje son litigantes y no tienen formalidad laboral, no tienen seguridad social, la mayoría no cotiza a pensión, muchos de ellos están pagando arriendo de oficinas, secretarias y asistentes, créditos educativos, de vivienda, de vehículos y actualmente no están devengando ningún ingreso y a estas alturas ya los ahorros escasean.

Según lo expresado por el jurista Mosquera, estos profesionales no figuran en ninguna base de datos del gobierno nacional que le permita acceder a algún tipo de auxilio.  Esto se une a la misma situación vivida por otros profesionales independientes como contadores, economistas, docentes de colegios privados, músicos, artistas, conductores, odontólogos entre otros, a los cuales por la misma condición de ser profesionales les está vedado pedir ayudas humanitarias, pues muchos piensan que por el hecho de ser profesionales ya tienen su vida resuelta y sin derecho a recibir un mercado del gobierno. En base a lo anterior, Evaristo Rodríguez Gómez, un profesional del derecho oriundo de Bucaramanga, Santander, interpuso una acción de tutela en la cual solicitó el amparo de su derecho y el de sus colegas al trabajo, al mínimo vital y móvil, seguridad social, salud física y mental, la autonomía profesional, aseguró además que: “lo grave de todo esto es que ninguna autoridad del país, y en especial las del poder judicial, han tenido en cuenta la suerte de nuestros derechos fundamentales, que como personas con igual dignidad humana de un operador judicial o servidor público, tenemos los abogados litigantes del país”. Y por lo tanto solicita implementarse de inmediato un plan de contingencia de ayuda económica, de compensación salarial, bonificación, “a efectos de mitigar la afectación de nuestros derechos fundamentales, dado que el futuro es incierto”.

Como podemos observar los estragos del coronavirus en la economía familiar dejara una huella imborrable en los seres humanos y los abogados no serán inmunes a ello, motivo por el cual cada día son más las voces que piden con firmeza el fin del confinamiento y la reactivación económica del país aun cuando los casos aumenten diariamente porque como me dijera una amiga “hasta los cobra diario están mamando con el Covid-19”.

publicidad

publicidad