publicidad

publicidad

La frustrada toma de la upc por el ‘Faraoncito’ y sus compinches

En nuevo capitulo se abrió en torno a la afamada pero polémica Universidad Popular del Cesar, que dejó de ser un claustro educativo donde primaban los intereses por el fortalecimiento educativo, para convertirse en un fortín político que hoy esta en disputa, por un lado el partido de gobierno que desde un principio logró montarse en  la rectoría a través de Darling Guevara, pero que hace algunos meses fue destituida, no obstante el partido Centro democrático logró mantener la universidad en su poder. En la otra orilla está el clan Monsalvo Gnecco, en cabeza del gobernador de turno, Luis Alberto Monsalvo, quien en compañía de dos aliados y a través de una presunta ‘jugarreta’, montaron al que sería el rector de sus afectos.

 Un traidor de Centro

Varias serían las razones de fondo que tendrían, tanto el gobernador Luis Alberto Monsalvo, como el ex rector de la universidad popular del Cesar hoy rector de la Universidad de Santander – UDES, Carlos Darío Morón Cuello, para arrebatarle la UPC al partido de gobierno encabezado en el departamento del Cesar, por Sergio Araujo. El ‘Gober’ estaría buscando recuperar terreno, pues varios fortines políticos del Cesar se los han arrebatado, como fueron entre otros el SENA Y la Corporación Autónoma Regional del Cesar – Corpocesar.

Por su parte, Semanario la calle conoció, que la alianza entre el rector de la UDES, Carlos Morón y el ‘Gober’, se dio después de un roce al interior del centro democrático, a raíz de que Sergio realizó una cena para recibir al presidente Duque en Valledupar y dejó como la ‘guayabera’ a Carlos Morón, es decir no lo invitaron a dicha fiesta, por lo que  decidió armar rancho aparte, en palabras más claras es el hombre se habría declarado en desobediencia civil dentro del partido y estaría hoy haciendo alianzas para montar su propio imperio, fue por eso que inició por hacerse elegir en el Consejo Superior de la UPC, en representación de los exrectores y desde allí vienen los acercamientos con Monsalvo y con otro aliado que consiguieron en el camino, y que al parecer, estaría pendiente de burocracia como  lo es Joaquín ‘Ata’ Manjarrés.

 Un plan fallido

Aunque en los corrillos políticos de Valledupar aseguran que Carlos Morón sería el ideólogo detrás de la toma de la Upc, porque se sintió despreciado por el Centro Democrático, debido a que Morón ha sido un uribista acérrimo así hoy esté navegando en otras aguas, no obstante, otro sector un poco mas sensato, aseguran que es el ‘Gober’, quien está interesado en lo que dijimos líneas arribas, es recuperar algunos de los fortines que perdió durante su ausencia forzosa, cuando la Corte Suprema de Justicia, en primera instancia, lo envió a casa por cárcel, por lo que tuvo que apartarse del cargo.  El clan Monsalvo Gnecco era el amo y señor de varias de las entidades mas representativas del Cesar entre ellas la UPC, hoy en manos de Sergio Araujo y el Centro democrático igual que el SENA Y Corpocesar.

Pero el plan, al parecer, era quedarse con la UPC, sin embrago resultó fallido, pues el mismo Ministerio de Educación lo dejó claro a través de un comunicado emitido el pasado 20 de noviembre, debido a que se habría realizado el día 19 y el mismo 20 unos procedimientos que irían en contra de la normativa del centro educativo.  Según conoció este medio de comunicación de fuentes internas, en la universidad, al parecer, con el beneplácito del ‘Gober’ se habría fraguado un consejo extraordinario, en el cual se buscaba montar un nuevo rector, todo estaba fríamente calculado, pues con los votos de Pamela García, delegada del gobernador Luis Alberto Monsalvo; José Luis Sánchez, secretario General, Carlos Morón, representante de los exrectores y Joaquín Manjarrés, representante del sector productivo, eligieron un rector que solo duró unas horas, pues dentro de las presuntas irregularidades cometidas por estos personajes, estuvo el pasarse por la faja un control de advertencia para que dicha sesión no se llevara a cabo, emitida por la Procuraduría Regional del Cesar.

Ante estas faltas, los miembros del Consejo Superior de la Universidad Popular del Cesar, que participaron en la sesión extraordinaria que se desarrolló el día 19 de noviembre, deberán responder por ello ante el Ministerio de Educación, ya que hicieron caso omiso al control de advertencia para que dicha sesión no se llevara a cabo. 

publicidad

publicidad